Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Miranda

Guía de Viajes del Estado Miranda

Turismo en el Estado Miranda, Atracivos Turísticos del Estado Miranda, División Político Territorial del Estado Miranda

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Miranda
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Miranda
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC - Estado Miranda, Venezuela

Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC - Estado Miranda, Venezuela

El Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC se encuentra ubicado en San Antonio de Los Altos, Carretera Panamericana, km 11, altos de Pipe. Su historia se remonta al año 1954, cuando el científico zuliano Humberto Fernández Morán escogió terrenos en Los Altos de Pipe para construir el Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales, IVNIC. Fernández Morán se encargó de contratar a varios investigadores extranjeros especializados principalmente en la investigación biomédica, así como también se contrató la compra e instalación de un reactor nuclear. A pesar de los buenos inicios del IVNIC, éste tuvo una muy efímera existencia, pues tras la caída de la dictadura del general Marcos Pérez Jiménez el gobierno provisional nombró una comisión para su reestructuración, la cual elaboró un informe muy completo sobre el IVNIC y la que recomendó la creación de otra institución sobre su.

 

 

Así, el 9 de febrero de 1959 la Junta de Gobierno presidida por el doctor Edgar Sanabria creó por decreto al Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC, con carácter de Instituto Autónomo, adscrito al Ministerio de Sanidad y Asistencia Social, se le asignó el patrimonio del IVNIC y se nombró a Marcel Roche como su primer director y organizador, quien se desempeñó en este cargo por diez años. Contrariamente al objetivo del IVNIC, la naturaleza del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC, fue multidisciplinaria desde sus inicios, contando con secciones de Biología, Medicina, Física, Química y Matemáticas. El IVIC aplicó como política de ingreso el tener una capacitación de excelencia para realizar investigación. Con el pasar de los años se planteó el crecimiento hacia múltiples áreas captando investigadores que dieran pruebas de excelencia académica. Se siguió una política de seleccionar jóvenes venezolanos con inclinaciones hacia la ciencia y se los becó para realizar estudios en el exterior, cuando se culminó la construcción de la estructura del reactor nuclear se envió un grupo de personas para capacitarse en ingeniería nuclear, formándose importantes grupos de trabajo en Tecnología Nuclear y en Radiofísica Sanitaria. En 1972 se creó el Centro Tecnológico del IVIC con el objeto de llevar a cabo desarrollos tecnológicos en diversas ramas de las ingenierías y servir de base para la prestación de servicios. No obstante, la mayor parte del grupo de ingeniería se separó del IVIC en 1982 para formar la Fundación Instituto de Ingeniería. En la década de los setenta el Centro de Química creció mucho y buena parte de los investigadores se orientaron hacia el área de petróleo, pasando el centro a ser de Petróleo y Química, en 1976, un importante grupo de investigadores y técnicos de ese centro se separó del IVIC para formar junto con personal de operadoras petroleras el núcleo de lo que hoy en día es INTEVEP.

En 1982 un grupo pequeño de investigadores del área de biofísica del sistema nervioso se fue del IVIC para formar el Instituto de Estudios Avanzados, IDEA. En 1989 el IVIC, sobre la base de un proyecto anterior, creó la empresa Quimbiotec con el objetivo inicial de producir medicamentos derivados del plasma sanguíneo humano. Esta empresa inició la fase de producción de albúmina en 1998 y de gamma-globulinas en 1999. Se espera que en el futuro el IVIC desarrolle otros proyectos tecnológicos en el área productiva.

Merece una importante mención los estudios superiores llevados a cabo en el IVIC, los cuales datan del año 1973, fecha de la creación del Centro de Estudios Avanzados que lleva a cabo programas de Maestría y de Doctorado en diversas áreas.
Además, en los laboratorios del IVIC se realizan tesis de licenciatura y de postgrado de estudiantes de universidades nacionales y del exterior. Como complemento de este afán del IVIC por la formación continua, este instituto cuenta con la biblioteca Marcel Roche. Considerada como una de las mayores fuentes de referencias bibliográficas para la ciencia y la tecnología en Venezuela y en América Latina, fundada hacia 1954, fecha de creación de IVNIC.
La Biblioteca Marcel Roche fue declarada por la Unesco como Centro de Información Científica y Tecnológica para América Latina y el Caribe en 1996.

Esta importante institución tiene como misión servir de ente de selección adquisición, organización y recuperación de información tanto técnica como científica, la cual es un instrumento indispensable para el desarrollo de la investigación en el país.
Para el año 2002 la Biblioteca Marcel Roche estaba suscrita a 2.510 títulos en una colección multidisciplinaria de publicaciones periódicas en ciencia y tecnología, entre las que destacan revistas como Science, Nature o Proceedings of the National Academy of Science. Posee además un patrimonio bibliográfico conformado por más de cien mil libros especializados en las más diversas áreas de las ciencias así como 6.211 títulos seriados, 4.800 de ellos actualizados. La biblioteca se ha visto enriquecida y modernizada gracias a redes y medios informáticos diversos. Hoy presta servicios a toda la comunidad universitaria, científica y tecnológica del país y de América Latina. La Biblioteca Marcel Roche del IVIC es un orgullo nacional, la cual dignifica a los trabajos de investigación científica en toda América Latina.

La Biblioteca Marcel Roche destaca no sólo por la calidad de sus espacios y la abundancia de material bibliográfico especializado, que la acredita como una de las bibliotecas científicas más importantes de América Latina, sino también por su amplia colección de obras de arte contemporáneas. Entre las piezas escultóricas que esta institución atesora se encuentran las siguientes:
Estudio Prisionero político desconocido (1963), de Leslie Thornton, pieza de bronce que representa a una figura humana, enjaulada en una serie de rejas verticales y horizontales; Back pack (1971), de Víctor Valera, sobre una base negra esmaltada se levanta un conjunto escultórico conformado por tres láminas de líneas curvas y orificios, buscando generar sensación de ondulación y movimiento; Atención (1963), de Marcel Floris, conformada por una lámina transparente de acrílico levantada sobre una base en forma de prisma pintada de color azul eléctrico; y Torso, de Francisco Narváez, talla de madera de caoba.

En cuanto a la colección pictórica presente en la biblioteca Marcel Roche destacan las siguientes piezas:

Estructura, de Rogelio Polesello, acrílico de tono verde azulado, sobre cuya superficie hay nueve circunferencias de color amarillo; Color en tensión serial nº 2 (1963), de Omar Nava Carrillo, obra abstracta de técnica de madera, laca y rotor que representa un cuadro negro sobre fondo blanco y seis circunferencias blancas y amarillas; La bella Mary (1963), de Francisco Vellorí, acrílico sobre tela de estilo abstracto en el que predominan los colores gris, negro, verde, rojo y fucsia; La espera (1963), de Iván Petrovsky, acrílico y témpera sobre tela que presenta un fondo con cuadros de colores azul, verde naranja y rojo, sobre el que se superponen figuras humanas trazadas en negro; Fiesta en osa mayor (1998), de Patricia Van Dalen, obra abstracta de acrílico sobre tela y collage, el cual se caracteriza por sus colores abigarrados, con predominio del azul intenso sobre el que se superponen formas de colores intensos como naranjas, rojos y amarillos. Otras obras importantes de la colección son Blanco sobre blanco (1996) de Nedo, madera pintada de color blanco sobre la cual se disponen figuras geométricas conformadas por líneas diagonales; Retrato de Marcel Roche, de Luisa Richter, acrílico sobre tela que representa al destacado científico vestido con pantalón blanco y camisa negra, sentado tocando violoncello, el fondo es plano y dividido de manera horizontal en dos paneles de colores, blanco y gris; y El hombre y los reinos (1963), de Jean Lucart, elaborado con algodón, lana y nailon, cuadro cuyo motivo central es una circunferencia dividida en cuatro partes, dos de ellas de color negro y las otras de distintas tonalidades de amarillo cada una de ellas. En el resto del cuadro hay campos de color rojo, verde y ocre, y se aprecian motivos vegetales, un cuerpo humano y animales como jirafas y venados.

La sede del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas IVIC, se encuentra emplazada en amplios terrenos con un clima de bosque tropical nublado, en una atmósfera silenciosa y con una saludable protección ambiental, espacio idóneo para que el IVIC sea considerado sin duda alguna como una ciudad de la ciencia. Sus terrenos ocupan 832 ha de bosques y sus instalaciones reúnen a una de las colecciones de escultura exterior venezolana más importante de Venezuela.
En este ambiente labora la comunidad del IVIC, formada por investigadores activos y jubilados en régimen de permanencia en labores de investigación, colaboradores visitantes provenientes de otras instituciones, profesionales de apoyo a la investigación (PAI), técnicos de apoyo a la investigación (TAI), estudiantes de pregrado y postgrado, empleados administrativos y personal de mantenimiento.

 

 

Custom Search