Siguenos por Facebook Siguenos por Twitter Destinos Turísticos de Venezuela Destinos Turísticos de Argentina Destinos Turísticos de Bolivia Destinos Turísticos de Chile Destinos Turísticos de Colombia Destinos Turísticos de Costa Rica Destinos Turísticos de Ecuador Destinos Turísticos de Panama Destinos Turísticos de Peru
guiaviavesvirtual.com Header Venezuela - Guía de Viajes y Turismo, Destinos Turístico, Boletos Aéreos, Vuelos, Hoteles, Alquiler de Autos, Coches, Vehículos, Seguro de Viajes, Latinoamérica y el Caribe, Sur América y Centro América
 
   

 

Compare entre 150 Web Sites de Viajes - Aerolíneas Internacionales - Vuelos - Boletos Aéreos - Reservación de Vuelos Compare entre más de 700.000 Hoteles en 150 Web Sites de Viajes, Buscar Hoteles, Reservar Hoteles, Hotel Booking Alquiler de Autos, Alquiler de Automoviles, Alquiler de Vehículos, Alquiler de Coches Seguro de Viaje, Viajar Seguro, Viajar con Seguro, Asistencia de Viajes

 

Guia Viajes Virtual - Estado Miranda - Guía de Viajes y Turismo del Estado Miranda - Destinos Turísticos del Estado Miranda - Atractivos Turísticos del Estado Miranda - División Político Territorial del Estado Miranda

Estado Miranda
Guía de Viajes Y Turismo del Estado Miranda

 Hilton Worldwide ofrece a los viajeros de negocios como de placer, lo mejor en alojamiento, servicio, esparcimiento y valor, Con más de 3.750 hoteles en 84 países

Share
Guía Viajes Virtual Venezuela - Personajes Ilustres del Estado Miranda

Personajes Ilustres del Estado Miranda

Cristóbal Rojas, Pintor:
Este insigne mirandino nació en la población de Cúa en el año 1857. La fecha exacta de su nacimiento no se ha podido determinar; en una oportunidad el historiador Enrique Bernardo Núñez cronista de Caracas, solicitó una partida de nacimiento de este ilustre hijo de Cúa al Párroco Crecencio Torrealba en el año 1958, indicándole éste que la partida de bautismo de Cristóbal Rojas, buscada con suma diligencia por él y por el doctor Ramón Armando Rodríguez Lugo, no se encuentra en el libro II de bautizados y en el folio 177 hay una nota que puede justificar tal ausencia.
La misma indica que las partidas correspondientes a este lapso de tiempo, no están anotadas por haberse perdido los borradores en el despojo que le hicieran las tropas a la casa del párroco de la época.
Cristóbal Rojas es uno de los más importantes pintores venezolanos del siglo XIX, hijo del médico José Luis Rojas y la señora Alejandra Poleo de Rojas. Sus primeros estudios los realizó bajo la tutela de su abuelo José Luis Rojas, quien le estimuló su vocación por el dibujo. A los trece años fallece su padre y entra a trabajar en una fábrica de tabaco para ayudar a su familia. El terremoto de 1876 dejó en la indigencia a la familia Rojas quienes tuvieron que mudarse a Caracas en busca de mejores expectativas de vida.

Es en esta época que Cristóbal reinicia sus estudios de pintura. En la Universidad Central de Venezuela, asiste a las clases de José Manuel Maucó y ya en 1881 realiza sus primeras obras al óleo: Ruinas de Cúa y Ruinas del templo de la Merced; conoce a Antonio Herrera Toro quien regresaba de estudiar en Roma y le ofrece un trabajo como decorador de la Catedral de Caracas.
En el salón del Centenario, del año 1883, Cristóbal Rojas recibe la medalla de plata junto a Arturo Michelena por el lienzo Muerte de Girardot en Bárbula obteniendo una pensión del gobierno equivalente a 50 pesos mensuales para estudiar en Europa.
En 1884 se instala en París donde conoce al pintor Emilio Boggio quien le incita a inscribirse en la academia Julian de esta ciudad. Visita constantemente el Louvre y ansía alcanzar el esplendor de los clásicos. Consume todo su tiempo en los grandes lienzos que prepara para el Salón Oficial de París, entre ellos El violinista Enfermo y La Miseria, ambos de 1886; las obras La Taberna y El Plazo Vencido de 1887 y La Primera y Última Comunión del año 1888, obras todas de expresión muy sombría.
Ya para 1889 realiza las obras El Bautizo y Beatriz a orillas del Leteo, que inauguran un cambio en su pintura hacia atmósferas y cromatismo más brillante y alegre, aborda el paisaje y la figura y se acerca al colorido de los impresionistas.
Desde 1887, por orden de Guzmán Blanco, se le suspende la pensión que le había sido conferida por el gobierno tres años antes. Víctima de la tuberculosis y sin dinero, se ve obligado a regresar a Venezuela en 1890, trayendo consigo dos obras: una titulada El Purgatorio, pintada ese año para el cabildo eclesiástico y un retrato del presidente Juan Pablo Rojas Paúl. Al poco tiempo de regresar a caracas, fallece en esta ciudad a la edad de 33 años, el 8 de noviembre de 1919.
Sus restos reposan en el Panteón Nacional desde el 27 de diciembre de 1958. La actual escuela de Artes Plásticas de Caracas lleva su nombre. La comunidad se siente enaltecida porque Cristóbal Rojas sea hijo ilustre del pueblo de Cúa, ya que es reconocido por su aporte a la pintura del siglo XIX en Venezuela.

Humberto Fernández Morán, Científico:
A pesar de haber nacido en Maracaibo, estado Zulia, el 18 de febrero de 1924, siempre será recordado en Los Altos mirandinos por haber sido el creador del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales, Ivnic, germen del actual Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y orgullo para los habitantes del municipio Los Salias. Humberto Fernández Morán estudió medicina en la Universidad de Munich, Alemania, de la cual se graduó con honores en 1944. Al regresar a Venezuela, en 1945, trabajó en el Hospital Psiquiátrico de Maracaibo y entre 1945 y 1946 realizó una especialización en Neurología y Neuropatología en la Universidad George Washington. En 1946 viajó a Estocolmo para trabajar en el Hospital Serafimer con el neurocirujano Herbert Olivecrona. Afectado por las muertes causadas por los tumores malignos, Humberto Fernández Morán se orientó a los estudios sobre la organización de las células tumorales. En el mismo año conoció al profesor Manne Siegbahn (premio Nobel de Física en 1924) quien lo invitó a trabajar en los laboratorios de microscopía electrónica del Instituto Nobel de Física que él dirigía. Aquí y en el Instituto Karolinska, Fernández Morán se formó como microscopista electrónico. En esta etapa inventó la cuchilla o bisturí de diamante que le valió catorce años después, en 1967, el premio John Scott. Regresó a Venezuela en 1954. Ya en el país, y por instancias del entonces Ministro de Sanidad, P. A. Gutiérrez Alfaro, desarrolló un centro regional especializado en la investigación neurológica y cerebral, el cual recibió el nombre de Instituto Venezolano de Investigaciones Neurológicas y Cerebrales, Ivnic, fundado en abril de 1954 y ubicado en las montañas de Los Altos de Pipe, en el km 14 de la carretera Panamericana. En apenas siete meses Humberto Fernández Morán logró que se construyera la carretera principal y los servicios básicos del instituto. Al año siguiente, el 2 de diciembre de 1955 se inauguraron los laboratorios de ultraestructura de nervio, la unidad de neurofisiología, el taller central, la biblioteca y las residencias para el personal y visitantes. En el Ivnic Humberto Fernández Morán también se ocupó de la producción, aplicaciones en biología, medicina y ciencia de los materiales y distribución de cuchillas de diamante que eran enviadas sin costo alguno a laboratorios en todo el mundo. El 13 de enero de 1958 Fernández Morán fue llamado por el ministro de sanidad doctor Gutiérrez Alfaro para solicitarle que aceptara el cargo de ministro de educación, en el cual se desempeñó por solo diez días. El 14 de febrero de 1958 Humberto Fernández-Morán entregó el Ivnic a quién sería su segundo director, el doctor Marcel Roche. Tras la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, Humberto Fernández Morán se vio obligado a exiliarse, pues para la caída del dictador él ejercía el cargo de ministro de Ciencia. Se destacó en el extranjero como insigne científico. Trabajó en la NASA con el proyecto Apolo, y dio clases en diferentes universidades, como la Universidad de Chicago, el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Estocolmo. En Estados Unidos se le propone ser nominado al Premio Nobel, el cual él rechazó puesto que para ser nominado tenía que aceptar también la ciudadanía norteamericana, a la cual se negó, mostrando un profundo sentido de pertenencia a su nación. A pesar de su deseo de regresar a Venezuela, murió lejos en el exilio ante la negativa de diferentes gobiernos de aceptar su entrada a Venezuela en varias oportunidades. Falleció en Estocolmo, Suecia, el 17 de marzo de 1999.

Marcel Roche, Científico:
Uno de los más destacados médicos y científicos del siglo XX, Marcel Roche nació en Caracas el 15 de agosto de 1920 y falleció en Miami, Estados Unidos el 3 de mayo de 2003. Entre los años 1952 y 1958 fundó y dirigió junto a Francisco de Venanzi el Instituto de Investigaciones Médicas Fundación Luis Roche, en la cual se hacían trabajos de investigación sobre enfermedades como anquilostomiasis, bocio endémico y diabetes, entre otros.
Alcanzó su mayor proyección dentro del municipio Los Salias a partir del año 1958, fecha en que fue designado como director del Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales, IVNIC, fundado tres años atrás por el científico zuliano Humberto Fernández Morán.
Al año siguiente, tras haber sido creado formalmente el Instituto de Investigaciones Científicas, IVIC, Marcel Roche asumió su dirección, cargo que ejerció por diez años. Roche destacó además por sus logros como investigador en el campo biomédico, plasmados en abundantes publicaciones sobre endocrinología y metabolismo, gran parte de dichos trabajos fueron realizados en colaboración con Miguel Layrisse y Carlos Martínez.
En 1970 fue designado primer presidente del Conicit, de cuya organización fue artífice. Vale la pena destacar su labor al frente de la revista Interciencia, de amplia repercusión nacional e internacional. Marcel Roche alcanzó prestigio internacional en la Academia de Ciencias del Tercer Mundo, la Academia de Ciencias de América Latina, la Academia Pontificia del Vaticano, la Universidad de las Naciones Unidas, de cuyo consejo fue presidente, y el Movimiento Pugwash, el cual reúne a prestigiosas figuras de los más diversos campos en una loable lucha por la paz mundial. Es importante destacar su clara visión del papel de la ciencia y de la tecnología en los países en vías de desarrollo, y su tesonera labor al frente de la revista Interciencia, cuya repercusión ha sido notable en nuestra región y en el mundo entero. Marcel Roche también orientó sus estudios a la sociología e historia de la ciencia publicando numerosas monografías y libros, fruto de su experiencia personal y de sus investigaciones.

Emil Friedman, Músico y Educador:
El profesor Friedman nació en Praga, actual República Checa, el 24 de mayo de 1908. Obtiene el título de Profesor Ejecutante de violín en el Conservatorio de Música de Praga en el año 1931. Entre 1933 y 1935 culmina el Doctorado en Leyes Públicas en y el Doctorado en Filología Clásica, Latín y Griego, en la Universidad Carolina de Praga y la Universidad de Cambridge respectivamente. Entre 1935 y 1939 Emil Friedman se desempeña como concertista en Australia, Asia y Europa, pero al avecinarse la Segunda Guerra Mundial se traslada a Centro y Suramérica. Llega a Venezuela en 1945 y se radica en Maracaibo, ciudad donde es nombrado Director de la Academia de Música del gobierno estatal en la cual permanece hasta 1948. En el estado Zulia se integra plenamente en la vida cultural local, dirigiendo el Cuarteto Maracaibo y fundando la Sociedad Zuliana de Conciertos; la primera orquesta de cuerdas del estado; la Asociación de Amigos de la Música junto a Jacobo Fermín Salas y, fuera de Zulia, las sedes de San Cristóbal, Valencia y Caracas de Pro-Arte (la dos primeras junto a Aurelio Ferrero Tamayo, hijo). En 1949 funda en Los Samanes el colegio y academia musical Emil Friedman (originalmente esta institución era un kindergarten musical).
En 1968 el profesor Friedman es condecorado con la Orden Francisco de Miranda en su Tercera Clase; en 1984 recibe una medalla y un diploma por parte del Sindicato de Maestros del Estado Miranda; en 1986 la Banda de Honor de la Orden Andrés Bello; en 1987 la Orden Diego de Losada en su primera clase; en 1993 el Premio Nacional de Música de Venezuela y en 1997 el gobierno checo le otorga el premio Gratias Agit por la buena divulgación de la República Checa por parte del maestro. Emil Friedman falleció en el 2003 a la edad de noventa y cinco años.

Pedro Francisco Lizardo, Poeta y Periodista:
Uno de los más importantes poetas y periodistas venezolanos, Pedro Francisco Lizardo nació en Bejuma, estado Carabobo, el 25 de enero de 1920. Desde muy joven sintió atracción por la carrera periodística, razón por la cual de 1936 a 1946 trabajó como redactor de los diarios El Carabobeño y El Índice y colaborador de El Cronista. Igual de grande era el interés de Pedro Francisco Lizardo por la literatura, lo cual se manifestó en la fundación de revistas literarias como el Boletín del Ateneo de Valencia, Gaceta de Tierra Firme y Estudios, así como en sus asiduas colaboraciones en el semanario Fantoches, en Caracas.
En esta misma época fundó el grupo Estudio y los semanarios Latitud y Tendido (periodismo político y actualidad taurina respectivamente). En el año 1945 ejerció actividades políticas que a la larga le ayudaron en una importante carrera diplomática (llegó a ser secretario privado del doctor Enrique Tejera, en ese entonces presidente del estado Carabobo). En 1946 siguió con su carrera periodística, trabajando como redactor en jefe de la revista Essograma de la Creole Petroleum Corporation y como jefe de redacción de la revista Élite, en Caracas. De 1947 a 1948 fue secretario de la Embajada de Venezuela en Moscú y de 1948 a 1949 encargado de Negocios de la misma Embajada. El paso de Pedro Francisco Lizardo por Rusia le impresionó en gran medida, por ponerlo en contacto con una realidad social, política y cultural de agudos contrastes. En Moscú conoció y entabló amistad con el hispanista ruso Fedor Kelim, quien ayudó a que se tradujera al ruso la novela Mene, de Ramón Díaz Sánchez. Poco después de su regreso a Venezuela, entre 1950 y 1956, fue redactor del diario La Esfera, en Caracas, y entre 1950 y 1954 trabajó como director de publicaciones de la Escuela de Periodismo de la Universidad Central de Venezuela. En 1952 Pedro Francisco Lizardo fue presidente de la Asociación Venezolana de Periodistas.
Entre 1956 y 1957 fue jefe de redacción de la revista Momento y de 1957 a 1963 se desempeñó en diversos cargos en agencias de publicidad como Young and Rubican, en la Corporación Venezolana de Fomento en el Ministerio del Trabajo y en la Universidad de Oriente (en 1959 fue también jefe de redacción del diario La Razón). De 1962 a 1970 Pedro Francisco Lizardo fue columnista del diario La República y jefe de sus páginas literarias. En 1963 volvió a trabajar en la Universidad de Oriente y al año siguiente fue el coordinador de publicaciones de la Corporación Venezolana de Fomento. De 1965 a 1969 fue director de la Televisora Nacional y de 1969 a 1974 dirigió la revistas Variedades (1969), el semanario Imagen (1970-1971) y la revista Kena (1970-1974). En los años 1972 y 1973 Pedro Francisco Lizardo fundó y dirigió el Taller de Expresión Literaria de la Universidad Católica Andrés Bello, fue coordinador de publicaciones del Instituto Pedagógico de Caracas, director de la División de Cultura del Inciba (en 1973 fue presidente encargado de esta institución) y miembro de la Comisión Nacional de Radiodifusión.
Gran parte de la década del setenta Pedro Francisco Lizardo ejerció numerosos cargos relacionados con el periodismo, destacando la dirección de la revista Imágenes (1974-1977), su trabajo como secretario de organización del Colegio Nacional de Periodistas (1976-1977), la dirección de Información y Relaciones Internacionales del Consejo Nacional de la Cultura, Conac, (1978-1980) y la presidencia del Colegio Nacional de Periodistas (1978-1979). De 1981 a 1984 Pedro Francisco Lizardo trabajó en la secretaría de redacción del diario El Universal, así como en su redacción de cables. En 1984 fue presidente de Venezolana de Televisión, canales 5 y 8. De 1985 a 1990 fue miembro del consejo directivo de la fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos, director de Relaciones Culturales del Ministerio de Relaciones Exteriores y coordinador de la comisión del V centenario del descubrimiento de América. De 1986 a 1990 fue miembro del directorio de la Fundación Biblioteca Ayacucho. Años antes y desde ese entonces fue colaborador asiduo de los diarios El Nacional, El Universal y La República, y de las revistas Cultura Universitaria y Revista Nacional de Cultura, así como jurado de premios de la talla de los premios nacionales de Literatura y Periodismo. Pedro Francisco Lizardo falleció en Colinas de Carrizal —donde vivió por más de treinta años, el 12 de julio del año 2001.
Como poeta, Pedro Francisco Lizardo destaca por una obra donde predomina lo metafísico, siendo algunos de sus temas más frecuentes el tiempo, el absurdo y la vida interior (representada con la metáfora de la rosa), entre otros. Sus obras publicadas son Canción del agua clara (1939), La viva elegía, escrito bajo la impresión de la muerte de su padre (1943. Reeditado por la UCAB en 1972), Pura encendida rosa (1944), El tiempo derramado (1956), Los círculos del hombre (1959), La memoria y los días (1976), El cronista y la ciudad (1977), Explicación y elogio de la ciudad creadora (1986), estos dos últimos libros de crónicas, y Fragmentos sobre El Bosco, publicado en la revista Nacional de Cultura (1996). En el año 2001 Monte Ávila Editores publicó una antología de su obra. En cuanto a los premios y condecoraciones con que Pedro Francisco Lizardo ha sido homenajeado, se encuentran los siguientes: Primer premio del concurso nacional de reportajes sobre el censo (1950), Premio Internacional de Poesía Andrés Eloy Blanco (1957), Premio Municipal de Poesía (1959), accésit al Premio Nacional de Literatura (1960), premios Rafael Guinand de Televisión (1965-1968) y Premio Municipal de Poesía, concedido por segunda vez por el libro La memoria y los días (1976). En cuanto a las condecoraciones, Pedro Francisco Lizardo recibió las órdenes Andrés Bello, Francisco de Miranda, Sol de Carabobo, Diego de Lozada y Mérito al Trabajo, así como el Premio de Periodismo Pedro Francisco Lizardo, creado por el Concejo Municipal del municipio Bejuma en 1970.

Don Baltasar de León, fundador de El Hatillo:
Don Baltasar de León, hijo de Francisco de León -uno de los mantuanos que participó en la lucha en contra de la casa Guipuzcoana- fue uno de los fundadores del poblado de El Hatillo. Llegó a esta localidad buscando un lugar apartado en el cual poder establecerse sin ser rechazado por el pasado insurgente de su familia. El Hatillo también conocido como "El Jatillo" era un cruce de caminos que conectaba Aragua, los Valles del Tuy, Petare, Filas de Mariche y Baruta. Una vez establecido en la localidad y habiéndose ganado el respeto y apoyo de los demás habitantes de la comunidad, don Baltasar inicia los trámites para lograr que El Hatillo fuera considerado parroquia independiente de Baruta. Mientras tanto, con el permiso del obispo Diego Antonio Diez Madroreño construye la capilla del Calvario en agradecimiento a Dios por haberlo salvado en las duras circunstancias de su vida. En 1782 don Baltasar se casó con su prima Ana Francisca Pérez García quien como él fue una gran benefactora de la comunidad. En 1784, forma la primera Asociación de Vecinos del Hatillo para reclamar formalmente que se declare El Hatillo como parroquia autónoma, petición a la que finalmente accede el obispo mariano Martí. Después de muchos años de ejercer su liderazgo en la comunidad de El Hatillo, don Manuel Escalona de Arguizones entabla ardorosa competencia con don Baltasar por conseguir el dominio de la zona, obligándolo a refugiarse en una hacienda en la región de Tócome, en 1803, a la edad de setenta y nueve años. En ese mismo año muere sorpresivamente, debido a una aparatosa caída de un caballo.

Soledad Bravo, Cantante:
A pesar de haber nacido en Logroño, España, Soledad Bravo se ha destacado como una de las intérpretes de música venezolana, latinoamericana y española de mayor reconocimiento internacional. Su carrera artística se inicia en la Universidad Central de Venezuela a finales de la década de los sesenta, época en que interpretaba poemas de autores españoles como el granadino Federico García Lorca. Se dio a conocer en la televisión venezolana en un programa conducido por Sofía Imber en la Televisora Nacional, canal 5, en el cual era presentada regularmente. Con el pasar del tiempo Soledad Bravo amplió su repertorio, abarcando estilos tan diversos como la música venezolana en todos sus géneros, la música sefardí (música judeo española), la canción de protesta latinoamericana, salsa, jazz, rancheras y boleros. Ha grabado más de treinta discos y ha compartido estudio y escenario con artistas de la talla de Chico Buarque, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Gilberto Gil, Willie Colón, Milton Nascimento y Rubén Blades. Algunos de sus discos más destacados son sus dos volúmenes de Cantos de Venezuela (1974), Canto a la poesía de mis compañeros (1975) –donde versiona poemas de Nicolás Guillén; Bertold Brecht; Mario Benedetti y León Felipe-; Soledad Bravo. Rafael Alberti (1977) -en el cual contó con la participación del poeta representante de la generación española del 27 y con el que mereció el Gran Prix de la Academia Francesa del Disco-; y su disco doble Soledad Bravo en vivo, recital realizado en el Aula Magna de la Universidad Central de Venezuela. Uno de sus discos más recientes es Soledad canta a Pablo Milanés, donde interpreta canciones del trovador cubano.

Rafael Cadenas, Poeta:
Cadenas es uno de los poetas, ensayistas y traductores más importantes de la década del sesenta en Venezuela y del panorama de la literatura venezolana en general. Destaca como cultivador del versolibrismo y el poema en prosa y como un preciosista del lenguaje que al mismo tiempo recela de él para no caer en una exhuberancia verbal carente de sentido alguno. Nació en Barquisimeto en 1930 y desde muy joven manifestó sus facultades artísticas. Poeta precoz que publicó su primer libro Cantos iniciales, en 1946. En este poemario, de escasa difusión hoy en día pues su autor se ha negado a su reedición, se anuncian ya los rasgos de la poesía posterior de su autor: el destierro y el desarraigo de un ser que al mismo tiempo se encuentra en búsqueda de la calidez humana sin llegar a lograrlo.
En 1958 escribe Una isla y en 1960 publica Los cuadernos del destierro, texto en el que se evidencia una revisión y una reversión de su poesía inmediatamente anterior (rasgo este que caracterizará toda su obra). A partir de este momento vemos a un poeta cuya principal preocupación es la captación del hombre desarraigado, frustrado, aquél que se asombra ante la cotidianidad más que por ingenuidad pueril por su falta de contacto con el día a día que lo rodea. La poesía de Cadenas es la poesía de la derrota que se erige como victoria al ser producto de la conciencia de su propio desapego. Texto abanderado de esta postura vital es el poema Derrota (1963) poema que se encuentra a dos aguas entre la resignación y la soberbia. Fue publicado por vez primera en Clarín del Viernes, Caracas, 31 de mayo de 1963,. Otros poemarios importantes dentro de la obra de Rafael Cadenas son Falsas Maniobras (1966); Intemperie (1977); Memorial (1977) y Amante (1983). Obtuvo el Premio Nacional de Literatura.

Pedro Trebbao:
Nació en Colonia, Alemania, en 1929. Llegó a Venezuela en el año 1953. Biólogo de profesión, culminó sus estudios de veterinaria en la Estación Biológica de Rancho Grande en Maracay, estado Aragua. Trebbao es considerado pionero de la educación ambiental en Venezuela. Se desempeñó como director del Zoológico del Pinar, fue el fundador del Zoológico de Caricuao y asesor al equipo encargado del Zoológico del Parque del Este. Descubrió nuevas especies de animales en Venezuela una culebra y un caballito del diablo, a los cuales les dieron su nombre: Liophis trebbaui e Irydction trebbaui. Una de las actividades que le dio mas proyección fue un programa de televisión que se transmitió por el antiguo canal 5 sobre la vida de los animales y el zoológico, el cual lo realizaba en un estudio al aire libre y en vivo. Trebbao es además autor de varias obras entre ellas varios libros editados sobre la tortuga venezolana.

Juan Pablo Sojo, Hijo (1907-1948):
Juan Pablo Sojo nació en Curiepe, primer pueblo de africanos y sus descendientes libres en la historia de Venezuela durante el siglo XVIII Fue Sojo quien percibió nuestra gran riqueza histórica, cultural y natural. A los 23 años escribió su novela Noche Buena Negra, la cual recoge la barloventeñidad con sus esperanzas, sus sufrimientos, la cotidianidad cacaotera y sobre todo los valores y mitos que siempre han caracterizado a esta región. Sojo dedicó su vida a la reivindicación de la cultura local, a través de sus escritos en los diarios El País, La Esfera y El Nacional. Fue Juan Pablo Sojo quien escribió con "una visión desde adentro" acerca del modo de ser barloventeño. En Noche Buena Negra, así como en otras de sus obras se plasman las religiones tradicionales, la sensualidad y la sexualidad. Logró en la década de los 30 introducir el tema afrovenezolano como factor importante en el proceso de conformación de la identidad cultural venezolana. Las obras de Sojo resaltan los valores y las tradiciones propias de la región, como se ve claramente en Noche Buena Negra.

Manuel Díaz Rodríguez, Escritor:
Manuel Díaz Rodríguez nació el 28 de febrero de 1811, en la hacienda Las Dolores, cerca de la población de Chacao. Es hijo de Juan Díaz Chávez y Dolores Rodríguez, inmigrantes canarios que se residenciaron en nuestro país a partir de 1842. Se graduó de Doctor en Ciencias Médicas en 1891 y luego viajó a Europa para perfeccionar sus estudios y conocer varios países. Estas vivencias lo llevan a escribir su primer libro, Sensaciones de viaje, que pública en París en 1896. Recibe el premio de la Academia Venezolana de la Lengua, regresa a Venezuela y se incorpora al grupo del Cojo Ilustrado y Cosmópoli.
En 1897 publica Confidencias de Psiquis; en 1898, Demis-Romerios; en 1899 se casa con Graciela Calcaño, viaja a París y pública Cuentos de color; en 1901 publica Ídolos rotos y en 1902 Sangre patricia. En 1908, cuando llega al poder Juan Vicente Gómez, Díaz Rodríguez se convierte en su colaborador y comienza su trayectoria política. A través de diecisiete años ocupa diferentes cargos en la administración de Gómez: vicerrector de la Universidad Central de Venezuela, director de Instrucción y Bellas Artes (1913), ministro de Relaciones Exteriores (1914), senador por el estado Bolívar (1915), ministro de Fomento (1916), presidente del estado Nueva Esparta (1925) y presidente del estado Sucre (1926). Desde el punto de vista literario, la segunda etapa de Díaz Rodríguez es menos fecunda y con menor proyección artística. En 1910 publica Camino de perfección, un ensayo sobre la unidad y el orgullo, y en 1918 Sermones líricos, una serie de trabajos que comprenden piezas oratorias, ensayos y semblanzas autográficas. Por último, en 1926, después de veinticuatro años de haber escrito su última novela, publica Peregrina. Víctima de una enfermedad, Díaz Rodríguez se traslada a Nueva York en mayo de 1927 y muere allí el 24 de agosto de ese mismo año.

Pedro Gual, Epónimo:
Este ilustre venezolano nació en Caracas el 17 de enero de 1783. Aprendió inglés, latín y francés. Se considera como el iniciador de la política exterior venezolana en su relación con Colombia. Diplomático por naturaleza y abogado de profesión, además de periodista, político, teólogo y estadista. Fue miembro de la Sociedad Patriótica y secretario personal de Francisco de Miranda. Ejerció varios cargos distintivos en la política nacional e internacional y estuvo encargado de la presidencia de Venezuela en tres oportunidades en sustitución de Monagas, Castro y Tovar. Fundó los periódicos El Patriota de Venezuela y El Observador Colombiano. Por su enfrentamiento contra los federales durante su última presidencia fue derrocado en 1861 y hecho preso por José Echezuría, a quien le dijo: Tan joven y traidor... Con hijos y tener que legarles un crimen... Exiliado en Guayaquil, murió en 1862. En tal sentido se le rinde homenaje colocando su nombre al municipio homónimo.

Lino Gallardo, Músico:
Es uno de los compositores, directores de orquesta e intérprete de violín, violonchelo y contrabajo más destacados en la historia musical de Venezuela. Hijo de Rudesindo Gallardo y Bárbara Timotea Aguado. Nació en Ocumare del Tuy posiblemente en 1773. A temprana edad quedó huérfano y fue adoptado por Juan Manuel Olivares, quien lo alojó hasta 1792, donde recibió sus enseñanzas musicales. Lino Gallardo estuvo comprometido en las conspiraciones de 1808 y 1810, llegando inclusive a participar en la jornada del 19 de abril de 1810. De esta década datan gran parte de las canciones de inspiración patriótica compuestas por Lino Gallardo, las cuales le valieron presidio al caer la primera república, en junio de 1812. Gallardo estuvo encarcelado en La Guaira. A pesar de sus claras filiaciones patriotas, logró en pleno régimen realista fundar a la Sociedad Filarmónica de Caracas, la cual funcionaba como escuela de música y sociedad de conciertos, dirigidas ambas por su persona. El 9 de agosto de 1824 fue nombrado maestro mayor de música de Caracas. Tres años después, en 1827, cuando Simón Bolívar entró triunfalmente a Caracas, Gallardo compuso una canción patriótica en su honor. Bolívar, complacido, lo dispensó de participar activamente junto al ejército patriota y le dio un cargo como funcionario en la aduana de La Guaira. Lino Gallardo falleció en Caracas el 22 de diciembre de 1837. Se dice que entre sus obras musicales más importantes se cuenta la música del himno nacional Gloria al bravo pueblo, del cual si no es el verdadero autor, aparentemente participó en su composición junto a Juan José Landaeta. La única obra que se conserva de Lino Gallardo y de la que se tiene seguridad de su autoría es la canción patriótica Tu nombre, Bolívar, la fama elevó, aparecida en 1883 en el libro Ensayos sobre el arte en Venezuela, de Ramón de la Plaza. También compuso la música de la Canción americana, escrita por los conjurados de 1797.

Agustín Codazzi, Prócer:
Nacido en Italia el 11 de julio 1793. Murió el 7 de febrero de 1859. Sus restos descansan en el Panteón Nacional de Caracas. Prócer y geógrafo que se destacó militar, política y científicamente en la época de la independencia. La comunidad italiana residente de Ocumare del Tuy en el tricentenario de su fundación. Año 1973.

Alberto Machado, Músico:
Oriundo de Barlovento. Realizó estudios en la Escuela de Música José Ángel Lamas en Caracas. En este período de su vida, conoce a quien fue su esposa Petra Eulalia Valdéz. Posteriormente, se residencia en Yare y crea la primera estudiantina, dando paso a la iniciación de una banda municipal de conciertos, con músicos propios de Yare. Fundó la primera versión de la orquesta musical de Yare, donde era ejecutante del bajo y el contrabajo. La banda municipal de conciertos de Yare y la Fundación Fundalma, semillero de la banda de conciertos, llevan su nombre. La comunidad lo recuerda como el maestro por excelencia de la música de Yare. Este insigne artista falleció en el mes de diciembre de 1992.

María Teresa Castillo, Promotora Cultural Periodista:
Esta promotora cultural, periodista y luchadora de los derechos humanos y de la mujer, nació en la hacienda Bagre de Cúa, el 15 de octubre de 1908. Fundadora de la Federación de Ateneos de Venezuela y presidente del Ateneo de Caracas desde 1958, desde muy joven se dedicó a actividades políticas y artísticas; fue miembro del grupo político ORVE e integrante del Orfeón Lamas. Es viuda del escritor y periodista venezolano Miguel Otero Silva. En 1983 se le otorga el cargo vitalicio del Ateneo de Caracas y forma parte de numerosas organizaciones nacionales e internacionales dedicadas a la paz y a la defensa de los derechos humanos. Es miembro del Comité Internacional para el premio mundial de la cultura de la Unesco. Dentro de sus reconocimientos nacionales e internacionales destacan: Orden lazo Isabel la Católica, España; Orden Francisco de Miranda en su primera clase, Andrés Bello en primera clase; mérito al trabajo y botón de la ciudad de Caracas, estos últimos concedidos en Venezuela.

Emma Soler, Actriz:
Esta reconocida actriz del drama y la zarzuela, nació en Cúa el 8 de julio de 1868. Su verdadero nombre -era Ignacia Villasana, adoptando el de Emma Soler como nombre artístico por sugerencia de Manuel María Fernández. Se inicia en la actuación interpretando cuadros vivos y nacimientos en plazas públicas y teatros de corral. Se presenta en 1885 en el teatro Folies Dramátiques, construido en Caracas por Nicanor Delgado y el 28 de octubre del año 1886 debuta en la obra El anillo de hierro, montaje de la Compañía Americana, en el papel de Margarita. En 1889, es primera actriz en la compañía de Enrique Terradas; es con esta compañía que viaja en 1890 a Maracaibo. A partir de este momento, actúa con casi todas las compañías nacionales y extranjeras que se presentaban en Venezuela, entre ellas la compañía de zarzuela de Miguel Leicibabaza en 1885 y la compañía dramática de Arcadio Arzuaga en 1899. Funda en 1890 la Sociedad Artística, junto a su esposo el empresario venezolano Luis Reyes. Esta compañía se dedica a la difusión del género lírico-dramático en el país. La Sociedad Artística realiza diversas presentaciones en Caracas, Valencia y Maracaibo. En 1906 realiza una gira con esta compañía por la región de los andes y los llanos venezolanos y en 1911 se presentan en Puerto Rico. Según el señor Adolfo Angulo Pérez, cronista de la ciudad de Cúa, esta destacada actriz de origen cueño recorrió varios países de América entre ellos Colombia, Puerto Rico, Santo Domingo y Costa Rica. Ignacia Villasana, mejor conocida por su nombre artístico como Emma Soler, murió en Caracas el 6 de octubre de 1916. El complejo cultural de los Teques del estado Miranda y la biblioteca pública de Cúa, llevan su nombre como un homenaje a quien en vida tuviese tal fama a nivel nacional e internacional.

Ramón Armando Rodríguez Lugo, Escritor:
Nació en Cúa en 1895. Sus padres fueron Ramón Rodríguez y Rosa Lugo de Rodríguez. En 1919 se traslada a Puerto Cabello, población en la que se desempeñaría como secretario del Ministerio de Sanidad. Ideó y llevó a efecto la iniciativa del hospital de Cúa que logra inaugurarse en 1936 con el nombre de un ilustre médico reconocido en los la región como lo fue el doctor Rafael Osío. Desde 1953 hasta 1956, Ramón Rodríguez se desempeñó como secretario de la Asociación de Escritores Venezolanos y en 1942, fue miembro fundador y presidente consejero del Colegio Nacional de Técnicos en Contabilidad. Durante 20 años estuvo redactando una importante obra titulada Diccionario biográfico, geográfico e histórico de Venezuela. El último cargo que desempeñó fue como director de administración del Consejo Nacional del Niño. Traducía obras literarias del francés, inglés e italiano. Murió en Caracas en 1959.

Rafael Fuentes González, Historiador:
Nació en Cúa el 24 de mayo de 1921. Sus maestros fueron los insignes educadores Rafael Luque y José María Alcántara y el telegrafista Francisco Rivero. Se desempeñó como comerciante y conocedor del acervo histórico y cultural de distintas poblaciones de los Valles del Tuy. Fue cofundador de la Sociedad Bolivariana de Cúa en 1980 y fundó la Asociación para el Rescate del Acervo Histórico Cultural de la región. Manejaba con lujo de detalles buena parte de los datos históricos referentes a esta población. Es autor del folleto Pedacitos históricos de Cúa, escrito en forma de un diálogo imaginario entre el autor y la señora Cúa, personificación de la ciudad. En esta conversación Cúa, como personaje, va relatando aspectos importantes de su historia, que abarca 300 años. Esta obra fue publicada post mortem en el año 2001 bajo los auspicios de la Fundación María Teresa Manzo de Angelino, con un tiraje de 500 ejemplares. Rafael Fuentes González fallece en Caracas el 30 de julio de 1994.

Esteban Vásquez, Músico:
Nació en Cúa el 3 de septiembre de 1912, hijo de Pedro Vásquez y María de Jesús Acosta. Estudió música en la Escuela Parroquial Germán Lira, de Pueblo Nuevo, Cúa, especializándose en la ejecución del bombardino; dos de sus maestros fueron Pedro Rivas Flores y Lope Díaz Milano. Fue miembro de la banda El Rosario de Cúa, con la que hizo su primera presentación en la hacienda Lecumberry. Entre los reconocimientos recibidos está la condecoración Vicente Emilio Sojo en su segunda Clase, otorgada por el Concejo Legislativo Cúa, estado Miranda en el año 2003 y la condecoración por sus veinte años de servicio, otorgado por la Universidad Central de Venezuela en el año 1972. Con sus noventa y tres años y una larga experiencia en la ejecución musical, es el único músico cueño con vida de la generación de 1928.

Baudilio Díaz, Beisbolista:
Nace en Cúa el 23 de marzo de 1953. Sus padres son Ángel Rosendo Díaz y Juana Angelina Seijas de Díaz. Desde pequeño se destacó como un niño muy activo. Ya en 1964 forma parte de la organización Los Criollitos, representando a su divisa en campeonatos infantiles hasta 1966, fecha en la que pasa a la categoría Junior. En 1970 participa en los primeros juegos nacionales de béisbol juvenil de Los Criollitos en los que el equipo de Miranda se titula campeón nacional, obteniendo Baudilio Díaz el título de campeón catcher a la defensiva y líder jonronero, título éste que comparte con Edwin Granderson. En la temporada de 1979 pasó a la historia de los record nacionales de béisbol, formando parte de las estrellas de este deporte en Venezuela.

Juan España Delgado, Poeta:
Este poeta recordado por haber participado en El Cojo Ilustrado, importante publicación periódica de inicios del siglo XX venezolano, nació en Cúa el 5 de noviembre de 1878, hijo de José María España e Isabel Delgado. Surgió de un hogar humilde, recibiendo su primera instrucción en la Escuela Unitaria de la mano del maestro Dávila. A pesar de ser un prolífico escritor, apenas logró publicar una de sus obras, se trata del libro Mi Tierra, publicado en 1926. Muere en Caracas el 23 de abril de 1950.

Eponoima, Cacique de Carrizal:
A pesar de que gran parte de los historiadores no mencionanla existencia de un cacique aliado a Guaicaipuro que dominaba en las montañas de Los Budares y todas sus zonas cercanas, existen pruebas que confirman la existencia de este personaje. El nombre de Eponoima ya aparecía reseñado en un antiguo mapa del latifundio de los Ascanio Tovar, en cuyas tierras se llegó a conformar parte del pueblo de Carrizal. Otro documento probatorio de la existencia del cacique carrizaleño es el texto de la encomienda concedida a Francisco Román, en las últimas décadas del siglo XVI, aquí se señala que Eponoima vivía en la comarca de Guaicaipuro, en el pueblo de Acagüaima. Se sabe que Eponoima fue aliado de Guaicaipuro en su lucha en contra de los conquistadores españoles. Cuando se llevó a cabo la emboscada de los conquistadores en contra de Guaicaipuro (1668), un vigía de Eponoima, asentado en el cerro del Indio, hoy Pan de Azúcar, vio fuertes llamas que provenían del campamento de Guaicaipuro y sus aliados. Este vigía avisó a Eponoima y el cacique carrizaleño fue a brindar su apoyo lo más pronto que pudo. El cacique no llegó a tiempo para impedir que apresaran a Guaicaipuro, pero rescató a las mujeres y niños que se encontraban ocultos entre los matorrales evitando el contraataque español. Eponoima quedó al resguardo de los sobrevivientes de la emboscada. Días después sin embargo, las mujeres fueron raptadas, entre ellas Uquira, esposa de Guaicaipuro. Se cree que Eponoima la logró rescatar de los españoles y mantener oculta de los españoles hasta que él fue asesinado durante una emboscada de conquistadores españoles.

Uquira, esposa de Guaicaipuro:
Se cree que entre las muchas esposas del cacique Guaicaipuro, su favorita era una hermosa y joven muchacha de origen chaima o cumanagoto llamada Uquira, capturada en la zona costanera. El amor y devoción de Guaicaipuro por Uquira era tal, que las otras esposas del cacique no se atrevían a celar a su esposo sino que tenían en gran estima a la favorita de Guaicaipuro. En 1668 una partida de conquistadores españoles logró llegar a Suruapo o Suruapay, hoy El Vigía, en Los Teques, campamento de Guaicaipuro. Esperaron a que anocheciera para acorralar al cacique, quien se defendió de manera aguerrida. Al verse perdidos, los españoles quemaron las viviendas donde se habían refugiado Guaicaipuro y su gente, por lo que se vieron obligados a dejar sus guaridas. Desesperada y valiente, Uquira intentó avanzar desarmada entre los conquistadores para ser asesinada junto a su esposo, sin embargo, en ese momento no fue atrapada. Tiempo después, cuando ella y los sobrevivientes de la emboscada se encontraban en el poblado de Cuguaime, al mando del cacique carrizaleño Eponoima, Uquira, junto a otras mujeres, fue raptada por una nueva emboscada de españoles. Se dice que mientras estuvo presa Uquira se negó a probar bocado y trató de escapar numerosas veces, lo cual no logró sino con la ayuda de Eponoima, quien la rescató y mantuvo oculta en una cueva por varios meses. Cuando Eponoima fue asesinado, una de las esposas del cacique, al verse amenazada por los españoles, tuvo que revelar el escondite de Uquira. Dice la leyenda que cuando la viuda de Guaicaipuro sintió llegar a los españoles se adentró en la cueva lo más que pudo. Estos, desorientados, no vieron en la cueva otro ser viviente aparte de una pavita. La preferida de Guaicaipuro nunca fue vuelta a ver con vida; no se sabe si falleció o si se convirtió en la pavita que se topó en la cueva con los españoles. Desde ese entonces esta ave es también conocida como urquia. Hoy en día esta valerosa mujer es recordada por los carrizaleños, pues su nombre bautiza a uno de los sectores del municipio, Lomas de Urquía, variante española del nombre Uquira.

Save up to 65% at Luxury Link!

Great places to stay at travelmob.com

Los Mejores Destinos Turísticos de Latinoamérica y Norte América

Destinos Turísticos de América Central o Centroamérica Destinos Turísticos de América del Sur o Suramérica Destinos Turísticos del Caribe Latinoamericano Estados Unidos de América USA - Mejores Destinos Turísticos de Estados Unidos USA Vacaciones en los mejores Resorts todo incluido, Propiedades Vacacionales, Villas y Hoteles de Lujo

 

booking.com Otel.com OneTravel Logo Orange 88X31 Generic_120x60 Vegas from the inside Great places to stay at travelmob.com
Vacation Home Rentals LuxuryLink.com Great places to stay at travelmob.com One Card. One Price. Endless Fun! Travel to Central and South America!

 

 
Ahorra en los mejores Parque de Orlando! - Lo Mejor de Orlando Florida Estados Unidos - Hoteles - Tickets de Entradas para los Parque Tematicos - Shows - Tours
Ahorra hasta un 50% en los mejores Shows de Las Vegas!- Lo Mejor de las Vegas - Hoteles - Shows - Casinos - Atracciones - Tours - Nightclubs
 
Rating for guiaviajesvirtual.com
Diseñado por AGH Software & Technology
Todos los derechos de propiedad reservados por GuiaViajesVirtual.com, AGH Software & Technology y las organizaciones que nos suministraron su información (Bibliografía/Créditos)