Guia Viajes Virtual Venezuela

Guía de Viajes del Estado Zulia

Turismo en el Estado Zulia, Atracivos Turísticos del Estado Zulia, División Político Territorial del Estado Zulia

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Zulia
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Zulia
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Basílica Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá

Basílica Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá

La Basílica Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá es un Majestuoso Templo, de Arquitectura Barroca que alberga uno de los episodios cristianos de mayor significación, el milagro de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá. Su construcción se inició en 1686 sobre la sede del templo de San Juan de Dios. Originalmente recibió el nombre de Iglesia de San Juan de Dios, y fue edificada en el año de 1636, por el entonces presidente del estado Vicente Pérez Soto, a instancias del sacerdote José de Jesús Romero. Inicialmente lo que existía era una choza donde se le rendía culto a San Juan de Dios. Luego se convirtió en ermita y por último se transformó en una capilla de bahareque antes de que fuera construida la estructura actual. En su interior, se puede admirar la tablita con la imagen de la Virgen pintada en óleo, la corona de oro de 18 kilates, y una colección de arte religioso de principios del siglo XIX y mediados del siglo XX.

 

 

Su santidad Benedicto XV en 1917 dio el permiso para la coronación de la virgen de la Chiquinquira y se dio comienzo a la obra de la construcción de la iglesia que se levanta allí hoy. La coronación tuvo lugar el 18 de noviembre de 1942. La corona de la virgen, símbolo del amor y la gratitud de los zulianos a su patrona, es una bella joya hecha en oro y piedras preciosas de gran valor. Todo el oro y las piedras preciosas, fueron regalos de los zulianos creyentes a su virgen, representados en cadenas, medallas, pulseras, etc.

Se encuentra ubicada en la Avenida 12 entre calles 97 y 97ª, final del lado oeste del paseo de la Ciencias, de la ciudad de Maracaibo, capital del estado Zulia.

Dedicada a la Virgen de la Chiquinquirá patrona de este pueblo creyente. Los amantes de arte, la cultura y la fe se conmoverán ante esta imponente iglesia. Cada 18 de noviembre el esplendor y la sencillez contrastan para brindar cobijo religioso a todos para festejar el día de la Santa Patrona. En esta iglesia, llamada cariñosamente “La Chinita”, se llevan a cabo los preciosos actos en honor de la Santa Patrona de la ciudad. De acuerdo con la tradición zuliana, la Chinita, llegó a Maracaibo sobre las olas del lago.

Cuenta la historia que un día del año 1749, una sencilla mujer acababa de lavar su ropa en las orillas del lago de Maracaibo, cuando repentinamente vio flotando una tablita de madera fina, la cual recogió pensando en que le podría ser útil para tapar la tinaja de agua que tenía en el corredor de su casa. A la mañana siguiente, cuando estaba colando el café, la mujer escuchó unos golpes como si alguien estuviera llamando. Fue a ver lo que sucedía y quedó sobrecogida de asombro al ver que la tablita brillaba y que aparecía en ella, la imagen de Nuestra Señora de Chiquinquirá. Por tal motivo, la mujer comenzó a gritar ¡Milagro! ¡Milagro!, por lo que de ahí proviene el nombre de El Milagro a la actual avenida junto al lago, donde estaba la casita de la lavandera.

Cuenta la leyenda, que la Virgen era llevada en hombros por dos hombres elegidos por el propio Gobernador, cuando al doblar una esquina, la imagen se puso tan pesada que impidió seguir moviéndola. Finalmente, después de muchos ruegos al cielo y súplicas a la Virgen, uno de los presentes exclamó: Tal vez la Virgen no quiera ir a la Iglesia Matriz y prefiera la de San Juan de Dios. Según la tradición popular, estas palabras se tomaron como una inspiración divina, ya que, la procesión cambió su rumbo hacia la iglesia de la gente humilde de Maracaibo y la imagen recuperó su peso normal. Es por esto, que desde ese día, la Virgen de la Chiquinquirá, la querida Chinita, protege desde su templo, hoy basílica, al pueblo zuliano.

El 18 de noviembre de cada año se realiza la celebración en honor a la patrona de los marabinos, la Virgen de Nuestra Señora del Rosario de la Chiquinquirá. La víspera del día 18, los devotos entonan cantos a modo de serenata, al ritmo de la gaita y otros estilos musicales a las puertas de la Basílica de la Chiquinquirá. Parte de la tradición consiste en sacar en hombros la imagen de San Benito, y hacerlo bailar al son de los tambores para homenajear a La Chinita. Algunos feligreses llenan el recinto de ofrendas florales, y se dedican a visitar el templo durante toda la noche. Mientras que otros preparan diversos platos típicos en sus hogares, y bailan al ritmo de las gaitas. Justo a la media noche se lanzan espectaculares fuegos artificiales. A partir de ese momento y, hasta las nueve de la mañana, se lleva a cabo una misa cada hora. La procesión de la Virgen conocida como la procesión de la tablita se realiza en la tarde y, posteriormente, se continúan con actividades como corridas de toros, amaneceres gaiteros, el tradicional juego de béisbol y exposiciones agropecuarias e industriales.

Frene la Basílica de encuentra la Plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá, inaugurada el 21 de marzo de 2004, con una magnífica escultura de Virgen de Chiquinquirá mejor conocida como La Chinita, la cual tiene ocho metros de altura, sobre una base de siete metros. El monumento se levantó dónde estaba la casa de María de Cárdenas, la mujer que presenció el milagro de la aparición de la Virgen de Chiquinquirá. La plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá, junto con la Basílica, forma parte de los lugares más visitados por turistas del interior del país y extranjeros.

LaPplaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá es considerada como un templo a cielo abierto. Se trata de una réplica al aire libre de la Basílica. Tiene 1200 metros de largo y 25 metros de ancho, 150 faroles y 2500 especies y Cuenta con siete fuentes.
Está dividida en tres etapas: San Juan de Dios, el Monumento de la Virgen y la de San Sebastián donde hay una réplica del mártir y patrono de la ciudad. Ubaldo Santana, Arzobispo de Maracaibo y Eleuterio Cuevas, párroco de la Basílica, encargaron el proyecto de construcción de la plaza al arquitecto Alí Namazi, quien participó en el diseño y ejecución del Hospital Madre Raffols, la iglesia de San Tarcisio, La plaza de Santa Lucía y el Museo de Dios. Una vez listo el bosquejo, la Arquidiócesis de Maracaibo y el Centro Rafael Urdaneta (CRU), organismo responsable de las obras que se realizan en el casco central, le dieron el visto bueno para iniciar la construcción a finales de 2002. La Gobernación del Zulia, para entonces encabezada por Manuel Rosales y la empresa privada, dieron apoyo financiero a la obra que fue inaugurada dos años más tarde con una celebración con fuegos artificiales, grupos de gaitas, orquesta sinfónica y una gran masa del pueblo zuliano movido por su fe a su patrona.

La Plaza del Rosario de la Virgen de Chiquinquirá es un lugar acorde con la rica historia de la zona y sirve como punto de atracción para los fieles, que junto a la Basílica, contribuyera al fortalecimiento del circuito religioso Catedral-Basílica.
La Plaza es visitada por fieles y turistas, siendo Semana Santa y la Feria de La Chinita las fechas de mayor afluencia. Cuenta con una Brigada Turística que trabaja todos los días, de 8.00 de la mañana a 8.00 de la noche. Todos los jueves el tranvía hace recorridos nocturnos, mientras que los sábados y domingos los recorridos son diurnos. Los domingos en la tarde se presentan actos organizados por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de Maracaibo.

 

 

Custom Search