Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Bolívar

Guía de Viajes del Estado Bolívar

Turismo en el Estado Bolívar, Atracivos Turísticos del Estado Bolívar, División Político Territorial del Estado Bolívar

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Bolívar
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Bolívar
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guiaviajesvirtual.com - Estado Bolívar - EL Salto Ángel - Parque Nacional Canaima

EL Salto Ángel - Parque Nacional Canaima - Estado Bolívar

Al sureste de Venezuela, en el Parque Nacional Canaima, en el Valle de Camarata, se encuentra El Auyán-Tepuy, coloso de piedra, tallada por la erosión de miles de años.
En la cima de esta antigua formación geológica, nace una corriente de agua como consecuencia de las continuas lluvias que cae 1005 metros hasta el Río Churún afluente del Río Carrao en la base de la misma dando forma al Salto Ángel el salto de agua más alto del mundo (Fuente: Corporación de Turismo del Estado Bolívar, actualización del Record Guinness).

 

 

El Salto Ángel es sin duda alguna la atracción turística más famosa de Venezuela, llamado por los indígenas Kerepakupai-merú, que en lengua Pemón significa "salto del lugar más profundo". Para los indígenas pemones, la palabra Auyan-tepuy significa montaña del infierno y según su mitología, una corte de espíritus malignos llamados Marawiton habita la cumbre, junto a una deidad superior llamada Traman-chita.

Su altura es de 2.460 metros en el borde meridional y 1.600 metros en el borde septentrional. En la cima del Auyan-tepuy, se encuentra el busto a medio cuerpo del Libertador Simón Bolívar, el dinosaurio de piedra y el mono de piedra, así como el valle de las mil columnas, valle de los cristales, cabeza de George Washington y la Casa de los Dioses.

El Salto Ángel muestra una perspectiva alucinante, la cascada, que es en realidad la suma de varios chorros de agua que se precipitan desde múltiples hendiduras, se convierte en una bruma ligera hendida por un arcoíris. Detrás del surtidor, la pared del Auyán-tepui exhibe una fantástica concavidad de tonos rojizos, tallada por el agua y el viento.

Comúnmente se confunde con el Churún-Merú, que es un salto ubicado al final del cañón del Diablo y que da origen al río Churún. Las cataratas han sido bautizadas en honor del aviador americano y aventurero, James Crawford Ángel Marshall (Jimmy Ángel) quién nació en Springfield el primero de agosto de 1899, siendo pionero de la aviación y veterano de la Primera Guerra Mundial.

Jimmy Ángel realizó unas 3 o 4 expediciones en busca de oro, entre los años de 1930 y 1935. En su última excursión pasó cerca del Auyantepuy y divisó una hermosa caída de agua pero en su obsesión por encontrar oro no le prestó atención. Más tarde junto al geólogo y topógrafo Shorty Martin, levantó un mapa del Auyantepuy sobrevolando el borde de la formación.

Tomando como referencia el altímetro del avión estimaron que el salto tenía casi mil metros de altura, lo que lo convertía en el más alto del mundo. Idearon un proyecto para aterrizar en la cima del Auyantepuy. Fué entonces el 9 de octubre de 1937, junto a su esposa Mary, Gustavo Heny y Miguel Delgado, prepararon su avión aligerando el peso y reduciendo la cantidad de combustible a justo lo necesario para ir y regresar. Cargando comida para varios días y una cuerda de 80 metros por si debían regresar a pie. A las 11:20 de la mañana, con el cielo despejado, despegaron del campamento y 15 minutos más tarde estaban sobre la meseta. El avión tocó suelo con sus tres ruedas pero alcanzó terreno demasiado blando, en el cual se trabó el tren delantero y se hundió la punta hasta el eje del motor. El avión quedó atascado en el barro y no pudo volver a despegar. Ángel y sus tres compañeros tuvieron que descender a pie la fachada rocosa y resbalosa del tepuy y caminar durante once días por la jungla hasta llegar a una misión en el valle Kamarata. Jimmy falleció 19 años más tarde en Panamá, el 8 de diciembre de 1956, y el 2 de julio de 1960 se cumplió su último deseo, que sus cenizas fueran esparcidas en la caída de agua que hoy lleva su nombre, el Salto Ángel.

Existen otros exploradores a los cuales se le atribuye su descubrimiento, tal es el caso de Ernesto Sánchez, un oficial retirado de la marina quien ya lo había visitado en 1910 y dejado testimonio del viaje en unos croquis depositados en la Casa Blohm de Ciudad Bolívar. Otro explorador que contribuyó al conocimiento geográfico de la zona fue Félix Cardona Pluig en 1927.

Existen dos maneras de poder llegar a este majestuoso salto, una por vía acuática, para ello existen operadoras turísticas que ofrecen vuelos chárter que salen desde Ciudad Bolívar, Puerto Ordáz, Canaima o Santa Helena de Uairén, hasta la comunidad indígena de Kavac.

Desde allí se inicia una excursión hasta la población de Kamarata donde se toma una embarcación para remontar diferentes ríos como el son el río Akanán y el río Kuana, hasta remontar la corriente del río Carrao. Una vez que se ha navegado por largo rato, se puede comenzar a divisar el Wei-Tepuy, que se asemeja a una inmensa y solitaria silla de montar puesta en medio de una extensa área selvática. Posteriormente la curiara se interna en el angosto río Churún, donde abundan los afloramientos de piedras y los rápidos que plantean problemas de navegación. A partir de ese momento, la enorme fortaleza de piedra, el Auyan-Tepuy, flanquea ambas márgenes del divagante río color ámbar.

De allí se llega al Cañón del Diablo, una gigantesca garganta que casi divide en dos la meseta del Auyán-Tepuy. En lo alto se divisan caprichosos riscos que forman paisajes inverosímiles, visibles sólo cuando el manto de nubes lo permite. Ya cerca de la isla Ratoncito, aparece el majestuoso Salto.

La otra forma de llegar al Salto Ángel es por vía aérea, bien puede sobrevolarse en avión liviano para observarlo desde el aire o por helicóptero, donde con buen tiempo se puede descender y aterrizar en las cercanías del salto.

 

 

Custom Search