Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Mérida

Guía de Viajes del Estado Mérida

Turismo en el Estado Mérida, Atracivos Turísticos del Estado Mérida, División Político Territorial del Estado Mérida

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Mérida
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Mérida
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guíaviajesvirtual.com - Venezuela - Pueblos Típicos Andinos

Pueblos Típicos Andinos

El Estado Mérida cuenta con una serie de bellas poblaciones típicas andinas, cuyos pobladores abren las puertas de su hogar a los visitantes y les brindan toda su hospitalidad. La arquitectura colonial y los hermosos paisajes que circundan a estos lugares, invitan al descanso y a la tranquilidad, que las grandes ciudades les niegan muchas veces a sus pobladores.

 

 

Algunos de las Pueblos Típicos Andinos que no se deben dejar de conocer son:

Apartaderos

Al descender del Tisure nos encontramos con la vía que nos conduce al tradicional pueblo de Apartaderos con una altitud de 3.342m.s.n.m. y una temperatura de deliciosos 6 grados centígrados. Está bicado entre las cumbres de la Sierra Nevada y la Sierra de Santo Domingo, en el valle que forma la cuenca del río Chama.
Debe su nombre a que en la salida norte del pueblo confluyen tres importantes vías que llevan a Mérida, Barinas y Valera. Los habitantes de este lugar hacen sentir a los visitantes como en casa, mientras le ofrecen la tranquilidad de un poblado que parece haberse detenido en el tiempo.
Apartaderos posee una gran cantidad de atracciones turísticas como la Casa de la Primera Misa, la Casa de Los Cien Techos, el Molino de Piedra, también se puede observar los muros de piedra, antiguas catafos de nuestros indígenas que protegían El Camino Real de Los Españoles, el cual unió la modesta y sublime belleza de la iglesia del pueblito de San Isidro Apartaderos, a la emoción de los avatares históricos de que fue testigo el camino que originó la Ruta de la Campaña Admirable, vía que transitó el Libertador Simón Bolívar y el Monumento a la Loca Luz Caraballo, leyenda del páramo que inmortalizara Andrés Eloy Blanco en un poema.
Apartaderos guarda uno de los mayores tesoros del arte Indio hispano, La Casa de los Cien Techos, La Casa del Soberao, el Museo de San Isidro y numerosas fincas. Junto a ellos el mejor de los versos de Andres Eloy Blanco, que se encuentra en el bronce de la loca Luz Caraballo, quién desde Chachopo a Apartaderos aún sigue cantando luceros con carneritos a los turistas que se quedan admirados de la belleza de sus calles y paisajes, y de la hospitalidad de su gente.

Bailadores

Fue fundado en 1628 por el Capitán Benito Velásquez Hermoso en 1628 con este nombre, haciendo alusión a los movimientos similares a los de un baile, que realizaban los indígenas que habitaban la zona al momento de entrar en combate con los conquistadores. Sin embargo, años antes llevó el nombre Pueblo de la Cruz de Sande.
Bailadores cuenta con bellos paisajes y con un clima fresco que favorece el cultivo de fresas, papas y champiñones, entre otros.
Se trata de un pueblo típicamente colonial, con su Plaza Bolívar repleta de bellas flores y frondosos árboles; y con una bella iglesia de delicados vitrales y preciosos frescos en el techo. La Cascada de la India Carú, las lagunas del Páramo de Mariño, un molino con 300 años de funcionamiento, el Parque José Antonio Páez, el Museo Bolivariano y la artesanía de tallas de madera y repujados en cuero son los principales atractivos de Bailadores.
Bailadores le ofrece al turista, luego de Mérida, las mayores comodidades en cuanto a hoteles, posadas, restaurantes y talleres se refiere. Ninguna visita a Mérida está completa sin un paseo por esta inolvidable población.

El Vigía

Es la segunda ciudad merideña en importancia luego de la capital del estado, y una de las más jóvenes, fundada hace apenas 100 años. Se ubica a 1.300 metros sobre el nivel del mar, y goza de una temperatura promedio de 32° C.
El origen de su nombre se relaciona con la estación de ferrocarril de La Vijía, es decir, la estación de aquella persona que vigila de lo alto la línea y almacenes de materiales. Con el tiempo, comenzó a aparecer en los carteles que indicaban la vía del tren el nombre actual de la población, y sus habitantes se acostumbraron a llamarlo de este modo. Su economía se basa en la producción platanera y en la ganadería.
Gracias a la confluencia de las carreteras en el poblado y al moderno aeropuerto internacional que posee, se ha convertido en un eje comercial de gran importancia que ha atraído a inversionistas de todo el país.
Los sitios históricos y de interés que no se pueden dejar de visitar en El Vigía son la Plaza Bolívar, la Plaza del Ferrocarril, la Plaza Mama Santos, la Locomotora del Ferrocarril, el Centro Cultural Mariano Picón Salas, el Ateneo Alberto Adriani, la Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, El Tamarindo, la Cruz de la misión y el Puente sobre el río Chama.
Jají:
Es uno de los pueblos que mejor conserva el estilo colonial, tan es así que aún mantiene el trazado que hicieran los conquistadores españoles para su construcción. Una de sus principales características es que cuenta con una arquitectura que se adapta perfectamente a la topografía del terreno y al paisaje que lo rodea.
Se encuentra ubicado a 38 Km de Mérida,  a 1.781 metros sobre el nivel del mar.
Jají posee una identidad religiosa muy marcada, que se palpa en la enorme devoción de los feligreses que acuden con regularidad a la hermosa iglesia.
Jají constituye el lugar ideal para pescar trucha y deleitarse con el bello paisaje conformado por los frondosos bosques nublados y los imponentes páramos.
Si desea descansar y disfrutar del silencio y la calma propia de los Andes, su destino obligatorio es Jají. Allí se conjugan las maravillas naturales con la hospitalidad de la gente, y tornan el viaje inolvidable.

La Azulita

Es el refugio de un buen número de artesanos merideños, y de quienes han decidido mejorar su salud a base de arte y silencio. Artesanos, orfebres, alfareros, y productores de mermeladas y dulces viven allí desde hace muchos años.
Se localiza a 1.150 metros sobre el nivel del mar y a 75 Km de ciudad de Mérida. Debe su nombre al color azulado que poseen sus montañas.
La Azulita cuenta con una gran variedad de fauna y flora, tan es así que la Sociedad Audubon considera a La Azulita como el segundo corredor de aves del mundo.
Además, La Azulita tiene una serie de atractivos turísticos como la Cascada y Parque Turístico La Palmita, cuya caída de agua es un verdadero espectáculo. La Iglesia de la Inmaculada Concepción es la segunda en importancia después de la catedral, posee una cúpula que quita el aliento y unos vitrales maravillosos.
También es importante destacar a Las Cuevas del Pirata, un sistema de galerías repleto de leyendas sobre los indígenas de la zona y piratas con tesoros ocultos. Allí se puede escalar, si el interesado cuenta con el equipo apropiado. En este poblado y en sus  alrededores existen muchos sitios bellos e interesantes que vale la pena conocer.

Los Nevados

Es un pintoresco y típico pueblo de la alta montaña andina, se encuentra situado a 3.200 m.s.n.m. cuenta con una población de 2.000 habitantes.
De especial interés, pero de acceso complicado, por encontrarse aislado de rutas o caminos. Para llegar es necesario hacer un viaje por caminos de penetración que se inician, en el lugar conocido como el morro, 66kms de serpentina carretera y acceso difícil con un promedio de hasta 4 horas de viaje.
Si se parte de la tercera estación del teleférico conocida como Loma Redonda, también llega. Como última opción se puede tomar un rústico en el Mercado Periférico de Mérida, el cual los conducirá hasta el centro del pueblo, por un precio razonable. Si se parte del Parque Las Heroínas de Mérida. El viaje vale la pena por sus bellos paisajes y la hermosura del poblado.
La población de Los Nevados constituye un importante reservorio de la arquitectura colonial española, combinada con construcciones típicas, elaboradas con materiales propios de la región, con su Plaza Bolívar, su iglesia y con gente muy cálida que les abre las puertas de su hogar a todos los visitantes. Su temperatura oscila entre los 8º y 10º C. Es una zona eminentemente agrícola, dedicada a la producción de papa, ajo y trigo. Se encuentra rodeada de lagunas y montañas ideales para la práctica de la pesca y del excursionismo.

Mucurubá

Este es uno de los pueblos más antiguos y espirituales de Mérida. Fue en 1744 cuando lo poblaron 120 indígenas, quienes impulsaron su desarrollo.
Mucurubá cuenta con una hermosa iglesia, que alberga algunas de las imágenes más bellas de los santos venerados en los Andes. Además, tiene una cofradía en honor a la Virgen María. Es en este lugar donde cada año se celebra el día de la Virgen de la Inmaculada Concepción.
Personas de todas partes de Mérida se reúnen y participan en la fiesta encendiendo velas, rezando, cantando, bailando, comiendo y compartiendo con los amables habitantes del poblado. Si lo que buscas es disfrutar de bellos paisajes, respirar aire fresco y descansar en total tranquilidad, Mucurubá es el sitio ideal.

San Rafael de Mucuchíes

A 55 Km de la ciudad de Mérida y a 3.140 metros sobre el nivel del mar, se encuentra este pueblo que constituye uno de los tesoros de la Sierra de Santo Domingo. Tiene 583 habitantes, que viven a una temperatura de 9° C aproximadamente, entre un hermoso paisaje repleto de páramos, cumbres y lagunas. Fue fundado por el Padre Asunción León, el 17 de agosto de 1872 como el pueblo del vecindario. Posteriormente, se llamó San Rafael Arcángel y, finalmente, quedó bautizado como San Rafael de Mucuchíes.
A la entrada de la población de San Rafael de Mucuchíes, se observa uno de los templos de mayor tradición andina, la Capilla de la Virgen de Coromoto, construida por Juan Félix Sánchez en piedra.
El estilo colonial predomina en las casas y casonas de San Rafael de Mucuchíes. Las torres de la iglesia y los antiquísimos molinos de trigo son testigos mudos de un tiempo pasado, que a veces parece haberse detenido en este lugar. Cuenta con sembradíos de hortalizas, trigales e imponentes frailejones, que guardan el secreto de la grandiosidad de este pueblo merideño. S
an Rafael de Mucuchies es un Pueblo típico andino, con características coloniales, cercano al Páramo de Mucuchíes, Entre sus principales atractivos se cuentan los siguientes:
La Capilla de Piedra de Juan Félix Sánchez, Lagunas, El Potreo, Michurao, La Estrella, Sai- sal, La Verde, El Hoyo y la Lagunita de afuera.
Desde el pueblo, se llega al Pico El Águila y al pueblito del Tisure (a 8 horas del pueblo). Acceso: carretera Trasandina, en la vía del páramo.
Capilla de San Rafael de Mucuchíes: Realizada por el artista popular Juan Félix Sánchez, en honor de la Virgen de Coromoto. Fue construida por gentes de San Rafael y El Tisure bajo la dirección de Juan Félix. Está hecha de piedra, sin el uso de cemento u otro tipo de argamasa, el techo es de tejas sobre carruzo.
Al lado se encuentra la casa natal de este artista y un museo que recoge aspectos importantes de su obra. Se realizan actividades religiosas y exposiciones de artesanía de las regiones.

Mucuchíes

Población enclavada en un valle entre las serranías de La Culata y Santo Domingo. De este a oeste cruzando por el río Chama, Mucuchíes forma parte de las altas tierras de Mérida, tierra donde lagunas y páramos protegen un pueblo con sabor a tradición.
Durante la conquista, Mucuchíes tuvo una importancia estratégica, puesta de manifiesto en la histórica y gloriosa resistencia que los indígenas opusieron a los españoles, de allí los dos fracasos de fundación del pueblo de españoles iniciado en 1586 por Don Bartolome Gil Naranjo seguido por los esfuerzos de Don Pedro de Menas Albas y Toledo hasta finalizar con la función definitiva del pueblo de Santa Lucía de Mucuchíes por Don Fray Bartolomé Díaz Menacho.
En el dialecto indígena significaba lugar de las aguas. Actualmente presenta una gran variedad de aspectos culturales que le dan una fisonomía propia a las aldeas de Gavidia, la Toma, Misintá, Misteque y Mocao, caracterizados por la presencia de hermosas fincas trigueras con sus grandiosos molinos rodeados de eras, andenes y acequias que atestiguan la rica actividad agrícola que se desarrolla.
Mucuchíes con una altitud de 2.983m.s.n.m. y una temperatura de 11ºC. a una distancia de 45 min. de Mérida, posee en su centro una hermosa plaza, La Plaza Bolívar de Mucuchíes en la cual se halla la escultura del indio Tinjacá con su perro nevado.
Tinjaca constituye un personaje que tuvo decisiva participación en la guerra de la Independencia Venezolana. Posee edificaciones importantes como la Iglesia de Santa Lucía (1.877), La Arcadia y la Casa del Cardenal Quintero.

Santo Domingo

Está localizado a 80 Km de ciudad de Mérida, en la Ruta de las Cumbres vía Apartaderos - Barinas. Se encuentra rodeado de grandes montañas, imponentes páramos, enormes frailejones y tranquilas lagunas que le permiten a la población vivir de la agricultura.
Santo Domingo se destaca por su producción de truchas, champiñones y artesanía. En El Baho, a 4 Km del pueblo, existe una industria de cría de truchas, en la cual el visitante puede apreciar todo el proceso de crecimiento desde que está en la incubadora hasta que se hace adulta.
Los habitantes de Santo Domingo saben cómo tratar a los turistas, y cuentan con una importante infraestructura de hoteles, posadas y restaurantes, que permite brindarles comodidad y calidez.
La Cascada El Velo de la Novia, el Páramo Los Granates y el Pico Mucuñuque son otras bellezas naturales que nadie se puede perder cuando acuda a este lugar.

Tabay

Puerta de entrada a Mérida, atravesando por el Alto Chama al sur y por fuentes de aguas termales al norte, se localiza sobre el área que protegen las cumbres de la Sierra Nevada y la Fila del Escorial, ésta situación le proporciona una característica que semeja una síntesis de la Mérida interior.
Fue fundado por Bartolomé Gil Naranjo en 1689, convirtiéndose en hogar de varios hacendados que más tarde tornarían al pueblo uno de los mayores productores de café.
Está ubicado en la zona que atraviesa el río Chama al sur, y las fuentes de aguas termales al norte. Lo más importante de Tabay es su historia, centro del viejo y heroico escenario de las guerras federales, pueblo de tránsito cuyas viejas casonas rasgan a través de los aleros el cielo de los Andes Venezolanos para ofrecernos los recuerdos del paso del tiempo que ha ido dejando en Tabay un lugar donde la historia perdura donde muchos de los próceres idearon o llevaron a cabo acciones fundamentales para la libertad y el desarrollo de Venezuela.
Las huellas dejadas por los protagonistas que hace siglos impulsaron los cambios y el desarrollo, y la calidez de sus habitantes es uno de los principales atractivos de este poblado.
Tabay cuenta con cultivos de trigo, café y frutas en las zonas más bajas; con gran cantidad de bosques y páramos que protegen los picos Humbold y Bonpland y con una artesanía bella y única. Su producción lo convierte en un pueblo agrícola y artesanal con un futuro realmente prometedor.

Timotes

Fue fundado por Fray Pedro Camejo en 1619, con el nombre de Santa Lucia de Mucurujún; en las tierras que habitaban los indígenas timotes.
Timotes fue la última dependencia geográfica designada y asignada a la real Audiencia de Santa Fe del Virreinato de Nueva Granada. Para 1881, obtuvo el rango de ciudad de manos de la Primera Constituyente del Gran Estado de los Andes, conformado por Táchira, Mérida y Trujillo.
Los paisajes y la arquitectura típica andina dejan sin palabras a quienes pasean por Timotes. Una visita que no puede faltar en el itinerario de los viajeros es la capilla de Santa Mártir de Siracussa, conocida también como Santa Lucía, que se erigió al durante la conquista para iniciar la evangelización de las principales tribus que ocupaban el territorio. En este pueblo se han refugiado grandes poetas como Andrés Eloy Blanco y Manuel Felipe Rugeles, para dar vida a algunas de sus más importantes obras.
Población dedicada a la agricultura.
Actividades y Atractivos Turísticos de Timotes: la pesca de truchas, excursiones y caminatas con magníficas vistas.
Museo Pío Rondón: Muestra arqueológica de diferentes comunidades prehispánicas que poblaron los valles altos del Río Motatán.
Iglesia Santa Lucía: Destaca su alta torre neocolonial, construida en el siglo pasado, en advocación a Santa Lucía, patrona de Timotes.

Tisure

Es el pueblo más alto de Venezuela, y cuna del gran artista popular andino Juan Félix Sánchez, cuyas obras son consideradas patrimonio cultural del país. Los visitantes se verán envueltos en una espesa neblina, y podrán deleitarse con el hermoso espectáculo que ofrecen las lagunas y ríos que lo rodean. Los enormes trigales e imponentes frailejones complementan el lugar que constituye el paraíso para de los turistas.

Tovar

Pueblo fuerte de Mérida en las guerras federales, tiene una monumental iglesia erigida en honor a la patrona del lugar, Nuestra Señora de Regla. El templo tiene una imponente fachada barroca, un vistoso altar y un coro de gran belleza, producto del trabajo de los tovareños. Éstos descienden de la comunidad indígena llamada Nuestra Señora de Regla de José Castillón de Obregón, la cual fue elevada a parroquia en 1791 y titulada villa en 1850.
A la salida del poblado se encuentra el Mirador del Cristo, que les ofrece a los visitantes una espectacular vista de la Sultana del Mocotíes.
Una ventaja que le brinda Tovar a los turistas es que posee un terminal que recibe a viajeros que provienen de Caracas, Mérida y El Vigía.

Chachopo

Poblado situado a 2603 m.s.n.m., con una temperatura de 13.5 °C. Los habitantes del pueblo cultivan hortalizas y flores.
Dentro de sus principales edificaciones se destacan: La Iglesia, La Cárcel y El Cementerio (construidas entre 1.840 y 1.855). La Iglesia Chachopo fue construida en 1840, ha sido remodelada interiormente en un estilo sencillo y rustico. El altar principal ofrece la particularidad de que descansa sobre las alas de un Águila blanca en posición de vuelo.

San José del Sur

Es uno de los poblados más antiguos del municipio Campo Elías. Era originalmente un asentamiento indígena y luego pueblo de encomienda. Está ubicado al sur del estado Mérida en la cuenca del Minanón, en las cercanías de las riberas de las quebradas Minanóny Zapayal.
El poblado se encuentra a 2.334 metros sobre el nivel del mar. Para llegar se parte desde la carretera trasandina por el sector La Variante y luego de atravesar el río Chama por un puente metálico, se comienza a ascender por una carretera asfaltada. Por el norte colinda con el municipio Sucre, por el sur con el municipio Arzobispo Chacón, por el este con la parroquia Acequias y por el oeste con el municipio Sucre.
Los primeros pobladores de la zona que actualmente ocupa este poblado fueron los indígenas chichuyes, tostoses, mucuambines, mucubaches, Mucurandaes, mucusunes y mucumpises. El período colonial de esta población empieza entre los años 1590 y 1600 con los asentamientos de los primeros encomenderos procedentes de España, quienes se establecieron en estas tierras indígenas con el fin de someter a los pueblos que allí se encontraban a través de la evangelización y el cobro de tributos. San José fue declarado parroquia del municipio Campo Elías el 15 de enero de 1992.
En este poblado se cuentan numerosas historias de encantamientos, personajes enigmáticos y mágicos como el médico hierbatero Celidonio Rivas. Es tierra de incontables músicos autodidactas, artesanos, artistas y zona de importante producción agrícola y pecuaria que se remonta a la época colonial, destacándose actualmente la producción de papa e higo. La música es una actividad de gran importancia lo que se revela en el número de cantores y músicos de paraduras, rosarios cantados, serenatas y música religiosa y secular en las más variadas expresiones.

Ejido

Rodeado de Bucares en flor que protegen antiguos cañaverales en medio de los cuales se levantan imponentes trapiches, está situado 1.170m.s.n.m. sobre una colina de suave pendiente a un lado del río Chama.
Ejido es la capital del municipio Campo Elías, la ciudad tiene como fondo las imponentes crestas del Pico Campanario y subiendo a los campos de Anzano Alto nos sorprende la subyugante belleza del Valle medio del Chama ubicado entre ríos y montañas.
A poca distancia del centro de la ciudad se encuentra Pozo Hondo, laboriosa población que conserva la autenticidad de sus primeros años en que floreció a los lados del camino real que conecta con los Pueblos del Sur. Hoy día Pozo Hondo es un pueblo de laboriosos artesanos cuyas hermosas casonas rodeadas de trapiches y cañaverales ofrecen el exquisito sabor de lo tradicional, en los acabados trabajos de anime que tallan las mujeres alrededor de los acogedores jardines interiores de las viejas casonas.

Pueblo Llano

Posee varios caseríos, entre los más conocidos están Chinó, El Arbolito, Miyoy, las Agujas, El Fraile.
Se dice que los primeros pobladores de estas tierras fueron los indios Chinoes. Según las crónicas Juan de Maldonado fue el primer español que vio estas tierras en el año 1559. Es el mismo Maldonado quien le da el nombre de pueblo Llano que se ha mantenido hasta la actualidad.

Chiguará

Fundado el 13 de Junio de 1.657 por el Capitán Francisco Fernández de Rojas. Los naturales que habitaban la zona pertenecían a la etnia motilona.
Sus principales atractivos son: La Iglesia de San Antonio de Padua, poblaciones de El Verde, San Pedro, El Filo, el Jardín Botánico Ruíz Terán; el cual presenta una exposición de una gama de especies vegetales que identifican al visitante con la riqueza y tipicidad de la flora propia de esta zona y el Parque Temático Montaña de Los Sueños: Considerado el más importante de América Latina, tiene como concepto las artes audiovisuales, incorpora el tema de la imagen en movimiento, cine, televisión, radio, teatro, música y fotografía, enmarcadas en las décadas 50, 60 y 70.

Estanques

Población testimonio de la presencia de los conquistadores españoles, posee una iglesia de gran valor histórico, la Iglesia de La Urbina; construida por la señora María Ramírez de Urbina, quien no reparó en gastos para la ornamentación, dotándola de bellas imágenes españolas. Su altar de estilo Barroco es de madera tallada, dorada al fuego y cubierto en papel de hojilla de oro, obsequio del Rey Carlos III. Fue decretada Monumento Nacional por su valor artístico e histórico.

 

 

Custom Search