Guia Viajes Virtual Venezuela

Guía de Viajes del Estado Zulia

Turismo en el Estado Zulia, Atracivos Turísticos del Estado Zulia, División Político Territorial del Estado Zulia

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Zulia
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Zulia
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Personajes Ilustres del Estado Zulia

Personajes Ilustres del Estado Zulia

Rafael Urdaneta: Nació en Maracaibo el 24 de octubre de 1788. Militar y político activo en la guerra de independencia de Venezuela y Colombia. Con el fin de ampliar su formación intelectual viajó a Santa Fe de Bogota en 1804, luego el 20 de julio de 1810 se incorporó al movimiento revolucionario que estalló en Santa Fe en aquella fecha. Bajo las órdenes del capitán Antonio Baraya estuvo en la batalla del Bajo Palacé el 28 de marzo, contra las fuerzas del coronel Miguel Tacón. El 12 de octubre de ese año ascendió a capitán. Estuvo presente en los combates de Palo Blanco, Charalá, Vetaquemada, acciones de guerra civil que sostuvieron los federalistas contra los centralistas. Tomó parte en la Campaña Admirable, combatió en Niquitao bajo las órdenes del coronel José Félix Ribas y en Taguanes con Bolívar. Terminada la campaña se marchó a Puerto Cabello y en combinación con el teniente coronel Atanasio Girardot, peleó contra las fuerzas realistas de aquella plaza. Con Bolívar combatió en la primera batalla de Carabobo y obtenida la victoria se ocupó de perseguir a los vencidos. Luego operó en Santa Fe de Bogotá contra Manuel Bernardo Álvarez en 1814 y como resultado de dicha acción, fue ascendido a general de división en 1815. A comienzos de ese año se fue a combatir en un batallón a la frontera de Cúcuta amenazada por Calzadilla y el teniente coronel Remigio Ramos, siendo derrotado por éste en noviembre de ese año. A comienzos de 1817 se puso a la orden de Simón Bolívar otra vez, y se fue a Guayana. También en 1821condujo desde Maracaibo su división a través de la provincia de Coro, a la cual liberó. En 1822 fue ascendido a general en jefe y se casa con Dolores Vargas París y Ricaurte. Ejerció la presidencia del senado de Colombia, el gobierno en el departamento del Zulia y se desempeño en la cartera de Guerra y Marina. Después fijó residencia en Coro, y se entrego a las faenas del campo. Participó de un modo destacado en la repartición de los restos de Simón Bolívar. Murió en París el 23 de agosto de 1845. Sus restos reposan en el PanteónNacional desde el 16 de mayo de 1876.

 

 

Rafael María Baralt: fue un escritor, periodista, historiador, filólogo, crítico y poeta venezolano nacido en Maracaibo, Estado Zulia, el 3 de julio de 1810. Estudió latín y filosofía en la Universidad de Bogotá donde se graduó en 1830. Desde entonces tomó parte en la política y la milicia en Venezuela; participó en las acciones contra los Reformistas en 1835, siendo ascendido a capitán de artillería. Luego ocupó un cargo en el Ministerio de Guerra. En 1840 viajó a París para editar su Resumen de la Historia de Venezuela y Diccionario de Galicismos. El 13 de septiembre de 1841 se va definitivamente de Venezuela. Primero va a Londres y luego se radica en España, donde se compenetra con los círculos literarios de Sevilla y de Madrid. Allí realizó abundantes obras literarias. Su Oda Adiós a la patria es de una impresionante riqueza poética También ocupó importantes cargos en el Reino, como Director de la Gaceta de la Corona, Administrador de la Imprenta Nacional. Fue el primer hispanoamericano en ser elegido individuo de Número de la Real Academia de la Lengua. Murió el 4 de enero de 1860 en Madrid, España.

El Cacique Mara: Este cacique de trato firme y autoritario, asumía toda la figura autocrática de quien gobierna asistido por poderes sobrenaturales. Fue caudillo de una vasta región occidental que se extendía desde las orillas del lago conocido como Maracaibo y el río Magdalena, en el límite con lo que hoy día es Cartagena. Los fieros indios motilones conocieron las incursiones de este cacique que consiguió someter a muchas tribus de la región, con las cuales hizo frente al invasor. Perfecto conocedor de la geografía guajira, Mara consiguió ejercer una prolongada resistencia al invasor español. Muere luchando contra un capitán español, que lo captura malherido y lo deja sumirse en su agonía, tratando de negociarle un trato de libertad a cambio de su riqueza. A la muerte de Mara no le sucede ningún otro cacique de su talla, por lo que la región fue prácticamente pacificada. La fábula sobre el Indio Mara (quien vivió en la Isla de Providencia), según la cual, al caer herido en fiera batalla, un soldado español exclamó "Mara cayó. Mara cayó" y que por distorsión fonética dio origen a la palabra Maracaibo, es sólo una leyenda. Sin embargo, sea leyenda o realidad, este personaje ha formado parte del acervo heroico del pueblo zuliano.

Alonso de Ojeda: Nació en Cuenca, España, en 1470. Descubrió el Golfo de Venezuela y el Lago de Maracaibo. Es considerado el descubridor más importante después de Colón y el primer conquistador. Fue Gobernador de Coquivacoa, primera provincia creada en tierra firme. Ojeda se casó con la hija de un cacique de la región que fue bautizada con el nombre de Isabel, y con quien procreó tres hijos legítimos. Históricamente representan los primeros mestizos legitimados de origen latinoamericano. Perteneció a una distinguida familia de la comarca de Onia. En su juventud estuvo al servicio como paje del duque de Medinaceli y fue protegido del obispo de Burgos y posteriormente del Patriarca de las Indias Juan Rodríguez de Fonseca. En septiembre de 1493, gracias a Rodríguez de Fonseca, se embarcó con Cristóbal Colón en su segundo viaje a América, llegando a la isla de La Española. En enero de 1494, Colón le encargó que buscara algunos tripulantes extraviados en el territorio de la isla. Pudo adentrarse con sólo quince hombres en la región del Cibao, donde dominaba el aguerrido cacique caribe llamado Caonabó. Era Cibao, zona rica en minas de oro y Ojeda regresó a La Isabela para informar al Almirante, aquejado allí de unas fiebres. Colón partió para aquellas tierras en marzo de 1494 e hizo fundar el fuerte de Santo Tomás, del que nombró por alcaide a Ojeda.

Viajes realizados por Alonso de Ojeda: De regreso a España, capituló con los Reyes Católicos sin permiso de Colón y zarpó en una expedición el 18 de mayo de 1499, en asociación con el piloto y cartógrafo Juan de la Cosa y el navegante italiano Américo Vespucio. Cabe destacar que este fue el primero de la serie de "viajes menores" o "viajes andaluces" que se realizarían hacia el Nuevo Mundo. Recorriendo el litoral occidental de África hasta Cabo Verde, tomó el mismo rumbo que realizó Colón un año antes en el tercer viaje, pero en dirección suroeste. Sin embargo, Vespucio decidió separarse de la flota y seguir su propio rumbo más al sur, hacia Brasil. La flota de De Ojeda llegó a las bocas de los ríos Esequibo y Orinoco, así como al golfo de Paria, incluyendo las penínsulas de Paria y Araya, y a las islas de Trinidad y Margarita; continuando a lo largo de la tierra firme -en busca siempre de un pasaje hacia India- posteriormente recorrió la Península de Paraguaná y después avistó la isla Curaçao, a la cual llamó isla de los Gigantes porque creyó haber observado allí a indígenas de gran estatura; luego visitó la isla Aruba y también la isla de Los Frailes. También recorrió una parte de la Península de la Guajira y Maracaibo y se adentró en un golfo al que llamó Venezuela o Pequeña Venecia, pues habían poblaciones en el fondo del golfo cuyas casas estaban construidas con troncos sobre el agua que se asemejaban a la ciudad de Venecia; aunque otra fuente indica que los propios indígenas ya llamaban al poblado Veniçuela. Así mismo, logró ver la entrada del lago de Maracaibo, a la cual llamó San Bartolomé por haberla descubierto el día 24 de agosto de 1499, día de San Bartolomé, apóstol. También llegó a alcanzar el Cabo de la Vela en la península de la Guajira, al que llamó Coquibacoa. Pocos días después, la expedición partió del cabo de la Vela a La Española con algunas perlas obtenidas en Paria, algo de oro y varios esclavos. La escasez de bienes y esclavos transportados resultó en un rendimiento económico escaso, pero la importancia de este viaje radica en que fue el primer recorrido detallado y total hecho por los españoles de las costas de Venezuela, debido al cual De Ojeda goza del crédito de haber reconocido por vez primera toda la costa venezolana. La expedición dio también a Juan de la Cosa la oportunidad de trazar el primer mapa conocido de la actual Venezuela, además de ser el primer viaje que hizo Vespucio al Nuevo Mundo. Sin embargo, cuando llegó la expedición a La Española el 5 de septiembre, fue mal recibida por seguidores de Colón quienes estaban enojados porque De Ojeda no tenía derecho de explorar tierras descubiertas por Colón sin su autorización. Esto produjo reyertas y peleas entre ambos grupos, dejando algunos muertos y heridos; así tuvo que regresar a Cádiz con pocas riquezas, pero con muchos indígenas. La fecha de regreso es discutida: tradicionalmente se afirmaba que volvieron en junio de 1500 pero el historiador Demetrio Ramos ha señalado una fecha mucho más temprana, hacia noviembre de 1499.

Ambrosio Alfinger: Nació en 1500? en Ulm. La familia Ehinger se asoció en 1517 con los Welser, lo que llevó a Ambrosio a estar vinculado a España desde joven, cuando fue enviado por los Welser como factor de la casa de Sevilla. El rey de España, Carlos I, permitió que la Casa Welser explorara el territorio de la costa norte de Venezuela, puesto que la Corona tenía deudas pendientes con dicha empresa. Enrique, el hermano de Ambrosio, firmó en 1528 un acuerdo con Carlos I para poblar algunas regiones de América del Sur. Ambrosio, que se encontraba en la isla de La Española desde 1526 como representante comercial de los Welser, salió de allí tras obtener el cargo de gobernador y capitán general de la recién creada Provincia de Venezuela, donde llegó en marzo de 1529. Se instaló en Santa Ana de Coro, única posesión europea en más de 2000 km de costa venezolana, donde no vivía ninguna población considerable de nativos. La escasa mano de obra le hace dudar en su intención de internarse en el continente, pero los rumores sobre El Dorado le impulsan al fin a abandonar la ciudad, acompañado de 200 alemanes y españoles y de cerca de 1000 esclavos. Su recorrido le llevó a fundar un pueblo que se toma como origen de la ciudad de Maracaibo y a explorar el lago del mismo nombre en el transcurso de ese año. En 1530 se convierte en el primer conquistador en llegar a las tierras de lo que actualmente son Departamento de Cesar y Norte de Santander (Colombia). Invadió el valle de Upar, encontrando bastante resistencia indígena, y llegó hasta la sabana de Los Caracoles, donde hoy se asienta Bucaramanga, a finales de 1532. La travésía fue penosa, muriendo cientos de los miembros de la expedición, que le llevó hasta el río Magdalena. Sin embargo Alfinger logró reunir un botín de relativo valor, lo que sumado a la hostilidad de los nativos le hizo emprender el camino de vuelta a Santa Ana de Coro para salvaguardar lo recolectado. Pero nunca regresó a la ciudad. Ambrosio Alfinger murió en mayo de 1533 en el territorio de lo que hoy es Chinácota, entre Pamplona y Cúcuta, a manos de los indios chitareros y tras cuatro días de agonía, causada por una flecha que le atravesó la garganta. Su expedición sólo puede considerarse como conquistadora y no como colonizadora, ya que a pesar de que el contrato de los Welser con la corona estipulaba la fundación de nuevas ciudades y centros militares, la motivación de los Welser y por lo tanto de Alfinger no era otra que la de comerciar y reunir riquezas.

La Princesa Zulia: Zulia correspondió a la identidad de una princesa de nación motilona, hija del Cacique Cinera que gobernaba una extensa región que abarcaba las geografías de los actuales municipios de Arboledas, Cucutilla, Salazar, San José de la Montaña, Gramalote del Departamento Norte de Santander, en Colombia. En esas tierras habitaban parcialidades indígenas que se distinguían con los nombres de Balagáes, Rábicas, Ikotas, Mogarontos, Iskatóques y Mutiscuas. La princesa Zulia era muy conocida entre los pueblos aborígenes de la región, por la elegancia de sus formas y la belleza física y espiritual que adornaba su persona. Nada tiene de raro esa belleza, pues los europeos que llegaron con Alonso de Ojeda en 1499 y los que vinieron con Ambrosio Alfínger en el año 1529, afirmaron que las hembras de la cuenca lacustre eran las más hermosas mujeres que habían visto en su vidas. Los antiguos cronistas nos dicen que Zulia era de estatura de gran esbeltez y su cintura cimbreaba como el tallo de las palmeras de su tierra al ser acariciadas por el viento. Pero dicen también que era una mujer de temple formidable y de un valor a toda prueba. Según cuenta la leyenda, Zulia, de probable origen motilón, se casó con Guaimaral, hijo de un famoso cacique. Ambos lucharon contra los españoles y cuando ésta murió en un enfrentamiento, su esposo, en su dolor, mientras caminaba, bautizaba ríos, pueblos y regiones con el nombre de su amada. Zulia... Zulia... Zulia.

Humberto Fernández Morán (1924- 1999): Nació en la Parroquia Potreritos-Municipio La Cañada de Urdaneta, el 18 de febrero de 1924, murió en Estocolmo, Suecia, 17 de marzo de 1999. Fue un reconocido científico venezolano. Estudió medicina en la Universidad de Múnich donde se graduó Summa cum Laude en 1944. Médico investigador, físico, creador del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC), inventor del bisturí de diamante, investigador del programa "Apolo" de la NASA. Políglota, erudito. Se trata del científico más destacado de toda la historia de Venezuela. Orgullo del Zulia.

Se casó con una mujer de origen sueco con la cual tuvo dos hijas. Contribuyó al desarrollo del microscopio electrónico y fue la primera persona en introducir el concepto de crioultramicrotomía. Trabajó en el área de criosmicroscopía electrónica, en el uso de lentes superconductores y helio líquido en los microscopios electrónicos. Fue inventor del bisturí de diamante y sus aplicaciones para cortes ultrafinos en tejidos biológicos y metales, por el cual recibe el premio John Scott en 1967. Ayudó en la mejora de los ultramicrotomos. Fue el fundador del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (IVNIC), el cual se convirtió en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas [IVIC] desde 1959, donde se crea la Biblioteca Científica de Latinoamérica y se instala el primer reactor nuclear de Latinoamérica. Creador de la Cátedra de Biofísica de la Universidad Central de Venezuela. Fue Ministro de Educación al final del gobierno de Marcos Pérez Jiménez, por lo cual se vio forzado a salir de Venezuela en 1958. Durante su exilio trabajó en la NASA durante el programa Apollo, y dio clases en diferentes Universidades, como la Universidad de Chicago, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Estocolmo.En 1959 contribuyó al uso de la crio-fijación y técnicas de preparación de baja temperatura usando helio II aplicándolas al estudio de la ultraestructura de tejidos. En 1960 propuso por vez primera observar directamente muestras hidratadas congeladas (“frozen-hydrated”), construyendo el primer crio-microscopio electrónico y el primer crio-portamuestra, con lo que introduce el concepto de Crio-microscopía electrónica. En Estados Unidos se le propuso ser nominado al Premio Nobel, lo cual rechazó, ya que para ser nominado, tenía que aceptar también la ciudadanía estadounidense, a la cual se negó dado que él quería mantener su nacionalidad venezolana. El 19 de febrero de 2009 el Concejo del Municipio Libertador de Caracas aprobó la creación del Premio Municipal de Ciencia, Tecnología e Innovación Dr. Humberto Fernández Morán, en homenaje al destacado científico venezolano. En Marzo de ese mismo año el Consejo Legislativo del Estado Zulia aprobó la creación del premio Estadal de Medicina "Dr. Humberto Fernández Morán". Su esposa Anna Browallius era de nacionalidad sueca y juntos tuvieron 2 hijas, Brigida Elena y Veronica. El cuerpo del Dr. Humberto Fernández Morán fue cremado y sus cenizas descansan hoy en su segundo hogar, Estocolmo, Suecia.

José Antonio Chávez, músico y jurista: Nació en Los Puertos de Altagracia el 24 de septiembre de 1854. Su obra máxima, según algunos autores, es el himno del Estado Zulia. Se le recuerda como un destacado músico y jurista. Realizó sus estudios con el maestro don Ramón García Oliveros. Posteriormente se trasladó a Maracaibo, donde continuó sus estudios de Educación Superior en el Colegio Federal del Estado Zulia. Se doctoró en Ciencias Políticas en la Universidad Central de Venezuela en 1878. Ejerció como abogado y ocupó cargos de juez y presidente de la Corte Suprema de Justicia. También fue rector de la Universidad del Zulia y dictó clases en escuelas y liceos.

Gabriel Bracho, artista plástico: Artista plástico nacido en Los Puertos de Altagracia el 25 de mayo de 1915. En el año 1930 inició sus estudios en el Círculo Artístico de Zulia, en la especialidad de dibujo y modelado, bajo la tutela del profesor Neptalí Rincón Urdaneta. Una de sus obras de este período es el retrato de Simón Bolívar, actualmente resguardado en el Museo Centro Histórico. Fue caricaturista del semanario Fantoches, al tiempo que cursaba estudios en la escuela de Artes plásticas Julio Arraga. En un principio la obra de Bracho estuvo influenciada por el impresionismo, el expresionismo y el cubismo. Más adelante en su carrera lograría crear su estilo particular en su trabajo. Desde 1939 hasta 1942 estudió en Santiago de Chile, en la Escuela de Artes Aplicadas, período en que el factor político cobraría mayor significación en su obra y su vida. En 1940 recibió la Mención de Honor en el Salón Oficial de Santiago de Chile. A partir de 1943 comenzó su travesía por varios países, entre los que destacan Estados Unidos, Chile, Bolivia, Argentina, Uruguay e Italia, países donde quedó una muestra de su obra creativa. En 1949 se residenció en París. A su regreso en Caracas en 1950 expuso en el Museo de Bellas Artes de Caracas. Años más tarde viajó a México donde compartió experiencias con los artistas Diego Rivera y David Alfaro Siqueiros, entre otros. En 1958, luego de su regreso al país, creó junto a otros artistas plásticos el Grupo Paracotos y el Taller de Arte Realista, el cual se fue difundiendo por toda Venezuela gracias a la participación e incorporación de artistas, quienes formaban núcleos en ciudades del interior del país. En 1960 realizó el mural Cuba, en la Casa de las Américas de La Habana. En 1980 se publicó en Moscú el libro Gabriel Bracho, de la autora Natalia Schelechneva. Hizo murales en edificios públicos de Caracas, así como exposiciones en museos de esta ciudad. En 1986 recibió el premio Armando Reverón, año en el que expuso en la Galería de Arte Nacional. En 1994 recibió el Premio Nacional de Artes Plásticas en Caracas. Se le considera el padre del realismo social venezolano y en su obra prevalecen las temáticas históricas, sociales, culturales, luchas laborales y religiosas. Murió en Caracas el 6 de marzo de 1995.

Padre Lisandro Puche García: Nació el 10 de diciembre de 1900 y desplegó una incansable labor espiritual y socio cultural en la comunidad. Proveniente de un hogar humilde que ocupaba un sitial de respeto en la sociedad altagraciana, sus primeras enseñanzas las recibe del maestro Ramón García Olivero y su vocación sacerdotal se inició como monaguillo del presbítero Rodolfo Bohórquez, quien administró la parroquia desde 1909 hasta 1920. En 1924 ingresó al seminario menor Santo Tomás de Aquino de Maracaibo y luego cursó estudios superiores en el seminario mayor interdiocesano Santa Rosa de Lima de Caracas, del cual egresa en 1933. En Maracaibo recibió la orden sacerdotal, oficiando su primera misa en la Iglesia Nuestra Señora de Altagracia. Fue cura párroco en la Villa del Rosario de Perijá y de la parroquia El Carmelo de Urdaneta. En 1950 Es designado obispo del Zulia y en 1964 capellán de la cárcel en Maracaibo y del Colegio La Epifania. Murió el 31 de julio de 1975, causando gran dolor entre los feligreses.

Manuel Belloso: Nació el 17 de octubre de 1882 en Los Puertos de Altagracia, fue quien donó la mansión donde funciona el Museo Histórico de Los Puertos de Altagracia. Fue el fundador del museo que ahora es administrado por la Fundación Belloso, el 26 de julio de 1964. Se destacó en las actividades comerciales e industriales que emprendió. Falleció en 1971.

Nelson Padrón, Artista Plástico: Nació el 12 de octubre de 1935 en Los Puertos de Altagracia. Desde temprana edad sintió inclinación por la pintura, aprovechando cualquier tipo de recursos que tuviera a su disposición para expresar su arte. Posteriormente incursionó en la escultura, utilizando cemento, yeso, cartón y otros productos reciclados para hacer sus figuras. Su condición polifacética y habilidad artística lo llevó también a escribir versos y cuentos, teniendo como motivo principal en sus obras el quehacer del pueblo. Guarda una colección de arte que contiene pinturas, lámparas, discos antiguos, libros, muñecas y otras reliquias dignas de admiración. Todos los objetos que allí se encuentran han sido intervenidos y modificados por el pintor.

José Padrón Olivares: Nació el 27 de enero de 1789 en Los Puertos de Altagracia. Participó en la Batalla Naval del Lago, acción que le valió el reconocimiento de Simón Bolívar y José María Vargas. En el año 1811 fue segundo piloto de la Armada que tuvo por principal asiento el Apostadero de La Habana. En 1813 visitó España donde contrajo matrimonio. El 28 de enero de 1821 declaró Maracaibo su incorporación a la República. Fue puesto preso por Morales, quien lo recluyó en La Guaira y de donde salió meses después. Luego de firmada la capitulación de Morales, recibió el encargo de conducir a Cuba a los vencidos que quisiesen salir de la plaza rendida. Meses después luchó con Páez en el asedio de Puerto Cabello con su acostumbrado valor, siendo condecorado por Bolívar con la estrella de los liberadores. Vargas le concedió más tarde el ascenso a capitán de navío. Murió desterrado el 21 de julio de 1849.

Juan Pacheco Maldonado (primer héroe criollo): Hijo del refundador de Maracaibo Alonso Pacheco, Juan nació en Trujillo (Venezuela) y es uno de los primeros criollos que realizó una actuación de méritos en la conquista del territorio. Durante una campaña pacificadora de seis meses de duración, acabó con la amenaza que representaba las concentraciones de los indios en el Lago y en la entrada a la barra de Maracaibo. Fue uno de los primeros conquistadores nacido en Venezuela, hombre de reconocida valentía y un aventurero incansable, quien ganó el cargo por sus servicios prestados a la corona en su lucha incesante contra los indios aguerridos del norte del lago de Maracaibo, los zaparas, adiles, toas, anzales, arubas, barautes, quiriquires y otros, hasta lograr la pacificación del territorio y someter a todas estas tribus. Maldonado asumió el poder de su gobernación en 1625. Durante años estuvo recorriendo el amplio territorio fundando pueblos, repartiendo las tierras, mejorando los caminos y resolviendo toda clase de asuntos legales de los infinitos pleitos en su jurisdicción. Fue el responsable de la muerte del cacique Nigale.

El Cacique Nigale: Bravo cacique de la isla Zapara, último de la resistencia a la colonización española. nació hacia el año 1577 en la Isla de Zapara, ubicada en la entrada de la Barra del Lago de Maracaibo, cuyos habitantes ancestrales pertenecían a la etnia Añú, conformada por la tribus de su mismo nombre (los Zapara). Sus actividades de subsistencia giraban principalmente en torno a la pesca y el comercio de sal, y por ser diestros conocedores de las entradas y canales de la barra, fueron utilizados como pajes o prácticos por las embarcaciones españolas para evitar el encallamiento; esta labor realizada por la gente de su tribu también fue llevada a cabo por Nigale y le permitió conocer a los españoles, dominar su idioma y ser paje del fundador de Ciudad Rodrigo de Maracaibo (segundo repoblamiento de Maracaibo 1569 – 1573), Alonso Pacheco, de quien fue esclavo junto a otros de su etnia. Es bueno acotar que estos aborígenes también realizaban intercambios o trueques con las demás tribus de la Cuenca del Lago, incluso con la propia Nueva Zamora de Maracaibo (Nueva Zamora fue fundada por Pedro Maldonado en 1574, siendo el tercer repoblamiento de Maracaibo), ciudad que tuvo que enfrentar a la rebelión iniciada por los Zapara, y que Nigale, una vez que logró fugarse de su “amo” organizó y dirigió motivado por el vejamen y explotación de los españoles para con su pueblo y los de la cuenca, y el despojo de sus territorios ancestrales. Nigale logró que a esta insurrección se plegaran gran parte de los grupos indígenas de la cuenca, junto a los cuales inició una escalada de ataques que acarrearon graves dificultades para el aprovisionamiento español. De manera específica, las hostilidades comenzaron en 1598 cuando, una vez convertido en “Señor de la Laguna”, Nigale al mando de los Zapara atacó y asalto los buques y fragatas europeas durante el paso de la Barra de Maracaibo, lo que imposibilitó el trafico y comercio a Nueva Zamora, Gibraltar y demás pueblos circundantes y relacionados con el Lago de Maracaibo, como Mérida, Trujillo, Barinas y Guanare.

Levi Parra: Nació en isla de Toas en 1903. Se destacó como compositor de bambucos y décimas, navegante y poeta. Entre sus composiciones más conocidas se encuentran Cinco Años, escrita en la isla de Aruba e isla de Toas, escrita en la Cárcel Modelo de Maracaibo, composición interpretada por Víctor Alvarado, así como otras de sus creaciones que han sido interpretadas por personajes de gran importancia en el mundo musical, como Mario Suárez, Lila Morillo y Julio Jaramillo. Murió en la ciudad de Maracaibo, el 21 de noviembre de 1961. Como evidencia existencial del personaje los miembros de la comunidad cuentan con una fotografía original que se encuentra en manos de Duardo Molero, que tiene más de 50 años, representando a la vez, parte del patrimonio histórico de Levi Parra.

Luis Oquendo: Nació en isla de Toas en 1902. Cursó estudios primarios en su misma tierra natal, siendo su maestro Octavio César González, los estudios secundarios los realizó en la ciudad de Maracaibo, por no existir un liceo en la población isleña. En 1931 se trasladó a los Andes para realizar sus estudios universitarios, donde recibe en 1936 el título de doctor en Ciencias Políticas. Desde su época de estudiante se destacó por su notable inteligencia, mostró sus condiciones de escritor y educador escribiendo textos didácticos, ensayos biográficos y prólogos como se demuestra en el Tratado de Aritmética, en el prólogo del Manual de Instrucción Moral y Cívica de Rafael Montiel González y el ensayo biográfico de Marcial Hernández. Llegó a ocupar importantes cargos como secretario de gobierno del Zulia, la Procuraduría del estado Zulia, director de Cooperativas del Ministerio del Trabajo. Es considerado dentro de la comunidad como un ciudadano ejemplar, un luchador social y dirigente comunitario.

Hugo Espina: Nació en Isla de Toas en 1948. Hizo sus estudios primarios en la Escuela Unitaria de la isla, culminando con éxito en el grupo del doctor Luis Oquendo. Estudió dibujo y pintura en la Academia Americana en la ciudad de Caracas y estética del retrato en Foto Taller Leonor de Maracaibo. Entre sus obras se mencionan el cuadro al óleo de Simón Bolívar, donado a la Escuela Nacional Las Playitas, La flagelación del Señor, expuesto en la casa parroquial de isla de Toas, cuadro pedestre al óleo del padre Francisco Sánchez Carracedo, colocado en su mausoleo y otras obras que se encuentran dispersas por todo el territorio nacional, muy especialmente en la región andina. Es considerado un baluarte de la comunidad por ser uno de los pintores más destacados del municipio, dando a conocerlo en los diferentes estados del territorio nacional.

Alonso Pacheco Jiménez: en 1569, cuarenta años después de la primera fundación, Maracaibo fue fundada de nuevo por Alonso Pacheco, con el nombre de Ciudad Rodrigo. Pacheco había nacido en Ciudad Rodrigo, España y se desempeñó como Teniente de Gobernador y Justicia Mayor de la ciudad de Trujillo, Venezuela.

Pedro de Maldonado: El Gobernador Diego de Mazariegos (originario de la ciudad de Zamora) no estuvo conforme con la despoblación de Ciudad Rodrigo y envió al capitán Pedro de Maldonado a repoblar el sitio. Maldonado fundó en 1574 la definitiva Nueva Zamora del Lago de Maracaibo.

Rodrigo de Argüelles: Entre los treinta y cinco hombres que acompañaron a Pedro de Maldonado se encontraba el capitán Rodrigo de Argüelles, oriundo de la provincia de León y verdadero poblador de Maracaibo. Junto con Gaspar de Párraga fue autor de la Descripción de la ciudad de Nueva Zamora y términos de la Laguna de Maracaibo, el primero y más valioso documento histórico que describió la ciudad de Maracaibo en 1579.

La familia Ortiz del Basto: Don Francisco Ortiz y Doña Inés del Basto, acaudalados agricultores procedentes de la vieja Castilla, llegaron a la Nueva Zamora de la Laguna de Maracaibo alrededor del año 1600. Fueron los primeros grandes benefactores de Maracaibo. Construyeron la ermita de Santa Ana y el Hospital (hoy Central Urquinaona).

Jorge Madureira Ferreira: Primer Gobernador de la provincia de (Mérida de Maracaibo).

José Domingo Rus (1768-1835): Maracaibero fiel a la monarquía española, pero considerado como el primer gran analista de la región zuliana y partidario de la autonomía.

Francisco Javier Pirela (1770-1821): Subteniente de la milicia de pardos, natural de Maracaibo. En 1779, lideró una conspiración (frustrada) contra el gobierno español.

Joaquín Primo de Rivera: El Gobernador más progresista en tiempos de la Colonia. A Él se debió el inicio de la industrialización del Zulia. Sus restos reposan en la ermita de Santa Ana.

José Rafael de las Heras (1788-1822): Héroe que participó en la batalla de Juana de Ávila donde perdió la vida. Natural de Cuba.

Ana María Campos (1796-1828): Nacida en Los Puertos de Altagracia, luchó contra el último Gobernador español Francisco Tomás Morales, de quien predijo "si no capitula monda", por lo cual fue detenida y azotada en la vía pública montada sobre un asno que recorrió las calles.

Fernando de Miyares (1798-1813): Nacido en Cuba, gobernó a Maracaibo durante 15 años. Fue muy querido y respetado. Su esposa doña Inés fue nodriza del Libertador.

Blas Valbuena (1815-1889): Médico, iniciador de los estudios de matemática en el Zulia.

Francisco Delgado: Como Gobernador encargado (realista) declaró la independencia de la provincia y su anexión a la Gran Colombia en la gloriosa fecha del 28 de enero de 1821, conocida como "Pronunciamiento de Maracaibo".

José Padilla y Manuel Manrique: Triunfadores de la Batalla Naval de Maracaibo. Padilla fue un patriota neogranadino (comandante de la escuadra) que junto con el venezolano Manrique (jefe de operaciones) triunfaron en la Batalla Naval.

Francisco Tomás Morales: Militar realista que llegó a ser Mariscal de Campo. Último Capitán General de Venezuela. Capituló en la "Casa de la Capitulación", también conocida como Casa de Morales.

José‚ Ramón Yépez (1822-1881): Poeta llamado El Cisne del Lago, General de Brigada, Ministro de la Marina de Guerra, diputado al Congreso. Perteneció a la primera generación romántica venezolana.

Jorge Sutherland (1825-1873): Caudillo maracaibero, presidente del Estado Soberano del Zulia. Junto con Venancio Pulgar promovió la adhesión zuliana al movimiento federal.

Gregorio Fidel Méndez (1832-1893): Nació en Caracas pero fijó su residencia en Maracaibo su "patria adoptiva". Uno de los más polifacéticos "hombres universales" habidos en el Zulia. Fue ingeniero y fundador de la Escuela de Ingeniería, médico, profesor de Medicina en la Universidad del Zulia, licenciado en Filosofía, doctor en Ciencias Políticas y Sociales, profesor de la Escuela de Derecho. Gobernador, fundador del Banco de Maracaibo. Dominaba el inglés, el francés, el alemán y el sánscrito.

Manuel Dagnino (1834-1901): Nació en Génova, vivió en Maracaibo desde los ocho años de edad. Una de las figuras más importantes de la medicina zuliana. Fundador del Hospital Chiquinquirá. Dejó una extensa obra literaria: narrativa, ensayos, teatro, biografía e historiografía.

Venancio Pulgar (1837- 1897): El más controversial caudillo zuliano. Militar, político y diplomático partidario de la independencia del Zulia.

Francisco Eugenio Bustamante (1839-1921): Nacido en el estado Falcón pero FUE criado en Maracaibo. Fundador de la cirugía abdominal en Venezuela, polémico positivista, darvinista, rector de la Universidad del Zulia, escritor, político, ministro. Cultivó la literatura y la oratoria.

Ildefonso Vázquez (1840-1920): Médico, escritor que se distinguió como poeta prolífero (más de 20.000 sonetos).

Jesús Portillo (1844-1889): Connotado abogado, juez, educador, periodista, parlamentario y escritor.

Francisco Ochoa (1849-1907): Abogado, escritor, destacado hombre público. Primer rector de la recién fundada Universidad del Zulia.

Octavio Hernández (1856-1925): Erudito, docente, periodista y escritor.

Christian Witzke (1856-1921): Empresario y comerciante danés, gran bolivariano. Fundador y presidente del Club del Comercio, y de la Cámara de Comercio. Promotor del Ferrocarril del Táchira, del alumbrado eléctrico de Maracaibo y del Banco de Maracaibo. Miembro de la Junta de Beneficencia y del Lazareto. Fundador del Museo Bolivariano de Caracas.

Pedro Guzmán (1860-1947): Abogado, escritor y periodista. Autor de la primera historia documental del Zulia desde sus orígenes hasta 1872

Julia Añez Gabaldón (1865-1886): Educadora, escritora, cuentista. Pionera de la voz de la mujer en la literatura del siglo XIX. La primera mujer zuliana en editar un libro de cuentos y en publicar obras teatrales y ensayos en revistas y periódicos tanto locales como del exterior.

Hermócrates Parra (1868-1960): Natural de Perijá. Uno de los primeros ingenieros del Zulia. Constructor del tranvía de Bella Vista.

Udón Pérez (1871-1926): Nace el 6 de marzo en Maracaibo el más reconocido representante del nativismo poético. Este instruido y culto personaje (quien estudió Medicina y Derecho) solía decir que no aspiraba a ser "doctor", sino "docto" por eso no recibió los títulos respectivos.

Julio Árraga (1872-1928): Artista visual, considerado el más importante pintor de su tiempo.

Adolfo D`empaire (1873-1947): Uno de los más importantes médicos de la época. Docente, periodista y escritor.

Marcial Hernández (1874-1921): Médico, periodista, escritor y literato. Con el cierre de LUZ dictaminó la famosa frase: El Zulia entre la noche relampaguea.

Elías Sánchez Rubio (1880-1927): Periodista, cuentista, dramaturgo y poeta.

Elías Sánchez Rubio (1881-1927): Periodista, poeta, narrador, dramaturgo, crítico literario, humorista y cronista.

Juan Besson (1881-1951): Periodista, escritor, máximo historiador de la región con su obra en cinco tomos Historia del Estado Zulia.

Jesús Semprúm (1882-1931): Médico, periodista, escritor, considerado como el crítico literario más importante de Venezuela.

Néstor Luís Pérez (1882-1949): Abogado, político, escritor. Logró el Proyecto de Ley de Hidrocarburos. Levantó la primera carta geológica de Venezuela, realizó el primer censo económico, creó la Dirección General de Estadística, el Servicio Técnico de Mineralogía y la primera Ley sobre Turismo.

Lucila Luciani de Pérez Díaz (1882-1971): Ensayista, pianista e historiadora. Llegó a ser Directora de la Biblioteca Nacional en Caracas y la primera mujer que ingresó a la Academia Nacional de la Historia.

Vincencio Pérez Soto (1883-1955): Progresista presidente del estado Zulia (nació en el estado Lara), probablemente el gobernante de la Época (1926-1935) más comprometido con el progreso del Zulia.

Ramiro Nava (1887-1959): Visionario utópico. Abogado, economista, ingeniero, político, pintor y escritor. Autor de la frase "sembrar el petróleo".

Jesús Enrique Lossada (1892-1948): Abogado, docente, poeta, cuentista, crítico literario, ensayista, dramaturgo, parlamentario, periodista, profesor, rector de la Universidad del Zulia, y una de las personalidades más destacadas de la Maracaibo cultural de todos los tiempos.

Héctor Cuenca (1897-1961): Abogado, odontólogo, político, diplomático, escritor y docente. Como Presidente del Estado elabora el primer proyecto de urbanismo de la ciudad.

Armando Molero (1899-1971): El "cantor de todos los tiempos", autor de "El Cocotero". El más grande cantautor de Maracaibo.

Irene Levandowsky (1904- 1998): Nacida en Rusia, radicada en Maracaibo en 1950. Pionera de la enseñanza de la danza en Maracaibo.

Fernando Guerrero Matheus (1904-1986): Nació en Betijoque. Escritor, periodista, historiador cronista de la ciudad. Su obra es fuente de consulta obligada para cualquier estudio sobre el Zulia.

Carlos Ramírez Mac Gregor (1906-1975): Abogado, político, diplomático, periodista. Primer Inspector del Trabajo en el Zulia, autor del primer trabajo sobre las condiciones de vida de los trabajadores petroleros, firmó el primer contrato colectivo de Venezuela. Copropietario del diario Panorama, fundador de la revista Momento.

Mercedes Bermúdez de Belloso (1915-2000): Nació en Ciudad Bolívar, radicada en Maracaibo desde 1935. Polifacética escritora de oficio, poetisa, ensayista, escritora de obras de teatro.

Graciela Rincón Calcaño (1904- 1987): Brillante escritora. Diplomática, poetisa y autora dramática, esforzada luchadora por los derechos de la mujer. Autora de la letra al himno de la Virgen de Chiquinquirá.

María Calcaño (1906-1956): Prima hermana de Graciela. Escritora (poetisa y narradora); como poetisa de vanguardia, fue una rebelde para sus tiempos. Hoy en día se está reivindicando su obra. La Biblioteca del Estado lleva su nombre.

Ricardo Aguirre (1939-1969): El "Monumental de la gaita zuliana".

 

 

Custom Search