Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Táchira

Guía de Viajes del Estado Táchira

Turismo en el Estado Táchira, Atracivos Turísticos del Estado Táchira, División Político Territorial del Estado Táchira

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Plazas y Monumentos del Estado Táchira

Plazas y Monumentos del Estado Táchira

Plaza Bolívar, San Cristóbal: ubicada en el centro de la ciudad en la 7ma. Avenida con calle 9 y 10. Para sus inicios la Plaza Bolívar se encontraba ubicada en la hoy denominada Plaza Juan Maldonado, por ser en ese tiempo, el centro de la ciudad. Fue inaugurada en 1.912 por decreto del Presidente del Estado Gral. Regulo Olivares. En ese mismo año se erigió el busto al Bolívar Civilista, que fue trasladado posteriormente a la Universidad del Táchira.

 

 

Plaza Urdaneta, San Cristóbal: ubicada entre las Calles 5 y 6, con carreras 3 y 2. Fue construida en 1925 para servir como plaza de coros y como estadio deportivo de San Cristóbal. Hasta 1936 llevó oficialmente el nombre de Plaza 19 de Diciembre en honor al día de la toma de mando del poder de Juan Vicente Gómez en 1908, pero todo el mundo la llamaba Plaza 19. Ocupa un lugar muy importante en la zona histórica de San Cristóbal, porque se encuentra en el lugar en donde fue fundada inicialmente la ciudad en 1561. Aquí se celebraron las corridas de toros hasta el año 1944. Actualmente es un área recreativa, donde asisten personas diariamente para desempeñar diferentes actividades. Cuenta con diez caminerías, todas en el centro de la plaza, en donde se aprecia una estatua ecuestre de Rafael Urdaneta. También hay bancos de cemento, así como luminarias del mismo material, de basamento ortogonal, rematadas en faroles divididos con cubiertas de aluminio. Árboles y gramaje adornan los alrededores de la plaza. Diversos murales de piedra contienen pensamientos entre los cuales destacan: “De Urdaneta al Libertador: Si con dos hombres basta para emancipar la patria, pronto estoy para acompañarlo a usted”; “De Urdaneta a Juan José Flores: Como soldado viejo, mi mejor tumba es un campo de batalla"; entre otras frases.

Faro de la Marina, San Cristóbal: ubicada en la Autopista San Cristóbal – La Fría. Sector Palermo. El faro de la Marina se hizo como homenaje a las Fuerzas Armadas Nacionales. La estructura tiene seis pisos y escaleras en forma de caracol. A su alrededor se encuentra una fuente con cinco anclas de metal que lo adornan. En la cúspide está un reflector que descansa en el balcón del faro, desde donde se observan todos los puntos cardinales. En la entrada del parque donde se ubica el faro se observa un jardín con insectos y aves como loros, pericos, turpiales, entre otros. También hay árboles frondosos, así como pequeños kioskos que ofrecen productos a los visitantes.

Plaza María del Carmen Ramírez Briceño, San Cristóbal: ubicada en el Barrio Obrero, carreras 21 y 22, entre calles 11 y 12. También conocida como plaza Los Mangos, la plaza María del Carmen Ramírez Briceño es un espacio público que cuenta con una gran variedad de árboles frondosos, caminerías de cemento que conectan las cuatro entradas de la plaza, bancos de cemento para disfrutar los espectáculos que se llevan a cabo en el lugar, una tarima ubicada a un costado y un puente desde donde se aprecia una fuente de concreto. Los postes iluminan la plaza en horas de la noche. Es por excelencia un punto de referencia de los habitantes de San Cristóbal

Plaza de La Libertad, San Cristóbal: ubicada en el Barrio San Carlos, carrera 12, con Pasaje Arismendi. Este espacio público se compone de áreas de circulación y de permanencia, dotadas del equipamiento urbano respectivo, bancos de concreto, postes de luz, áreas verdes, pequeños muros de concreto, un pequeño escenario revestido con cerámica, en el que se impone una pared alta flanqueada por trece gradas, dispuestas para presentar diversas actividades culturales. Su piso es de losas de ladrillo. Fue construida en 1960 por el arquitecto Fruto Vivas. La plaza posee una excelente acústica además de ofrecer una hermosa vista al centro de la ciudad.

Plaza de la Guardia Nacional, San Cristóbal: ubicada en la Avenida Carabobo. Espacio público de forma rectangular caracterizado por albergar la estatua pedestre de un soldado de la Guardia Nacional. Esta figura reposa sobre un pedestal rectangular y de base escalonada, colocado sobre un espacio cuadrado cubierto de pequeñas piedras. Las iniciales de la Guardia Nacional, hechas en metal, se encuentran en el frente del pedestal. Esta plaza posee áreas verdes y bancos para el descanso que miran al exterior de la plaza. La autoridad municipal deberá iniciar un procedimiento para salvaguardar este bien o para obligar a su conservación, notificando al Instituto del Patrimonio Cultural sobre estas actuaciones.

Plaza San Carlos o plaza de Las Palomas, San Cristóbal: ubicada en la Carreras 11 y 12, con calles 12 y 13. Barrio San Carlos. La plaza abarca una manzana completa dentro del barrio San Carlos, donde antiguamente funcionó el famoso mercado San Carlos. Presenta dos niveles, los cuales se comunican mediante tres escaleras de concreto. Las caminerías vinculan las aceras externas de la plaza con el centro de la misma, donde se ubica una fuente. Unas escalinatas vinculan la acera de la carrera 11 con esta fuente y conduce también a un área con bancos de concreto. También se observan caminerías pavimentadas con losetas hexagonales de concreto. Al lado sureste de la plaza hay un pequeño palomar, elemento que origina que sea conocida también como plaza de Las Palomas.

Plaza Antonio Ríos Reina (Plaza Los Enanitos), San Cristóbal: ubicada en la Carrera 6, entre calle 16 y Avenida Carabobo. Espacio público de especial interés infantil y familiar debido a que está inspirado en el cuento Blanca Nieves y los siete enanos; de hecho existe una construcción de estilo popular alemán, que hace alusión a la cabaña donde se desarrolla este celebre cuento, por lo que se le conoce también como plaza Los Enanitos. La superficie del piso está hecha en concreto y terracota con una composición de franjas ortogonales entre sí que generan una secuencia de formas repetitivas a lo largo del mismo. Muros de poca altura separan las áreas de concreto de los lugares verdes, confinándolos y generando así una especie de contenedor para mantener protegidos a los niños que juegan en estas zonas. Alberga un reloj de Carrillon de los dos únicos existentes en Venezuela. La plaza rinde homenaje al destacado violinista y director de orquesta tachirense Antonio Ríos Reina. Anteriormente había un espacio dedicado a una estatua que representaba a Simón Bolívar niño, pero dicha escultura ya no existe.

Plaza Juan Maldonado y Ordóñez, San Cristóbal: ubicada en las Carreras 2 y 3, con calles 3 y 4, sector Catedral. Antiguamente esta plaza tuvo los nombres de plaza Mayor y plaza Bolívar. Abarca 6.202 m² y debe su nombre a su fundador, siendo ésta la plaza más antigua de la ciudad. Se consideraba en otros tiempos el centro de la ciudad. Ahí se encuentra el samán más antiguo de San Cristóbal. Fue inaugurada en 1961. Alberga una escultura ecuestre en bronce de Juan de Maldonado realizado por Arturo Rus Aguilera. Posee un amplio patio fabricado en cemento, con caminerías en piedra, usado para múltiples actos militares, religiosos y civiles.

Redoma Los Arbolitos, San Cristóbal: ubicada en Pueblo Nuevo, intersección Avenida España con Avenida Ferrero Tamayo: Definida por el espacio confinado entre dos calles paralelas entre sí, esta redoma es bastante sencilla. Cubierta en su totalidad por un gramaje muy verde y delimitada en su amplio perímetro por árboles que le proveen un techo vegetal, posee hacia su centro, un montículo de tierra, imitando un podio natural y que es el más alto de la misma, sobre el que se posa la escultura de una gran cabeza de dimensiones gigantes, la cual representa al escritor venezolano Rómulo Gallegos. La redoma distribuye el tránsito hacia el complejo ferial y hacia Pueblo Nuevo por las avenidas España, Ferrero Tamayo y Los Agustinos.

Plaza Francisco de Miranda, San Cristóbal: Espacio público que rinde honor al precursor de la independencia Francisco de Miranda y que presenta una estatua pedestre del mismo sobre un pedestal rectangular sobre una plazoleta de concreto, frente a un muro del mismo material pintado de azul y blanco. El piso de la plaza es de locetas de cemento. Presenta bancos continuos que delimitan las zonas verdes, constituidas por arbustos de la zona. Allí se realizan muchas actividades socioculturales, entre las que destaca la exposición artesanal del mes de enero.El gobierno estadal está realizando un proyecto para rescatar este espacio público con el objetivo de optimizar su actividad y acondicionarla.

Plaza Arístides Gárbiras, San Cristóbal: ubicada en la Carrera 9 y 10, entre calles 13 y 14. Anteriormente era conocida como plaza de los burros, porque ese espacio era utilizado para dejar los burros mientras se hacía el mercado en la plaza San Carlos. En 1942 se coloca un busto de Arístides Gárbiras, caminerías, bancos, postes y jardineras. Se trata de un espacio público de forma trapezoidal, dividido por la calle 14 en dos partes desiguales, que sin embargo poseen las mismas características. La plaza posee áreas verdes bastante arborizadas. Una de las secciones de la plaza posee elemento en forma de obelisco, construido en concreto armado, el cual remata con el logo del Rotary Club.

Plaza Sucre, San Cristóbal: ubicada en las Carreras 9 y 10 con calles 4 y 5, frente a la Gobernación. Espacio urbano destinado al uso de la recreación y el esparcimiento, emplazado en una zona de pendiente ligera, la cual esta revestida por un piso de materiales pétreos, que arman una secuencia a manera de ritmo, intercalándose entre sí y definiendo espacios de circulación y permanencia, así como también delimitando las zonas verdes sobre las cuales se posan frondosos árboles que proveen de sombra en los días de intenso sol. Hacia el centro de ésta aparece una fuente, que posee en su zona media una triple arcada en piedra de la cual brotan las columnas de aguas tan comunes en este tipo de monumentos, y la que se encuentra confinada por una balaustrada circular. Más abajo de la fuente se ubica la estatua pedestre del mariscal Antonio José de Sucre, epónimo de la plaza.

Plaza Sanmiguel, San Cristóbal: ubicada en La Ermita, carreras 2 y 3, entre calles 9 y 10. Conocida también como parque Sanmiguel, esta plaza fue construida en honor al primer obispo de la diócesis de San Cristóbal monseñor Tomás Antonio Sanmiguel, cuya estatua está en medio del parque. La plaza abarca una manzana completa. Cuenta con un sistema de caminerías, dispuesto de forma orgánica de manera tal que genera islas verdes de distintas formas y áreas dotadas además de frondosos árboles, bancos de concreto y columpios. Es visitada por una gran variedad de aves e insectos que la adornan y le imprimen un carácter especial a este lugar. Junto a la plaza Páez constituye el pulmón vegetal de La Ermita.

Plaza Bicentenario, San Cristóbal: ubicada en la Carrera 11 con calle 7, diagonal al Colegio María Auxiliadora. Espacio público de aproximadamente 300 m². Posee pequeñas caminerías rodeadas de áreas verdes con árboles frondosos. Cuenta con bancos de concreto y postes para iluminación pública. Su piso es de losas de terracota y las jardineras están delimitadas por bajas paredes de ladrillos rojos. La plaza es visitada por distintos tipos de especies de aves, por lo que se ha convertido en lugar de encuentro de las mismas, pericos verdes, azulejos, canarios, entre otros. En su interior hay un bohío que es un elemento generador de sombra y cobijo en días de abundante sol. Ofrece una espectacular vista panorámica de la ciudad.

Plaza José Antonio Páez o Plaza La Ermita, San Cristóbal: ubicada en las Carreras 3 y 4, con calles 13 y 14. Construida originalmente en 1936, demolida y reconstruida en 1938 por Jesús Manrique. Es un espacio abierto definido por áreas verdes, desniveles y planos verticales. Posee un monumento al prócer venezolano José Antonio Páez. Los desniveles delimitan tres espacios relevantes. Posee áreas verdes y bancos de concreto. Esta plaza fue desde sus inicios, centro del comercio tradicional de la ciudad. Allí llegaban comerciantes de otras latitudes e intercambiaban mercancías y costumbres. En la actualidad este espacio es utilizado para colocar diferentes muestras como exposiciones de la cultura e idiosincrasia tachirense. Se le conoce también como plaza La Ermita.

Plaza Bolívar de Delicias: Ubicada frente a la iglesia San José de Delicias. Se trata de una vistosa plaza con bancas, áreas verdes y glorieta. Su forma en planta es rectangular, se accede desde la calle a través de unas breves escalinatas que parten desde sus esquinas y desde el centro, para unirse a caminerías que coinciden en el centro de la plaza. El piso es de cemento sin pulir y en algunas áreas incrustaciones de ladrillo en el borde que se une a las áreas verdes, cuentan con abundante vegetación distribuida a lo largo y ancho de la plaza. Se cuenta que las grandes palmeras que hoy se levantan en la plaza fueron puestas allí por Ramón Gómez. A lo largo de las caminerías se ubican bancos de madera y postes de hierro con detalles decorativos. Este espacio público se inició como plaza central en el año 1906, en los terrenos donados por la señora Josefa Jaimes de Jaimes. Con el paso del tiempo, los pobladores sintieron la necesidad de que su terruño contara con una plaza Bolívar, por lo que el 9 de agosto de 1937, se organiza una junta pro-parque Bolívar, que se encargaría de la organización de actividades que permitieran la recolección de fondos para su construcción. La junta quedó presidida por el doctor Joaquín Román Castro, y el primer busto erigido allí fue donado por el gobierno nacional. Refieren los habitantes que el busto colocado en ese entonces trajo muchos problemas a los muchachos traviesos, pues su base se movía y éstos ponían a Simón Bolívar a mirar para otro lado, por lo que varias veces la policía tuvo que encarcelar a varios jovencitos según testimonios de los lugareños. Ese busto fue sustituido por una estatua pedestre proveniente de la plaza Bolívar de Rubio, la cual se ubicó en el centro de la plaza de Delicias. Es una estatua pedestre, de tamaño natural, del Libertador Simón Bolívar y reposa sobre un pedestal de concreto. Frente a la estatua se ubica una tarima circular de aproximadamente dos metros de altura, a la que se accede desde el nivel de la calle. A través de los años se han realizado mejoras a la plaza, la última de ellas fue hecha por el arquitecto Omar Flores por encargo de Isidro Ruiz, el primer alcalde que ejerció en el municipio Rafael Urdaneta. Su estado de conservación es bueno. Toda la comunidad la considera importante, con el fin de tener un atractivo para los visitantes, de ello da testimonio la belleza de sus jardines, a los cuales siempre se les ha dado mantenimiento, llegando incluso a cortar los pinos con figuras. Allí se realizan actos culturales y actos conmemorativos.

Plaza Urdaneta, Delicias: Ubicada en el Barrio Coromoto: La plaza Rafael Urdaneta, fue creada el 24 de julio de 1999 con el fin de abrir espacios recreativos y turísticos. Es una pequeña plaza cuadrada con piso de concreto y ladrillos rojos, se accede hasta ella a través de un camino, en el eje central, junto a las áreas verdes. Posee bancos revestidos con ladrillos y asientos de concreto, postes para el alumbrado y amplias jardineras, todo cuidado por la comunidad. En el centro de la plaza se ubica la estatua pedestre, de tamaño natural, del insigne prócer independentista Rafael Urdaneta realizada en piedra artificial y que reposa sobre un basamento torneado de concreto revestido en ladrillo; allí se colocan las coronas y ofrendas florales cuando se realizan los actos conmemorativos. En este lugar es celebrado el natalicio de este prócer, epónimo del municipio. A pesar de sus pequeñas dimensiones es un agradable sitio de reunión y de descanso para los habitantes del sector.

Plaza Jáuregui, La Grita: Ubicada entre calles 2 y 3, con carrera 7 y Paseo de los Artesanos. Fue erigida en honor al monseñor Jáuregui en el siglo XX. En el centro se encuentra ubicada la estatua del religioso acompañado por dos niños. Escultura realizada en bronce vaciado, erigida en honor a monseñor Jáuregui, epónimo del municipio. La figura que data del siglo XIX representa al monseñor junto a dos niños en posición pedestre. Con el cabello corto, el rostro de frente, los ojos pequeños, nariz perfilada, brazos extendidos hacia abajo, viste túnica unida con botones en el pecho y manto envuelto desde la cintura hasta los pies. A su lado izquierdo, un niño, de cabello corto y pantalón arremangado, que le llega a la cintura con rostro hacia arriba, de lado. Al lado derecho tiene un niño más pequeño con el rostro hacia arriba de lado a quien coge de la mano. La plaza posee una forma cuadrada y dividida en ocho partes triangulares con caminerías que convergen al mismo punto y de manera radial. Es un espacio de recreación netamente pasiva. Está construida en concreto armado. Por tres costados tiene graderíos y en cada triángulo hay una estrella de concreto, dentro de la cual se encuentra un árbol, con el borde de concreto. Además posee postes de luz con faroles, doce bancos de hierro forjado alrededor y dos en el centro de la plaza. El piso es de granito rústico, con aplicaciones de tabletas de arcillas alternada con concreto en forma de cuadro y en la parte superior hay una plazoleta para realizar las presentaciones. Los espacios restantes están representados por el verde de su hierba y árboles. En el lugar estuvo ubicado el convento de Santa Clara desde 1579 hasta 1776, en el que la orden franciscana por voluntad de fray Bartolomé de Monasterios Felipe José y fray Francisco de Orellana, fundaron la primera escuela de pintura venezolana. Allí también fueron sepultados los restos del fundador de la ciudad del Espíritu Santo de La Grita, el capitán de navío Don Francisco de Cáceres. La plaza se encuentra en buen estado de conservación.

Plaza Cáceres, La Grita: Ubicada entre calles 2 y 3, con carrera 1 y el Faro de la Columna. Fue construida en el siglo XX y erigida en honor al capitán Francisco Cáceres, quien fundó la ciudad de La Grita en 1576. El monumento se realizó para el cuatricentenario de la ciudad el 8 de agosto de 1976. La plaza está diseñada en una superficie irregular, y de forma trapezoidal de puntas curvadas. Está dividida en cuatro áreas verdes, por cuatro caminerías que convergen en un centro radial, en el cual se ubica el busto del capitán Francisco de Cáceres, sobre un pedestal forrado en mármol y piedra de laja. La plaza está rodeada por una caminería perimetral de dos metros aproximadamente permitiendo así el acceso desde cualquier punto. Cabe destacar la presencia de tres escalones hacia el lado noroeste para salvar la diferencia de cota. Esta plaza fue construida en concreto armado y vaciado en sitio, recubriéndola con baldosas de cemento y mosaico de color amarillo y rojo en forma de franjas. Los bancos son en ladrillo de arcilla y concreto armado. Se encuentra rodeado de plantas en jardinería circular, disfruta de tres áreas verdes con árboles. Posee una fuente circular y diez bancos de concreto. En el extremo superior hay un parque infantil, también bordeado de áreas verdes y árboles. Se encuentra en buen estado de conservación. El Obelisco de La Grita, denominado la Columna del Calvario, es una pilastra de cemento que mide 1, 20 m de diámetro y cerca de 15 m de alto, con una cruz en la parte superior. Se cuenta que fue construida para sostener la viga de oro que atraviesa a La Grita desde la Laguna Grande. También se dice que hace muchos años unos norteamericanos excavaron al pie de ésta para extraer oro y cuando comenzaron a descubrir la viga, observaron con terror que la laguna se derramaba queriendo ahogar el pueblo. Presos del pánico sellaron el hueco y construyeron el obelisco para afirmar la viga. Aunque la explicación de los cronistas es que, para el año de 1576, se fundó el poblado y es de allí que nace la idea de la construcción del obelisco, que determina este acontecimiento, observándose al otro lado de la vía vestigios de los amurallados de la ciudad.

Plaza Urdaneta, La Grita: Ubicada en al final avenida Francisco Cáceres. Construida a finales del siglo XX, esta redoma, también llamada del vagón del tren, posee columnas dóricas con jardineras. Es un espacio amplio donde los fines semanas los niños juegan a manejar carros, también se realizan actos culturales y cívicos por la visita de algún personaje y retretas en las ferias. Destaca en su alrededores un vagón de ferrocarril del Táchira que fue colocado en el lugar por la municipalidad, con fines educativos e informativos. En el centro está el busto del general Rafael Urdaneta, sobre un pedestal de concreto forrado en ladrillo y rodeado de jardinerías. Alrededor hay 6 bancos semicirculares y 4 asientos largos, se encuentra bordeada de áreas verdes. En la parte superior hay 2 paredones con ventanas en forma de arco, además cuenta con graderías arriba y debajo de la redoma; tiene 4 entradas y el piso es de granito rústico. La plaza Urdaneta es la redoma donde finaliza la avenida Francisco Cáceres y sirve como distribuidor de las vías de acceso al Hospital, Hotel Montaña, Pregonero, Bailadores y al centro poblado de La Grita. Se encuentra en buen estado de conservación.

Plaza Bolívar de Santa Ana: Ubicada entre avenidas Aurelio Chacón y presbítero Manuel Rosales, en el casco central del pueblo, frente a la iglesia, de acuerdo al trazado original de Joaquín Ramírez, oriundo de Rubio, estado Táchira, quien diseñó las primeras calles de la comunidad entre 1881 y 1887. En sus espacios se encuentran 8 plazuelas con fuentes fabricadas en cemento en 4 de ellas, 2 con árboles, una con un atrio y la última con la estatua del Libertador hecha en bronce sobre un pedestal de mármol. Posee amplias jardineras con arbustos y palmeras. Las camineras, los rodapiés, los bancos y los postes para el alumbrado eléctrico son de cemento.

 

 

Custom Search