Guia Viajes Virtual Venezuela

Guía de Viajes de Venezuela
Turismo en Venezuela

Atracivos Turísticos de Venezuela, División Político Territorial de Venezuela

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en Venezuela
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en Venezuela
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Celebración de la Semana Santa en Venezuela

Semana Santa en Venezuela

La Semana Santa es la conmemoración anual en que el calendario cristiano conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas. Da comienzo el Domingo de Ramos y finaliza el Sábado Santo, aunque su celebración suele iniciarse en varios lugares el viernes anterior (Viernes de Dolores) y se considera parte de la misma el Domingo de Resurrección. Va precedida por la Cuaresma, que culmina en la Semana de Pasión y da paso a un nuevo período litúrgico, la Pascua.

 

 

La Semana Santa cuenta con celebraciones propias que recuerdan la institución de la eucaristía en el Jueves Santo, la Crucifixión de Jesús y su Muerte el Viernes Santo y su Resurrección en la Vigilia Pascual en la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección.

En el transcurso de estos días, la iglesia católica, junto a la comunidad, realizan actividades especiales alusivas a la pasión y muerte de Jesucristo. El Domingo de Ramos los católicos acuden a la iglesia con el fin de recoger y bendecir las palmas de olivo, la cual utilizan como símbolo de protección. Portando las palmas salen en procesión en recuerdo a la entrada triunfal de Cristo en Jerusalén, el miércoles como señal de devoción y admiración visten y adornan al Nazareno. Este día es muy esperado por los devotos para agradecer públicamente por los favores recibidos. El jueves santo se conmemora por la Última Cena de Jesús con sus discípulos. La eucaristía se efectúa en una liturgia vespertina que incluye la sagrada comunión. Dentro del marco de este acto se realiza la ceremonia de lavar los pies a doce personas, quienes representan los discípulos de Cristo, como símbolo de humildad. Para este ritual se escogen las personas del grupo de feligreses presentes en la ceremonia. El viernes simboliza para los cristianos la crucifixión de Jesús y se dedica a la penitencia, el ayuno y a la oración. En la tarde se realiza una dramatización de la pasión y muerte de Jesucristo a través de un vía crucis, en el trascurso del camino se realizan catorce estaciones. En cada estación se relata cada momento vivido durante el momento que Jesús se trasladaba con la cruz a cuesta para ser cuprificado. Luego, el viernes santos simboliza para los cristianos la crucifixión de Jesús y se dedica a la penitencia, el ayuno y a la oración. Las penitencias dependen de las promesas hechas por los feligreses; es común ver a feligreses acompañar la procesión descalzos, como símbolo de sufrimiento. El ayuno consiste en no ingerir ningún tipo de alimentos hasta las doce del día o seis de la tarde. Durante los días santos las personas sustituyen el consumo de carne rojas por carnes blancas o por comidas basadas en vegetales. Una de las tradiciones más significativas son las procesiones de Semana Santa, las cuales están profundamente arraigadas en la comunidad cristiana, por cuanto desde sus remotos orígenes, es ella misma, la que se ha encargado de mantener en plena vigencia sus tradiciones y su cultura.

Para estas celebraciones, muchas personas visten el atuendo del nazareno, bien para pagar alguna promesda o por costumbre, también los feligreses acostumbran visitar los siete templos, especialmente en el centro de Caracas, donde se encuentra la Catedral y varias iglesias que datan de la época colonial, como La Iglesia de Nuestra Señora de Altagracia, Iglesia de San Francisco, Iglesia de Nuestra Señora de Las Mercedes, La Santa Capilla, y La Basílica de Santa Teresa, uno de los íconos más importante en la celebración de la semana mayor en venezuela, ya que en ella se encuentra la imagen del Nazareno de San Pablo, una talla en madera de pino flandes de Sevilla, España, posiblemente de Felipe de Ribas en el siglo XVII. Dice la tradición que el escultor, después de terminar de tallar la imagen, el Nazareno se le aparece y le dice: "Donde me has visto que tan perfecto me has hecho". Traída a Caracas, a la Capilla de San Pablo el Ermitaño (de ahí viene el nombre de Nazareno de San Pablo). Consagrada el 4 de julio de 1674 por Fray González de Acuña. La obra de arte contempla la representación de Cristo cargando la cruz vestido de color morado en su calvario camino a su crucifixión. En 1597 una epidemia de viruela afectó a la ciudad de Caracas. En ese entonces la población dedicaba gran parte de su tiempo a labores religiosas de rezos para el Nazareno de San Pablo. Cuenta la leyenda del limonero del Señor que en el lugar cercano al templo de San Pablo existía una huerta plantada de limones cuyos azahares perfumaban el ambiente. durante la epidemia, el nazareno fue sacado en procesión a petición de los feligreses. Al pasar la imagen por la huerta, un racimo de limones quedó enredado entre la corona de espinas del Nazareno, cayendo al suelo algunos. Los devotos los recogieron, dándolos como medicina a los enfermos, quienes sanaron prontamente.

En 1880, el anticlerical Guzmán Blanco mandó destruir el templo de San Pablo. Esto fue porque tenía problemas con los sectores católicos del país y con el clero. Y en ese mismo sitio se levantó el Teatro Municipal que fue inaugurado en 1881. Una de las leyendas más curiosas del Nazareno es que se dice que cuando Guzmán Blanco inauguró el teatro, estando en su palco presidencial vio al Nazareno quien le preguntó ¿Dónde está mi iglesia?, y dicen que él le contó lo sucedido a su señora y de allí nació la construcción de la iglesia de Santa Teresa. El Presidente, en honor a su esposa Ana Teresa Ibarra, mandó construir la Basílica de Santa Teresa y allí fue llevada la imagen del Nazareno, donde se encuentra hasta la fecha.

Otra importante tradición de semana santa en venezuela, son Los Palmeros de Chacao, que se realiza en el Municipio Chacao, Decretados Patrimonio Cultural Municipal emn el año 1999. Donde la Semana Santa o Semana Mayor, comienza con esta tradición cultural, folklórica y cristiana, única del área metropolitana, la cual ha traspasado los linderos para ser reconocida internacionalmente. Los por hombres principalmente del sector El Pedregal traen desde la montaña El Ávila las palmas que se bendicen el domingo de ramos y es repartida entre los fieles. El origen de esta tradición se le atribuye al Padre José Antonio Mohedano, Párroco del recién creado Curato de Chacao en 1770, el cual comprendía, además, Sabana Grande, Chacaito y Sebucán. La crónica oral cuenta que el Padre Mohedano invocó a Dios para que cesara la peste de la fiebre amarilla con una promesa y envió a los peones de su hacienda y de las haciendas aledañas al bosque en la montaña para traer ramos de la palma real. El viernes de concilio (anterior al Domingo de Ramos), los palmeros de Chacao, herederos de esta tradición de más de doscientos años, van a buscar las palmas que el Domingo de Ramos serán benditas y repartidas a los fieles. Abuelos, padres, hijos y nietos suben cada año para saludar el siguiente domingo la presencia de Jesús en las calles de Chacao.

 

 

Custom Search