gui

 

Guia Viajes Virtual - Estado Carabobo

Share

Estado Carabobo

Mitos y Leyendas del Estado Carabobo

Mitos y Leyendas del Estado Carabobo

Ánima de Juan Salazar, leyenda: Donde actualmente se halla la empresa ALPA, al este del pueblo, en la carretera nacional, frente a la urbanización San Bernardo, hace muchos años mataron a Juan Salazar. Se dice que cuando alguien pasaba por allí se sentía la presencia del difunto a las espaldas, bien sea a pie, a caballo, bicicleta o automóvil. Algunos visitantes de la zona se paraban frente a la cruz que indicaba donde murió y le prendían velas para pedir ayuda o pagar promesas. Para la comunidad es muy importante el registro y difusión de esta leyenda ya que forma parte de la tradición oral de San Joaquín.

Duendes y Espíritus del Cerro: En Mariara hay algunos cazadores de aves muy famosos, quienes se adentran en las montañas del parque Henri Pìttier a cazar pájaros. Uno de los cazadores, Javier Pacheco, tenía como mascotas a las aves exóticas que cazaba, las cuales mantenía en una gran jaula. En una ocasión que se fue de caza, según testimonio del mismo Javier Pacheco, se topó con un kin-kin gigante cuyas alas medían unos 4 m de longitud, que le preguntó ¿por qué nos atrapas y nos encierras en jaulas, te gustaría a ti entrar en una?. Fue entonces cuando Javier Pacheco decidió liberar a todos sus pájaros enjaulados. Desde entonces, se habla en la comunidad de este kin-kin como el rey de los kin-kines y también se habla de un azulejo gigante, que ha sido visto por otros cazadores.

Leyenda de la Mula Coja: Cuenta Ángel Barreto que una vez se reunieron en la plaza Bolívar del municipio San Joaquín, tres ancianos y cuatro jóvenes, entre ellos Ángel. Uno de los ancianos les dijo que se fueran para sus casas porque ya iban a apagar las luces y todos se fueron a su hogar. Según dice Ángel, uno de los presentes corrió y se tropezó con la mula coja, a la cual tenía unas latas debajo de los cascos para asustar y someter a los pobladores. Esta anécdota data de los años treinta y forma parte de la tradición oral del pueblo de San Joaquín.

Origen de la Voz Carabobo: Se dice que el topónimo Carabobo hace homenaje a un cacique que ocupaba las sabanas del sur del estado. En lengua indígena arahuaco, su nombre era Karabo y evolucionó a Carabobo, que en castellano significa la casa de kara. La raíz kara, expresa el linaje y la terminación bo, significa casa o vivienda. Él era el dueño y jefe de todo el territorio que actualmente se conoce como Mariara y Las Dos Bocas.

Profecía del Capuchino Leonardo María de Destriana: En la memoeria colectiva de Mariara prevalece la historia de el capuchino Leonardo María de Destriana, originario de España, hizo unas profecías, en 1927. Cuenta que cuando miró hacia la montaña. Dijo “Hermanos míos, esa montaña es la montaña de la esperanza, la esperanza de este pueblo, de ahí brota la mejor agua, la más cristalina de todos estos valles y quien tome esa agua nunca se irá de Mariara y si se va, vuelve aunque sea a morir aquí. Ese es un gran secreto que tienen esas aguas”. Entre las personas que evidenciaron el cumplimiento de la profecía, están los esposos caraqueños Lira Pereira, quienes en una visita a Mariara se bañaron en el pozo del río Mariara. Luego se marcharon, pero antes del año regresaron a Mariara y dijeron que en Caracas ya no se podía vivir. Además de esta popular profecía, el padre Leonardo María de Destriana realizó una importante labor sacerdotal en Mariara, razón por la que la comunidad puso su nombre a una calle

Paso de Ahoga Mulas: Las carretas de mulas era el transporte antiguamente usado en los pueblos venezolanos para el traslado de productos agrícolas. El paso de ahoga mulas en Mariara es un nombre que la comunidad acuñó a un sitio luego de que dos mulas se ahogaron en el lugar. En una ocasión, sucedió que un arriero, que iba de Yagua a Maracay, intentó forzar a su mula para que cruzara una quebrada, pero ésta, temerosa de la quebrada, se resistía. El arriero la haló para que entrase a la quebrada, pero la mula cayó en el agua y el peso de la carreta la ahogó. Algo parecido pasó con otra mula que transportaba naranjas desde San Diego, la cual también cayó en la quebrada y se ahogó. Las aguas de esta famosa quebrada nacían al norte del pueblo, una de ellas se llamaba Lorenzo Aguilar y la otra, Cazorla. Sin embargo, por el ahogamiento de las mulas que allí aconteció los pobladores se refieren al sitio de esta manera. En la actualidad, el lugar aún existe, pero ya no hay agua.

Historia de la Cruz del Cerro de Guamacho: En 1932, don Andrés Díaz hizo una promesa a Dios de colocar una cruz en la cumbre más alta del cerro El Guamacho, si le concedía el milagro de que su esposa diera a luz sin problemas, ya que su salud estaba delicada. Tanto su esposa como su hijo sobrevivieron al parto. Y fue entonces cuando don Andrés fabricó esta famosa cruz, que se trata de una estructura hueca y desarmable, hecha con hierro. Tiene 10 m de alto y 8 m en la parte horizontal. La colocó, como lo había prometido, en la cúspide del cerro como símbolo de su fe. En la fabricación y colocación de la cruz también colaboraron Gregorio Rodríguez, Cecilio Escalona, Víctor Banda, Toribio García y Pedro Arcia Alcántara. Con el tiempo, la cruz fue cambiada de lugar, pues allí sufría los embates del viento

Leyenda del Muerto de la Pilastra: Según la leyenda, a todo el que iba hacia el río Ereigüe para bañarse le entraba cierto pánico en el recorrido. La pilastra era un muro de concreto ubicado en la carretera vía Ereigüe, entre la hacienda La Quinta y la entrada vieja del Ereigüe. Se cuenta que allí mataron a varias personas durante la Guerra Federal (1859-1865), por lo que se dice que están penando. Hoy día aún se encuentra el muro hecho de concreto y piedra. Esta leyenda forma parte de la tradición oral del municipio San Joaquín. Fue ampliamente difundida hacía la década de 1930, concretamente después del saqueo que hubo en el lugar a raíz de la muerte del general Juan Vicente Gómez.

Creencias sobre el Velorio de la Cruz de Mayo: Por ser Mariara un pueblo agricultor desde sus orígenes, le da mucho valor a la Cruz de Mayo, símbolo de la fertilidad de la naturaleza. Una serie de creencias y costumbres enmarcan la tradición del velorio. Entre ellas están las siguientes: los velorios pueden durar una semana todo el trabajo organizativo que requiere el velorio debe ser hecho por un hombre por ser la figura que mejor representa al agricultor como trabajador de la tierra; después que se decora la cruz, se le cuelgan los frutos que se dan en los conucos del agricultor encargado, pues esto garantiza abundante cosecha; y cuando se viste la cruz, de arriba hacia abajo, se debe pronunciar la siguiente sentencia: “Santísima cruz. Yo te voy a vestir para que vayas a tu baile, para que me des fuerza, salud, vida, bienestar a mí y a todo el mundo, y dinero para vestirte el próximo año”.

Historia del Santo Cristo de la Salud: Según la tradición, se dice que en una embarcación debían llegar dos imágenes para los templos ubicados en Ocumare y Borburata, respectivamente. Una de ellas era el Cristo de la Salud y la otra la Virgen de La Concepción, la primera estaba destinada a Ocumare y la segunda a Borburata. Cuando la imagen del Cristo de la Salud apareció en la caja sellada en donde debía estar la Virgen de La Concepción, la gente de Borburata lo tomó como señal y dejaron al Cristo allí, convirtiéndose esta historia como parte de las leyendas y creencias más arraigadas y que le da más identidad a la población.

Ánima de Juan Bautista Morillo: Se trata de una figura sobrenatural a la cual los conductores son devotos. En la entrada del Puerto Cabello se encuentra la pequeñísima capilla en la que los seguidores y creyentes dejan sus ofrendas y placas de agradecimiento, pues aseguran que protege a los viajeros. Se dice que era un carretero que transportaba agua al poblado de Santa Lucía y ahora protege a los viajeros. Forma parte de los mitos y leyendas de la zona.

La Montañita, sitio Misterioso: Se trata de una pequeña arboleda sobre una loma de tierra dentro de una hacienda del mismo nombre de la localidad. Es un sitio a donde la gente acude por considerarlo propicio para la realización de ritos religiosos y profanos. En el pasado los habitantes creían que la persona o animal que entrara en este terreno no saldría jamás, por lo que llegaron a cercar el bosquecillo para que ningún habitante del pueblo penetrara en sus espacios y se pusiera en riesgo.
Cura de la culebrilla: La culebrilla es una enfermedad de la piel ocasionada por un virus; se manifiesta por una erupción que se extiende similar al recorrido de una serpiente. La sabiduría popular no le atribuye efectividad a los médicos para su cura, confiándose su tratamiento a los curanderos que saben la oración de las culebrillas. El procedimiento básico consiste en lavar la parte afectada con vinagre blanco, donde luego se aplica una pomada mentolada. El tratamiento se completa con el rezo del Padre Nuestro y el Ave María. Usualmente basta una sesión diaria por tres días consecutivos para curarla.

Leyenda de los Colimbas: Según los pobladores de San Esteban, en el sector conocido como La Montaña solía percibirse un fuerte olor a café que provenía de la maleza. Este hecho se lo atribuyen a los duendes Colimbas, por el singular gusto que tienen estos a colar café.

Influencia de la Luna y el Viento en la Pesca: El conocimiento acumulado de las labores cotidianas de los pescadores ha conllevado a que se cree un acervo de conocimientos empíricos que han sido trasmitidos de una generación a la otra por vía oral. Entre las muchas estrategias que aplican los pescadores para maximizar el rendimiento de sus incursiones en altamar están el estudio de las fases lunares, ya que dependiendo de la etapa en que se encuentre variará la intensidad de luz sobre el agua. La etapa más favorable es la luna nueva, cuando la noche es más oscura, situación en la que los peces no tienen buena visibilidad y van directamente a las redes. Por el contrario, durante los días más cercanos a la luna llena y cuarto creciente la pesca se dificulta, ya que la intensidad de la luz hace posible que los peces huyan y se refugien en la profundidad del agua. El viento es otro elemento que, según sus característica se intensidad, determina la efectividad de la pesca. Cuando se combina una regular intensidad del viento y hay luna se facilita la pesca, pues los peces van hacia la orilla. Por el contrario, cuando el viento es muy intenso la pesca se torna difícil porque las redes se levantan y existe el peligro de que los pescadores caigan al agua.

Árbol de Mango Vay: Este árbol de mango de hilacha de gran dimensión crece en muchos sectores de este municipio. Se cuenta que los campesinos que cultivaban café en estas tierras le asignaron dicho nombre porque acostumbraban descansar bajo sus frondosas copas después de una larga jornada de trabajo, preguntando a aquel que pasara ¿dónde vay?

Leyenda de Arminda Ramos Perdomo: Se dice que este personaje nació en el estado Yaracuy el 7 de septiembre de 1903, y a sus doce años de edad presenció cómo fue asesinado su padre. Después de aquel acontecimiento, se residencia junto a su familia en la población de Miranda. En torno a ella se decían muchas cosas y se inventaron muchas leyendas debido a su forma de vestir y de comportarse. Cuentan que siempre vestía un traje largo color morado, usaba trenzas en el cabello, velo en la cabeza, y recorría pueblos y ciudades repartiendo panfletos de protesta. Era delgada, de tez morena y nariz pronunciada, y se caracterizaba por llevar siempre un rosario en el cuello. También se decía que le agradaban muchos los animales. Se cree que murió en Bejuma el 20 de febrero de 1979, y que sus restos reposan en el cementerio de Miranda. La historia de esta persona forma parte de las leyendas orales del municipio Miranda.

Piedra de la Cebolleta: Se cuenta que alrededor de esta piedra, situada en el cerro El Peñón, solían reunirse hombres y mujeres indígenas para conversar y contemplar la naturaleza, movidos por la brisa que llegaba a la montaña, el trinar de los pájaros y el murmullo de las aguas. También manifestaban su admiración a los dioses, celebraban ritos y tallaban en piedras sus mensajes para los dioses e interpretación de la naturaleza.

Fiestas en honor de San Juan Bautista: Cada 23 de junio se inician las fiestas en honor de San Juan Bautista. Ese día se realiza el velorio del santo que consiste en adornar el altar donde se encuentra la figura, ante la cual se canta y baila durante la noche al ritmo de los tambores. La mañana del 24 el guardián de la imagen prepara la misma para llevarla desde la casa hasta la iglesia, acompañado por los fieles. Se efectúa una misa en su honor para luego recorrer nuevamente las calles del pueblo, saludando la figura del santo con banderas y pañuelos multicolores, dirigiéndose hacia la casa de donde salió el santo. Aunque la indumentaria no es muy elaborada, algunos lucen sombreros y pañuelos de color rojo. Esta celebración está asociada a creencias relativas a la fecundidad y al inicio de la temporada de lluvias.

Leyenda de la urna de la caridad: Se trata de una urna que fue propiedad de la jefatura civil. Estaba destinada para los velorios de personas con pocos recursos económicos. El receptáculo era prestado a los dolientes y familiares del difunto para que ejecutaran el velorio y el traslado al cementerio. Al finalizar, el cadáver era sacado de la urna envuelto en unas sábanas y depositado en el cementerio. De esta manera la urna era devuelta a la jefatura civil y posteriormente guardada en un lugar llamado El tigrito para ser reutilizada por quienes así lo solicitaran.

 

 

 
 
 
Rating for guiaviajesvirtual.com
Diseñado por AGH Software & Technology
Todos los derechos de propiedad reservados por GuiaViajesVirtual.com, AGH Software & Technology y las organizaciones que nos suministraron su información (Bibliografía/Créditos)