Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Bolívar

Guía de Viajes del Estado Bolívar

Turismo en el Estado Bolívar, Atracivos Turísticos del Estado Bolívar, División Político Territorial del Estado Bolívar

Buscar Hoteles en Venezuela

Buscar Hoteles en el Estado Bolívar
Buscamos y Comparamos las Mejores Ofertas de Hoteles en todas las Mejores Páginas Webs de Viajes para ayudarte a encontrar tu Hotel Ideal en el Estado Bolívar
Mejor Precio Garantizado.

 

 

guiaviajesvirtual.com - Estado Bolívar - La Gran Sabana

La Gran Sabana - Estado Bolívar

Se conoce a La Gran Sabana como una llanura de 75.000 kilómetros cuadrados, un lugar mágico que parece estar fuera de este planeta. Ubicado en el Sector Oriental del Parque Nacional Canaima, hace poco decretado como un patrimonio mundial. En 1962, el gobierno venezolano decretó esta área Parque Nacional para así garantizar su protección. Rica en vegetación, en La Gran Sabana se encuentran 20.000 de las 25.000 especies de orquídeas, según Dominic Hamilton, colaborador de la revista South American Explorer. Está situada en el Macizo Guayanes al sur del Río Orinoco, es la formación geológica más antigua de la tierra, cuya edad se calcula entre 1.600 y 2.000 millones de años, de inigualable belleza. Abarca la zona suroriental del Estado Bolívar, en la frontera con Guayana al este y con Brasil al sur. Esta extensa región es un lugar ideal para el Turismo Ecológico al caracterizarse por sus grandes valores paisajísticos, las comunidades indígenas Pemón y por la presencia de más de 80 majestuosos Tepuis, la característica natural más llamativa que domina el horizonte de La Gran Sabana, representantes de la fisiocronología de la Tierra, que nos permiten trasladarnos a épocas remotas de millones de años.

 

 

Los Tepuis o Tepuyes son formaciones tabulares de paredes verticales, constituidas por areniscas policromas, cuarcitas y aglomerados, talladas por la erosión de miles de años, totalmente planas en su cima. Asemejan islas gigantescas sobre el manto verde de la selva, de hecho son "islas en el tiempo" porque son ecosistemas únicos. Son mesetas de tope plano, ligeramente inclinados, cuya altitud puede sobrepasar los 2800 metros sobre el nivel del mar. El más alto y conocido de los Tepuis es El Roraima, inmortalizado en la novela "El Mundo Perdido", publicada por Sir Arthur Conan Doyle en 1912. El enorme Tepuy, cuya planicie está a 2.700 metros y el pico más alto a 2.810 metros sobre el nivel del mar, llamado también Montaña Azul o Montaña de Cristal, tiene 15 kilómetros de largo y 200 kilómetros de superficie en su cima. En él se encuentran los sitios denominados: la proa, lago gladis, laberintos del norte, punto triple, piedra del mono comiendo helado, el foso, valle de los cristales y tevasin.

Roraima, que en pemón significa "la gran, siempre fructífera madre de arroyos" tiene una apariencia extraña y dramática. Rocas negras, envueltas en bruma y cubiertas de líquenes y musgo, vegetación única en el planeta, plantas Insectívoras y muchas otras especies de gran belleza e importancia científica, dominan el terreno, formando piscinas de rocas de colores rodeadas de pequeñas playas y adornadas con hermosas flores. El paisaje fascinante de Roraima y la relativa facilidad para escalar, hacen de esta montaña un destino popular para turistas. En 1931, se acordó la fijación del punto del Monte Roraima donde coinciden las fronteras de Venezuela, Brasil y Guayana (Territorio en reclamación, Esequibo), como hito limítrofe que denominado "punto triple".
Las leyendas de los aborígenes Pemones describen al Roraima como la Madre de todas las aguas y es la casa del espíritu Ruin, abuela de todos los hombres.

El Kukenan su gemelo, posee unos peñascos que asemejan indias despiojándose mutuamente, llamados adankai, su verdadero nombre es Matawi-tepuy, tiene una altura de 2.680 metros sobre el nivel del mar fue escalado por primera vez en el año 1.963, por una expedición de la Universidad de Bangor, Inglaterra. Pertenece a la Cadena Oriental de Tepuyes de la Gran Sabana, junto con Yuruani-Tepuy. Allí se encuentra el Salto Kukenan, con una altura de caída libre de 610 metros, es la segunda catarata más alta de Venezuela y la cuarta del mundo. Ambos se encuentran en la confluencia de los tres países. Sus aguas son afluente de los tres ríos más grandes del continente americano; El Orinoco, EL Amazona y El Esequibo.

Para la mitología indígena nacional, el hogar de sus dioses lo constituyen los tepuyes con sus coloreadas, escarpadas y verticales laderas de arenisca color rosado y sus cientos de cataratas. Existen más de 300 especies endémicas, como: Achnopogon, Chimantaea, Quelchia, Tepuia, Mallophyton, Adenanthe; abundantes especies carnívoras (insectívoras) de los géneros: Bromelia, Drosera, Heliamphora y Utricularia.

Aventureros y científicos han descubierto sobre su superificie, especies de plantas y animales, endémicos, es decir que solo se encuentran en este lugar. Es un sitio ideal para los que buscan aventura y quieran adentrarse a un mundo natural y mítico, de igual manera para los que gustan del montañismo. Mientras se escalan es inevitable fusionarse con un mundo desconocido e intacto con el paso del tiempo, trasportándonos al inicio de la creación. Geográficamente hablando, la región de La Gran Sabana abarca solamente aquella parte de la altiplanicie que se desarrolla en la cuenca alta del río Orinoco por encima de los 800 mts sobre el nivel del mar.

Las principales subcuencas hidrográficas están conformadas por los ríos: Yuruaní, Aponwao, Kukenán, Suruku, Icabarú, Caruay, Urimán y Antabare. El clima es tropical húmedo con vegetación herbácea y bosques frondosos, con una temperatura media de 21 ºC. Sus llanuras son inmensamente verdes por toda la humedad que riegan sus ríos y ciénagas de Morichales, los saltos que se encuentran en el interior de selvas de galería es un verdadero goce de disfrute al bañarse en sus rojizas aguas, color que les da el ácido tánino que produce la vegetación de la zona, su variedad de especies vegetales las hace única.

Su nombre se debe al explorador y minero, Juan María Mundó Freixas, nativo de Cataluña, España, quien en septiembre de 1929 publicó un artículo en la revista Cultura Venezolana, donde nombraba a la Gran Sabana y afirmaba que era una versión al castellano del indígena, el cual según Mundó era "Teipun". Sin embargo según Monseñor Mariano Gutiérrez Salazar, Vicario Apostólico del Caroní, los pemón llaman a sus tierras "Wek-Tá" que quiere decir Lugar de Cerros.

A la Gran Sabana se llega por aire; a través de un pequeño aeropuerto en la ciudad de Santa Elena de Üairén donde algunas líneas aéreas ofrecen vuelos comerciales o charters

Por tierra; tomando la vía Caracas - Ciudad Bolívar - Ciudad Guayana (Puerto Ordáz - San Felix), luego se toma la carretera Upata - El Dorado, pasando por las poblaciones de Guasipati, El Callao y Tumeremo, hasta llegar a Las Claritas también conocido como el Km. 88, desde este sitio se toma la carretera internacional o Panamericana "Troncal 10" vía Brasil, hasta Santa Elena de Uairén.

A 10 Kms de La Claritas se encuentra La Piedra de la Virgen; es la primera parada que se encuentra en la entrada del Parque Nacional Canaima, decretado Monumento Nacional, esta enorme piedra del precámbrico sobrevivió a las explosiones de dinamita que los constructores de la carretera realizaron con el fin de evitar la peligrosa curva que actualmente tiene la vía. De allí, el origen de su nombre "virgen". Aunque para muchos el nombre de la piedra se debe a una silueta blanca en forma de virgen que se divisa en su superficie. El tramo comprendido entre la Piedra de la Virgen y el Monumento al Soldado Pionero se conoce como La Escalera, con una pendiente pronunciada, rodeada de exhuberante belleza selvática, un bosque lluvioso que nos lleva desde 300 metros sobre el nivel del mar hasta 1400 mts de altura, en este tramo se encuentra el Salto El Danto. Allí comienza el Parque y el ascenso a la Sierra de Lema.

Al principio de la carretera se encuentra una sede de IMPARQUES donde se puede obtener información. Siguiendo esta vía, se cruza el Río Aponwao; que nace en la Sierra de Lema y desemboca en el Río Caroní, tiene 250 kilómetros de longitud.
La navegación en curiara es una excursión peculiar, y espectacular, su recorrido en el sector del Salto Chinak Merú mejor conocido como Salto Aponwao; es tan sinuoso, que en algunos sitios el sol se vé a la izquierda y en otros a la derecha.
El Aponwao es un impresionante salto con una caída libre de 105 metros de altura. La excursión al salto se hace por vía fluvial o cruzando el río Aponwao y luego caminando. El camino es totalmente plano hasta donde se desprende el salto. Para llegar hay que tomar a la derecha en el cruce hacia la población de Kavanayen una pequeña villa indígena ubicada en la mitad de La Gran Sabana, rodeada por tepuyes dentro de los cuales se encuentra la "Montaña del Sol" o Wei Tepui, allí se encuentra las misiones de los frailes Franciscanos, donde ofrecen alojamiento. El cruce se encuentra a 4 km. del Fuerte Luepa, también conocido como La Ciudadela. Sede de la brigada del ejército, encargada de la vigilancia del parque, donde se encuentra una bomba de gasolina, que suministran al público.

La carretera pasa frente a la pista de aterrizaje de Luepa. Siguiendo esta vía a 41 kilómetros, se llega al desvío hacia el Salto Torón-Merú, al cual sólo tienen acceso los vehículos de doble tracción. Imponente salto de agua en forma de escalera, uno de los máximos atractivos de la Ruta Gran Sabana, tiene una altura de 75 mts. Antes de llegar al salto, se pasa por una pequeña quebrada denominada Toroncito.

Continuando por la carretera hacia Kavanayén, se cruza el Río Parupa y se consigue el desvío hacia Iboriwo, pequeño caserío donde se contratan las curiaras para llegar hasta el salto. Posteriormente, se pasa por el refugio turístico Chivaton.

Siguiendo la carretera principal denominada troncal 10, se llega a la población de Santa Elena de Üairén, capital del municipio Gran Sabana del Estado Bolívar, fundada en 1922 como una misión capuchina, de intensa actividad Minera y Turística, está situada a 5 Km de la frontera con Brasil, donde se encuentra la aduana entre ambos paises, es posible atravesar la frontera hasta la población de la Línea en el vecino país, ubicada justo al otro lado de la frontera y seguir hacia Boa Vista. Santa Elena Elena de Üairén creció durante los años 30 por el desarrollo de las minas de diamantes en la zona. Tiene buenos hoteles, restaurantes y una gran variedad de agencias de viajes que ofrecen una gama de paquetes turísticos de 1 a 7 días, con todo incluido hasta un guía. El aeropuerto tiene conexiones diarias a Ciudad Bolívar, también existe un terminal de autobuses que salen diariamente a Ciudad Bolívar, Ciudad Guayana, Porlamar y cruzando la frontera a Boa Vista.

A lo largo de la carretera hacia Santa Elena Elena de Üairén, existen muchos campamentos ubicados a menos de 100 mts. De la vía, con hermosas cascadas y sitios para acampar, algunos con posadas y área de camping, restaurantes y baños. Entre ellos encontramos:

El Salto Kama, o Kama Merú; Este caudaloso y espectacular salto, de aguas cristalinas provenientes del río Aponwao, posee una altura superior a los 50 mts, en la caída se forma un arcoíris. Está ubicado en el kilómetro 201, al lado de la carretera principal, es una de los sitios preferidos para acampar ya que cuenta con instalaciones pública, áreas para camping, churuatas para pasar la noche, posada que ofrece habitaciones con baño, restaurante atendido por indígenas, centro de información y baños públicos. En la laguna que se forma en la parte inferior del salto, en temporada de sequía ofrecen paseos en curiara que pasan por detrás del salto. También se puede comprar artesanía típica. Es una parada obligatoria para todo turista o amante de la naturaleza. Está ubicado al margen de la carretera principal por lo cual no se necesita vehículo doble tracción para llegar hasta él, cualquier vehículo puede acceder a este hermoso lugar.

Los Rápidos de Kaimorán; imponentes rápidos que se encuentran ubicados al lado de la carretera, allí encontramos posada, con habitaciones con o sin baño interno, restaurante, bomba de gasolina y baños públicos.
Siguienos la carretera, ubicado al lado izquierdo de la carretera vía Santa Elena, se encuentra la Quebrada Arapan-Merú o Quebrada Pacheco; Atractivo conformado por cuatros saltos, un salto pequeño con una posa y uno mediano, un salto grande en forma de escalera y un tobogán natural, con área para camping y baños públicos, donde se puede comprar artesanía indígena.

Pasando Pacheco se encuentra el Río Yuruaní; hermosos rápidos que se encuentra al lado de la carretera, a 70 Km. al norte de Santa Elena de Uairén. Tiene aproximadamente 8 mts de altura y unos 60 mts de ancho, es sumamente imponente por el gran caudal de agua que transporta. Operadoras turísticas realizan prácticas de rafting en sus aguas, pero requiere de mucha experiencia, también es posible pasar por detrás de esta imponente caída de agua, contando con la experiencia de un guía calificado. Allí nace el tepuy del mismo nombre, el cual puede divisarse con facilidad en el recorrido por la sabana, y desde el salto mismo. También encontraremos en la vía a San Franciso de Yuruaní; población indígena, donde podemos encontrar servicios de alojamiento, comida y baños.

El Balneario de Suruape; se encuentra ubicado en el kilómetro 244. Su principal atractivo lo forman las pequeñas cascadas, pozas y toboganes naturales. Allí se encuentra un módulo de información turística con restaurante, parrilleras, baños, venta de artesanía y churuatas para alquilar.

En el Km 273 a unos pocos metros de la carretera principal, se encuentra la Quebrada Arapan-Meru, mejor conocida como Quebrada Jaspe; tiene de 20 a 30 metros de ancho, y es una de las maravillas y quizá, el lugar más popular de la Gran Sabana. Se caracteriza por poseer lajas color rojo en el fondo, conformado por un material semiprecioso mezcla de cuarzo cristalino y Sílice amorfo llamado Jaspe. Es una quebrada sin arena, y sin piedras sueltas, solo se ve una laja de jaspe rojo y amarillo de unos 300 mts de longitud sobre la cual fluye la corriente del Kaku-Parú, con unos cinco centímetros de nivel de agua, está rodeada por árboles de más de 20 mts de altura, es un lugar ideal para descansar. Fue decretada por el gobierno como monumento natural, para garantizar su conservación. Es importante que el visitante evite tomar fragmentos de jaspe del lugar.

En el kilómetro 278 de la carretera muy cerca de Santa Elena de Üairén, se encuentran la Cascada Agua Fría y La Puerta al Cielo: Para acceder a estos parajes turísticos de impresionante belleza, hay que internarse un poco entre los matorrales, bajando una cuesta pronunciada. Ambos sitios están muy cerca y sólo se requiere caminar unos pocos metros para llegar a La Puerta al Cielo. Es recomendable llevar un calzado apropiado que le permita caminar sobre las lajas de piedra pulidas por el paso del agua.
En la vía se encuentra un gran número de ríos y saltos de agua, muchos de ellos de difícil penetración solo posible con vehículos de doble tracción, con sitios donde se puede acampar, llevando todo lo necesario. Utilizar carpas con doble techo que lo proteja de la humedad y lluvias. Llevar bolsas para recoger los desperdicios y contribuir con el mantenimiento de la zona. Utilizar jabón azul, biodegradable, para evitar la contaminación de los ríos. Utilizar repelentes para la plaga. Usar Ropa apropiada, las noches son frías y húmedas, así que es recomendable llevar abrigo y sacos de dormir.

Al sur de Santa Elena a 100 Kms aproximadamente, tomando una carretera de tierra, por la vía del aeropuerto se llega a la población de El Paují, pequeña población donde convergen diferentes culturas y creencias, allí habitan personas venidas de diferrentes partes de venezuela y el mundo, amantes de la vida al aire libre o creyentes de diversas tendencias espirituales, que utilizan el sitio como lugar de retiro.

Acompañados de indígenas y brasileños, rodeados de hermosos paisajes, con un sinnúmero de coloridos saltos de agua como El Salto Catedral; ubicado a unos 10 Kms antes de llegar al Paují, en la carretera se encuentra el Cafe Catedral, donde venden tortas y dulces caseros, buen sitio para descansar y relajarse, se encuentra en la rivera del rio, que luego formará el salto, se puede bañar ya que hay un espectacular pozo. Poco antes del café encontrará un camino de tierra a la derecha que lo llevará al salto, debe dejar su vehículo y bajar por una pronunciada pendiente, vale la pena el esfuerzo ya que es un salto muy bonito y mágico.

El Salto La Vaca; ubicado unos kilómetros antes de llegar al Paují, es de difícil acceso, pero se puede observar desde la carretera. El Salto Esmeralda, ubicado a 1 Km pasando la población vía EL Cajón, su nombre se debe al color de sus aguas y piedras, que con el reflejo del sol adquieren un color verde esmeralda. Existe una pista de aterrizaje de granzón, para aviones pequeños o Helicópteros.

Pasando esta pista se encuentra la subida al Abismo, donde después de unos 90 minutos de escalada se llega a una impresionante planicie tope de Tepuy de unos 8 Kms. de largo, al margen de la selva Amazónica. Desde allí se divisa la imponente selva que se pierde de vista, con sus diferentes tonalidades verdes. En la cima se encuentran unas cuevas, donde se encuentra un tipo de murciélago albino (blanco) muy extraño y una vegetación propia de los tepuis. En El Paují se encuentran posadas, áreas para camping, restaurantes y la amabilidad de los lugareños que nos hacen sentir como en casa. Allí se puede comprar artesanía y miel de abejas, galardonada a nivel internacional.

Siguiendo por una carretera de tierra, que generalmente se encuentra en muy mal estado, por la erosión de la lluvia y pasando por unos campamentos de impresionante belleza situados en un sitio llamado El Altar, se llega a Icabarú, último centro poblado ubicado en el extremo sur de nuestro país, en la frontera con Brasil.

 

 

Custom Search