Guia Viajes Virtual Venezuela
Estado Amazonas

Guía de Viajes y Turismo del Estado Amazonas

Turismo en el Estado Amazonas, Principales Destinos y Atracivos Turísticos, División Político Territorial

Buscar Hoteles en Venezuela

 

 

guiaviajesvirtual.com Estado Amazonas Venezuela - Turismo Arqueológico en el Estado Amazonas. Sitios de Interés Arqueológicos

Turismo Arqueológico del Estado Amazonas
Sitios Arqueológicos en el Estado Amazonas

El Estado Amazonas presenta un número sinigual de Sitios Arqueológicos, Pre-Colombinos, ideales para la práctica del Turismo Arqueológico:

Yavariven, Zona de Petroglifos en el Orinoco

Ubicado en los Raudales de Yavariven. Partiendo de la desembocadura del río hacia el río Orinoco, en los poderosos raudales del Yavariven se encuentran unas enormes piedras negras desperdigadas que en tiempos de sequía, cuando el nivel del río está bajo, dejan ver relucientes superficies con diversas figuras talladas por los pobladores originarios de esta región en una fecha indeterminada. El banco de petroglifos de Yavariven es uno de los más prolijos, puesto que todas las rocas están llenas de ellos. Hay desde círculos concéntricos hasta figuras antropomorfas y toda una variedad de símbolos con significados desconocidos.

 

 

Sitio Arqueológico Cotua

La isla Cotua está situada entre los rápidos de Atures a unos 5 km por encima de Puerto Ayacucho. Humboldt fue el primero en reportar la existencia de restos arqueológicos en el alto Orinoco, cerca de los rápidos de Atures durante sus viajes de 1799-1804. Posteriormente esta zona fue estudiada por diversos viajeros que reportaron una serie de cuevas funerarias en la vecindad de los rápidos de Atures. En fechas mas recientes, desde los años 1950 fue estudiada por Cruxent y Kamen-Kaye quienes visitaron varias cuevas y estudiaron varios petroglifos de la zona. La isla de Cotua es un sitio de habitación que está prácticamente cubierto por un fino depósito de residuos muy deteriorados. En este sitio se recolectó un gran número de tiestos y se identificó un taller lítico en donde los antiguos habitantes de la isla Cotua realizaban sus artefactos, como pulidores y cuentas de piedra.

Las formas de las piezas cerámicas en su mayoría describen formas de boles abiertos y se recolectaron varias pintaderas. Estas son piezas cerámicas cilíndricas con diseños incisos, los cuales se cubren de pintura fresca al momento de emplearlas para decorar el cuerpo humano con las impresiones del diseño. La decoración es principalmente incisa y punteada de motivos curvilíneos. Algunos fragmentos presentan engobe o pintura de color blanco sobre rojo, pero por el deterioro no es posible distinguir el diseño. En ciertos casos sobre los bordes de las vasijas es posible observar protuberancias y apéndices en forma de conos. A pesar de lo deteriorado de la muestra cerámica se pudo asociaciarla por sus similitudes con la serie Saladoide del Orinoco y Saladoide Costera, entre el 350 d.C-1150 d.C. Es probable que la alimentación de los pobladores antiguos de los rápidos de Atures se constituía de la caza fluvial y terrestre, de la recolección y del cultivo incipiente de ciertos tubérculos y granos.

Petroglifo Inätte o Piedra Yaruco, Socorro de Galipero

Es una piedra antigua considerada sagrada por la cultura indígena Piaroa. Se encuentra ubicada en el parte de atrás de la comunidad. En ella se observan figuras incisas que representan animales tales como caimanes, venados y conejos entre otros. También se observan imágenes que representan flechas.

Pie en la Piedra, Puerto Ayacucho

En medio de las piedras que se pueden apreciar desde la playa El Bagre, a orillas del río Orinoco, se encuentra una huella de pie humano fosilizada. Este negativo de un pie debió ser hecho por un antiguo habitante de la región que al desplazarse por el lugar pisó sobre una superficie de sedimentos que se petrificó, guardando la huella de su planta del pie por siglos hasta nuestros días. Se puede apreciar sólo en época de verano que es cuando bajan las aguas del río revelando la extraordinaria marca de la presencia humana en esta región.

Petroglifos en la Piedra de Parhueña

Ubicada en Puerta Parhueña, Carretera nacional, eje carretero sur. Esta piedra es de singular importancia para la cultura indígena Jivi, también conocida como Guajibo o Hiwi, porque en ese testimonio lítico del pasado los ancestros de los actuales pobladores dejaronmarcados los vestigios de su cultura. Se dice que las figuras ahí representadas provienen de una época muy lejana en el tiempo, que fueron labradas mucho antes de que los colonizadores europeos arribaran a estas tierras ancestralmente ocupadas por los Jivi. En la piedra se pueden apreciar figuras en forma de venado, caracol, tinaja y cachicamo entre otras muchas imágenes, algunas de ellas incluso de significado desconocido para los actuales pobladores de esta comunidad. Para llegar al lugar donde se encuentra la piedra hay que caminar desde la localidad unos 2 km aproximadamente.

Punta del Cerro

La Punta del Cerro también es conocida con los nombres de Salvajito, Arvina y Atures. Está formado por tres cuevas que al igual que las cuevas de Ataruipe y Cucurital son consideradas como cementerios prehispánicos, por la presencia exclusiva de material alfarero funerario. En las tres cuevas se encontraron cestas y vasijas funerarias con restos óseos humanos pintados con onoto, cuyas tapas presentan un apéndice zoomorfo que por sus características y semejanzas con el material de Ataruipe presenta una temporalidad de 1000 d.C- 1500 d.C. En estas cuevas no se ha reportado la presencia de pinturas sobre las paredes. Las cuevas de Cerro Iboto y Cerro Guayabal por sus características son consideradas como cementerios prehispánicos, cuya alfarería es igual al material de Punta de Cerro, similar a la serie Valloide. En este sentido todos estos paraderos aportan valiosa información sobre el poblamiento precolombino y colonial de nuestro territorio. Es de considerar que la mayoría de estas cuevas funerarias han sido saqueadas desde principios de la conquista Europea y el poco material arqueológico presente en ellas está muy deteriorado.

Cerro Uruana, Pueblo de Uruana

El cerro Uruana forma parte del conjunto Cerro Pintado. Antiguamente fue poblado por indígenas de filiación Caribe o Pariana y en 1731 es establecido por un religioso con el nombre de Nuestra Señora de la Concepción. Puede considerarse como restos de una extensa colección que por el paso del tiempo desafortunadamente ha venido desapareciendo. En la cima del cerro se encuentran dos pequeñas grutas que presentan una serie de pictografías. En ambas grutas tanto en el techo como en las paredes se ven diversas figuras de animales, entre los que se aprecia una doble serpiente de una sola cabeza y sobre ésta una forma de corazón y en las paredes se observa una serie continua de figuras geométricas y diseños variados curvilíneos abstractos compuestos de un conjunto formado por un rostro circular, un sol alado y un sol que emerge de las aguas. Otro conjunto está formado por una figura geométrica abstracta con dos peces. Entre los petroglifos al abierto de Uruana se observan tallados en la piedra figuras como un círculo que enmarca un rostro, círculos que encierran semicírculos que contienen círculos concéntricos pequeños y una figura curvilínea abstracta. Es posible que todos estos grabados representan e ilustren el misterio de la formación del sol, la luna y la tierra en el espacio infinito, la subida del sol sobre las aguas y la clara aurora después del diluvio, similar al petroglifo reportado en Boca de Infierno y el sol que integra a la madre naturaleza representada por la presencia de peces. A su vez por su asociación y la presencia de diversos materiales muy similares a los de Cerro Pintado, es probable que estuviera ocupado por diversas poblaciones desde 6000 a.C. hasta el presente.

Sitio Arqueológico Dolmen

Se llega desde Puerto Ayacucho, a 15 Km por la vía Samariapo, con un desvío de 4 km desde la carretera nacional, por el eje carretero sur. Se trata de tres piedras, dos colocadas de manera vertical y una de forma horizontal dispuesta sobre las dos primeras, de ahí que se le haya dado el nombre de dolmen aunque no se ha podido precisar si se trata de una formación natural o producto de la intervención humana. A lo largo de una carretera de tierra que conduce hasta Cerro Pintado y muy cercana al llamado dolmen, se encuentran varios petroglifos que conforman un sitio ritual que según cuentan los pobladores era usado por sus ancestros como lugar que utilizaban los chamanes para traspasarle los poderes curativos al nuevo shaman. Se dice además que al ser construida la carretera nacional, quienes hacían rituales en este lugar optaron por abandonarlo y dejarlo como testimonio de lo que allí practicaban. Se encuentra en un claro en medio de vegetación espesa y su estado de conservación es bueno a pesar de ser un hito expuesto a la intemperie.

Monumento Natural Piedra Pintada

En la ribera derecha del río Orinoco, al sur de Puerto Ayacucho y a 14 Km del río se encuentra esta inmensa piedra negra, de formación granítica que tiene grabados petroglifos de gran antigüedad. Abarca una superficie de 1425 hectáreas. A unos 250 metros de altitud, en la cara occidental, en una zona amplia se encuentran grandes petroglifos de imágenes talladas en la piedra que ocupan un área aproximada de 49 m de largo por 67 m de ancho y entre las figuras destaca un inmenso caimán y luego una gran serpiente de más de veintiséis metros de largo denominada la gran serpiente de Piedra Pintada o Cerro Pintao, como también se le conoce. La imagen de la serpiente de cabeza rematada en forma triangular o de punta de flecha rodea la figura del gran caimán y a ambos lados se puede apreciar un hombre, un pájaro, una escolopendra enorme y extrañas figuras que mezclan las imágenes de hombres y animales y que se pueden disfrutar a través de caminatas guiadas. También hay servicios dirigidos de caminatas para observación de la naturaleza. Esta gigantesca formación rocosa de 123 m.s.n.m y cuya antigüedad se calcula entre 3000 a 5000 años, fue declarado monumento natural en 1992. El conjunto de petroglifos da nombre a la piedra y a la comunidad cercana a las faldas de este cerro, ubicada a la altura del sector Montaña Fría, en la carretera Puerto Ayacucho hacia Samariapo, denominado caserío de Pintao y al que se llega por veredas apenas visibles. Desde ahí se puede llegar a la gran pared de roca sólida que se encuentra salpicada de marcas hechas por chorros de agua de lluvia en la que se aprecian los petroglifos descritos. En las últimas tres décadas se ha constituido en uno de los principales atractivos turísticos de la zona. Una de las características resaltantes de estos petroglifos es que fueron talladas en esta pared de roca granítica a una altura considerable respecto al suelo.

Al monte Pintao se asocia un monte secundario conocido como Cerro Pintadito, que también recibe el nombre de Cerro Pirari-Ame o Cerro Paramán o Cerro Suripana además de encontrarse otro cerro llamado Cerro Paloma. El terreno que circunda estos cerros es de sabana, principalmente con presencia de bosques densos y pantanos. En este conjunto de cerros se conocen 14 sitios estudiados por diversos investigadores desde el siglo XIX hasta el presente. Estudios recientes realizados por Perera, Sujo y Green indican que Cerro Pintado como Cerro Pintadito y Cerro Paloma presentan paneles abiertos de petroglifos, varias pictografías, cuevas con cementerios prehispánicos, cuevas utilizadas como cementerios históricos o modernos por los pobladores indígenas actuales. Los petroglifos principales que le dan el nombre al cerro se ubican en varios lados de las piedras y presentan elementos repetidos, en similares combinaciones, en varios grabados de gran tamaño. Estos grabados constan de representaciones de animales varios como culebras gigantes en posición vertical u horizontal, tortugas, peces, aves, formas humanas; también se evidencian figuras tipo escaleras y figuras geométricas diversas desde círculos a cuadrados con líneas rectas y curvas y sus combinaciones. Varios autores interpretan al conjunto completo de grandes petroglifos como el nacimiento de la vida bajo la influencia del sol como deidad y bajo la influencia de la culebra como el espíritu del mal o de las relaciones humanas terrenales. Las pictografías presentes en las paredes de las cuevas, grutas y abrigos al igual que los petroglifos consisten de la repetición y combinación de representaciones en colores anaranjados, negros y blancos de humanos, animales, corazones, figuras y diseños geométricos simples, también se puede observar representaciones de la cruz cristiana indicando los principios del dominio cristiano en la zona. Es de considerar que los petroglifos y las pictografías datan de diversas épocas, indicando una reutilización continua del sitio. Las cuevas son un cementerio prehispánico por su ajuar cerámico similar al Saladoide del Orinoco y por los diversos artefactos asociados y se estima que tuvieron una ocupación entre el 350 D.C -1150 d.C. Sin embargo a partir del conjunto completo de evidencias arqueológicas es probable que el Cerro Pintado y sus adyacencias geográficas tuvieran una ocupación humana desde el 6000 A.C hasta el presente como lo indica la presencia de pictografías representando cruces cristianas y cementerios actuales con ajuar cerámico modernos.

Monumento Natural Piedra la Tortuga

Es un afloramiento granítico perteneciente a la Serranía del Parhuaza, constituido por rocas ácidas del Precámbrico de origen magmático, con una edad aproximada de 1.500 millones de años. Formación zoomórfica con vegetación litófila, que abarca una superficie de 525 hectáreas. Vista desde lejos, al acercarse en helicóptero o por carretera, se divisa esta mole de piedra hace algunas décadas resaltaba por su figura en forma de tortuga, hasta que se le dio la importancia que se merecía por sus valores botánicos, turístico y científicos. Aquí se encuentra el petroglifo más grande conocido en el país, así como cuevas y cementerios de antiguas poblaciones indígenas, con una gran variedad de pinturas rupestres.

Sitios Funerarios Piaroa

Los primeros piaroas depositaban sus muertos en una caverna del Cerro Gallo. A su alrededor se encuentran plantas de moriche, ceje, cucurito, manaca y animales como dantas, lapas, pajuis, gallinetas y picures, entre otras especies.

 

 

Custom Search