gui

 

Guia Viajes Virtual - Estado Miranda

Share

Estado Miranda

Playas del Estado Miranda

Playas del Estado Miranda

La zona de Barlovento en el Estado Miranda, presenta un extenso litoral que se extiende en una franja de 93 kilómetros de costa, entre las aguas del Caribe y las verdes montañas de la Cordillera de la Costa. Hacia el oriente se inicia en Chuspa, estado Vargas, sigue hacia el Cabo Codera, pasa por la Bahía de Carenero, que por sus condiciones naturales es un lugar propicio para infinidad de usos náuticos. A continuación se encuentra una costa arenosa de trazado muy regular, sólo interrumpida por desembocaduras de ríos y la boca del Parque Nacional Laguna de Tacarigua. Y termina en el extremo occidental de la Albufera de Unare, en el Estado Anzoátegui.

En este extenso litoral destacan hermosas bahías y playas abiertas como Chuspa, Chirimena, Puerto Francés, Buche, Los Totumos, Carenero, Higuerote, Los Canales de Río Chico, Paparo, Machurucuto y la Laguna de Tacarigua, que brindan al visitante diversos usos para la recreación, deportes y aventuras extremas. Sus cristalinas aguas son recomendables para el submarinismo y el snorkeling, especialmente en el Farallón Centinela y Cabo Codera.

A lo largo de la costa mirandina existe una gran cantidad de desarrollos residenciales, hoteleros y recreacionales, así mismo proliferan las posadas, restaurantes y demás servicios que la convierten en uno de los centros turísticos más importantes de Venezuela, pleno de atractivos para todos los gustos.

Con un entorno marino de abundantes encantos, la costa barloventeña se llena cada fin de semana y temporada vacacional de visitantes en su mayoría provenientes de la capital de la república. Comenzando por las Playas de Higuerote las cuales son muy seguras, debido a que su fondo es llano y su oleaje suave. También conocidas por los guacucos que se recolectan fácilmente en la arena. Allí encontraremos el Balneario Valle Seco, amplia franja de arena que se extiende desde Buche hasta la población de Higuerote. Empujadas por el viento gran cantidad de conchas de guacucos y restos marinos se depositan en su orilla. En el atardecer se puede apreciar el desfile de corocoras, cotúas y garzas que regresan a tierra firme. A lo largo de la playa se ubican comederos y variados servicios turísticos.
La ruta conduce a Carenero, sus canales, en medio de manglares, constituyen un refugio para numerosas aves marinas y una variada fauna acuática. En el pasado fue un importante centro de comercialización de cacao, luego se constituyó en centro de formación de venezolanos campeones internacionales de esquí acuático.
Entrando a Carenero se encuentra la Laguna La Reina, donde se entrenó Ana María Carrasco, campeona mundial de esquí acuático en los años 70.
Esta laguna bordeada de manglares es sitio predilecto para la práctica de deportes náuticos, especialmente el esquí. En los alrededores se han instalado varios de los mejores clubes de yates y marinas. En sus aguas es posible la pesca con atarraya y anzuelo, siendo el sábalo la especie más codiciada.
Allí se encuentran las Playas de Buche donde el litoral se siembra de manglares conformando un hermoso conjunto de verdes islotes y canales que a todo lo largo se van encontrando pequeñas playas arenosas, entre las que destaca La Bahía de Buche, con aguas tranquilas excelentes para los deportes náuticos y el buceo recreativo a pulmón.
Se pueden tomar paseos en lanchas hasta la playa de Buche, donde se ofrecen servicios de comida, toldos y silla, y Buchito, una pequeña playa en medio de un manglar, de aguas profundas y cristalinas.
Debido al tráfico de embarcaciones no se recomienda el buceo a pulmón. Luego encontraremos el Balneario Los Totumos, con acceso por la carretera ramal Nº 82, el cual está conformado por una extensa playa de arenas finas y aguas muy tranquilas y llanas, lo que las hace excelentes para grupos familiares. Dotada de restaurantes, duchas y servicio de alquiler de toldos y botes para paseos en los manglares, lo que la convierte en la playa mejor dotada de la zona.
El buceo con snorkel y la exploración de las raíces del mangle son actividades que permitirán descubrir gran cantidad de peces, esponjas, corales y cangrejos.
Continuamos hacia El Cabo Codera llamado así por los conquistadores españoles, ya que aquí la tierra firme se dobla frente al mar como un codo. Puede ser considerado como el mejor sitio de buceo del estado Miranda, especialmente en el sector al oeste de Punta Maspano, el cual alberga un arrecife coralino que sirve de barrera natural, donde rompe el fuerte oleaje del sector, por lo que puede resultar un poco peligroso.
Su principal atractivo es la observación de Tiburones y Peces Martillo, prácticamente seguro al mediodía, así como peces grandes e incluso tortugas marinas. Por su fuerte oleaje es recomendable sólo para buzos experimentados.
Saliendo a mar abierto se encuentra El Farallón Centinela; un islote rocoso, lejano, accesible solo por mar. Se encuentra a 25 Km al norte de Cabo Codera en las cercanías de la Fosa de Cariaco, una de las más profundas del mundo.
Es una roca que se eleva unos 39 metros sobre el nivel del mar, en la parte superior del islote se puede distinguir una estructura metálica que sirve como faro de señalización para los navegantes nocturnos. El 90% de la roca está cubierta de una densa capa de guano (excremento de pájaro), de ahí la coloración blancuzca del farallón, que al parecer es refugio permanente de gran cantidad de especies de aves marinas. Esta roca presenta una forma más o menos piramidal, con base triangular de unos 50 por 70 metros. Su formación rocosa parece pertenecer al período cretáceo, lo que hace suponer a muchos geólogos, que debe haber pertenecido al sistema montañoso oriental, junto a las islas La Tortuga y Margarita. Es bien conocida por los submarinistas y pescadores deportivos por el gran tamaño de los peces que nadan en sus fuertes corrientes. Las especies más interesantes son visibles a partir de los 25 m de profundidad: mantas, tiburones, barracudas, meros guasa y loros, entre otros.
La visibilidad promedio en sus aguas es de 45 m, contiene una abundancia excepcional de fauna y flora marina, se pueden conseguir peces de gran tamaño como tiburones y mantarrayas, también cardúmenes de pargo, cachamas, carites, entre otros.
Con un poco de suerte, especialmente en los meses de noviembre, diciembre y enero, delfines y ballenas. Sin embargo el potencial recreativo del Farallón Centinela es limitado en cuanto a submarinismo ya que el avistamiento de peces interesantes sólo puede ser realizado a mucha profundidad para submarinistas deportivos, sobre los 40 metros, y adicionalmente las corrientes son muy fuertes y peligrosas. Sin embargo, en cuanto a pesca de altura es un excelente lugar, específicamente en El Placer de los Meros, donde se sacan abundantes atunes y otros peces.
El jurel se localiza a 12 millas en mar abierto, se observan manchas de 2 a 3 Km en la época de abril a julio. Los calamares se pescan en la época de noviembre a diciembre. Las actividades de buceo se deben hacer con boyas de emergencia, buzos experimentados y una persona por lo menos debe ir a bordo de la lancha pendiente de los buzos y de cualquier eventualidad.
Entre la flora marina destacan el fondo tapizado de coral fuego, coral cerebro de considerable dimensiones, anémonas, antozoos, actinias, hidrozoarios y gorgonias.
Siguiendo por la costa, se llega a Puerto Francés, playa abierta en una hermosa bahía, antiguo refugio de piratas, excelente para la pesca artesanal, abundante en arrecife coralino y estrellas de Mar. Es sitio de anclaje preferido por los navegantes, la tranquilidad de sus aguas permite a veleros y embarcaciones de diversos calados pernoctar en su zona.
Es una bahía de aguas tranquilas y poco profundas de arena oscura y oleaje suave, con una extensión de 900m cuenta con diferentes servicios como restaurantes donde se puede disfrutar de pescado frito, empanadas y toston, un amplio estacionamiento y alquiler de sillas y sombrillas.
Desde Puerto Francés, se puede contratar un paseo en bote hasta la famosa Playa de Caracolito, la cual se distingue por una casona construida sobre un islote rocoso, a pocos metros de la playa. Alrededor del islote se puede practicar buceo recreativo a pulmón, para observar los corales y los peces que los habitan. La pequeña playa de arena está enmarcada por una maraña de bosque y rocas. En general las aguas son tranquilas y transparentes, a veces con corrientes.
Tiene acceso solo por agua desde Puerto Francés, Chirimena ó Carenero. Antes de llegar a Puerto Frances tomando una carretera que se encuentra a la derecha de la vía se encuentra la Bahía de San Francisquito, con una playa privada que se extiende a lo largo de 600 mts, donde ofrecen todos los servicios necesarios, como estacionamiento, baños, alquiler de toldos y sillas, comida, y una hermosa playa rocosa con un arrecife coralino donde se puede practicar snorkeling.
Otra zona de interés para submarinistas es el llamado Bajo del Capitán, que puede ser visitado por buzos novatos y turistas, por sus corrientes tranquilas y la abundancia de peces grandes.
Más al norte, encontramos a Chirimena, pequeña población costera con una hermosa playa de oleaje fuerte. Una de las poblaciones más atractivas de la costa de Barlovento para la práctica de deportes acuáticos, tales como el surf, pesca deportiva y sub-marina, que sumado a sus tradicionales toques de tambor, la consolidan como un destino turístico de interés. La playa, situada frente al pueblo y al lado de la desembocadura del río es muy conocida.
Adyacente a Chirimena, tomando la carretera que cruza el río, se encuentra el embarcadero y centro de acopio de pesca. Hacia el este, los farallones descubren pequeñas playas de aguas azules, oleaje movido y arena fina, entre ellas encontramos Los Corrales y Punta Caimán, dos playas de arena fina y oleaje moderado.
Los Corrales es amplia y se extiende coronada por cocoteros. Caimán se encuentra oculta tras una colina arbolada y se llega por un sinuoso camino de tierra. Está flanqueada por sendos farallones, su lecho es de arena suave y las rocas que están frente a ella son un excelente lugar para el buceo a pulmón.
10 Km al oeste de Chirimena, siguiendo hacia el oeste sobre la vía costera se encuentra un desvío que conduce hasta el portón de la hacienda El Banquito, donde se solicita autorización para llegar a la playa. Una estrecha franja de arena se apretuja entre las olas recias y la quebrada línea de rocas. Es un sector seleccionado por las tortugas marinas verde y cardón para nidificación. Los propietarios de la Hacienda han establecido un refugio de tortugas y realizan diversas investigaciones sobre los hábitos y la reproducción de estos animales.
En esta misma ruta atravesando el río, hay una carretera de tierra con numerosas entradas a la Playa Chirere: Una de las mejores playas y menos intervenida del estado y una de las favoritas y muy cotizada entre los surfistas porque sus olas son tipo tobogán. No cuenta con servicios en la playa, salvo algunas ecepciones, por kioskos que ofrecen empanadas, refrescos y en algunos casos pescado frito. En lo alto de un risco funciona un hotel con servicios de alto estándar. Es recomendable usar vehículos de doble tracción ya que el camino es de tierra y con mucho barro en la temporada de lluvia.
La otra ruta que nos ofrece Barlovento conduce desde la encrucijada de Tacarigua de Mamporal hacia Río Chico: donde se extiende un continuo de playas similares en apariencia, que ofrecen sus espacios y servicios para el disfrute de los visitantes.
Por su cercanía a los condominios de la zona son frecuentemente visitadas. Es el caso de la Playa de los Canales de Río Chico que sirve a una zona residencial, donde se encuentra un club de golf.
Siguiendo por la costa nos encontraremos con Playa La Boca, con acceso desde Tacarigua de la Laguna. Dotada de servicios y bordeada de cocoteros, se extiende paralela a una de las calles del pueblo de Tacarigua de la Laguna y más allá de la boca de la laguna. Varios comederos ofrecen el famoso lebranche asado, el pescado de la laguna.
Al atardecer, pelícanos, corocoras y garzas ofrecen un colorido espectáculo cuando se van reuniendo en los manglares para pasar la noche.
Allí se encuentran las playas de Caño Copey y Puerto Tuy. Accediendo por agua desde Tacarigua de la Laguna, se encuentra una larga barra de arena del Parque Nacional Laguna de Tacarigua, que ofrece excelentes condiciones para el desove de las tortugas marinas. En mayo y octubre tiene limitaciones de uso. Para llegar a la playa, lo mejor es alquilar un bote que cruza la Laguna. La otra opción es una caminata de unos 4 Km sobre la barra de arena.
Frente a la playa se levanta el Hotel Club Miami, de larga tradición en el lugar, ubicado frente a una espectacular playa de arenas blancas. La posada ofrece servicios de sombrillas y sillas, también churuatas a la orilla de la playa. Para llegar se debe tomar una embarcación en el puerto de IMPARQUES situado en la población de Belén, se navega unos 15 minutos por la Laguna donde se puede observar un hermoso paisaje.
También ofrecen paseos para observación de aves al atardecer cuando regresan al refugio a dormir. Continuando por la carretera de Oriente hacia el estado Anzoátegui, se encuentra Machurucuto, pueblo de pescadores que conserva algunas tradiciones, como el desfile acuático en honor de la Virgen del Carmen. La playa forma parte de la larga lengua de arena que bordea la costa desde Cabo Codera hasta la laguna de Unare. Cuenta con kioscos de venta de comida.
En esta zona se encuentran las Playas Club Managua, para llegar a este club, que se encuentra del lado este del Parque Nacional Laguna de Tacarigua, debe seguir la carretera que lleva a Machurucuto y tomar el camino de tierra a mano izquierda antes del pueblo.
El balneario no se encuentra en muy buenas condiciones, pero la playa es bella y limpia, sembrada de cocoteros y bañada por aguas agitadas. Tiene algunas churuatas a disposición de los temporadistas, y del lado este del club existe una zona de camping con duchas y baños, Marbella, Playa Dorada y Playa Pintada.
Ubicada a 72 Km al norte de Cabo Codera, se encuentra la Isla La Tortuga, con sus 194 Km2, es la segunda isla más extensa de Venezuela. Su aspecto general es austero y seco, debido a las severas condiciones climáticas reinantes. Posee una maravillosa costa de unos 64 Km donde destacan las playas del sur, con aguas azul oscuro y arena blanca, ubicadas estratégicamente frente a una barrera coralina. Al norte, las aguas se tornan verdosas, los accidentes geográficos son numerosos y crean ambientes acogedores.
Entre ellos Punta Delgada, uno de los sitios más hermosos de la isla, un estrecho istmo de blanquísimas arenas forma una ensenada, la cual sirve de fondeadero. A pesar de no pertenecer al Estado Miranda, la Isla de La Tortuga es un recurso con enorme potencial, hoy poco visitado. Se puede acceder a ella por vía área y en peñero, desde Carenero, en un viaje que toma aproximadamente 3 horas. En esta isla es posible admirar importantes poblaciones de arrecifes coralinos y la característica fauna asociada a este ecosistema.

 

 

 
 
 
Rating for guiaviajesvirtual.com
Diseñado por AGH Software & Technology
Todos los derechos de propiedad reservados por GuiaViajesVirtual.com, AGH Software & Technology y las organizaciones que nos suministraron su información (Bibliografía/Créditos)